¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Hamilton, más que un simple piloto: «Quiero ser el más puro de todos»

    Hamilton, más que un simple piloto: «Quiero ser el más puro de todos»
    Lewis Hamilton, siempre reivindicativo.
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    Hace años que Lewis Hamilton busca convertirse en algo más que un simple competidor exitoso: el heptacampeón quiere dejar un legado dentro y fuera del coche de carreras. Este es su enfoque.

    Lewis Hamilton se ha convertido, con el tiempo, en uno de esos deportistas que no deja indiferente a nadie. No sólo por sus éxitos deportivos, sino por su forma de ser y ver la vida. El paso de los años ha ido moldeando su carácter y, según sus propias palabras, ahora busca mucho más que ganar carreras.

    Una filosofía que también aplica dentro del monoplaza, donde busca que todo lo que consiga sea indiscutible desde el punto de vista del mérito y el merecimiento. «Así es como mi padre me crió, me dijo que siempre hablara en la pista. Sufrí bullying cuando era niño, tanto en la escuela como en los circuitos, y queríamos vencerlos de la manera correcta, no porque un coche se chocara».

    «Tengo 2.000 personas detrás de mí y no puedo tomar una decisión egoísta»

    «Así, no se puede negar que eres mejor. Si tienes colisiones, pueden decir: “Oh, sí, pero sucedió esto, es una táctica que tiene ese piloto. Quiero ser el más puro de los pilotos, a través de la velocidad, del trabajo duro y la determinación, de modo que no se pueda negar lo que he logrado», afirma Lewis Hamilton en una entrevista concedida a diversos medios internacionales.

    Max Verstappen

    Pero, si bien eso ha sido sencillo en los últimos años, en los que el único rival por el título era su compañero de equipo, en 2021 las cosas han cambiado radicalmente y Hamilton debe buscar esa pureza mientras se enfrenta al piloto más complicado y desafiante de la parrilla: Max Verstappen.

    El neerlandés destaca por ser implacable, en cierto modo al estilo de Michael Schumacher, dispuesto a llevar cada situación al límite. «En lugar de darle a alguien el beneficio de la duda, tienes que saber que eso es lo que va a suceder», apunta Hamilton al ser preguntado por Verstappen y una posible colisión.

    «Siempre tienes que estar preparado para evitar una colisión a toda costa, incluso si eso significa irse largo, porque al final lo que quieres es terminar la carrera, ¿verdad? Creo que he sido bastante decente en la mayoría de los escenarios. No siempre puedes hacerlo perfecto», admite.

    «Hay otros pilotos que son agresivos y respetuosos de diferentes maneras, Max no es el único piloto contra el que he corrido que es así. Nuestra educación es la razón por la que actuamos de la manera en que lo hacemos, bien o mal. Así que trato de entenderlos para poder apreciar más quién es ese personaje con el que estoy compitiendo», reflexiona.

    Este año, ambos han tenido varios encontronazos en la pista, destacando el accidente de Silverstone en el que Verstappen acabó contra las protecciones a más de 200 km/h o el de Monza, en el que Hamilton vio como su rival se subía encima de su Mercedes.

    «Si vas por el exterior, retroceder es la opción sensata casi todo el tiempo, con el fin de ver el final de la carrera. Si vas por el interior, hay escenarios en los que realmente creo que estaba en lo correcto. Estoy casi rueda a rueda con el coche. En Silverstone, por ejemplo, mira las imágenes: mi rueda delantera estaba junto a su rueda delantera», defiende.

    «Y en ese escenario, si hubiera tomado el enfoque de Max en Brasil, simplemente habría mantenido el acelerador y me hubiera salido a la escapatoria para luego mantener la posición, ¿habrían investigado la acción allí? A veces esa es la ruta que tienes que tomar. Tienes que ser el más inteligente», señala el piloto de 36 años.

    «A veces pierdes puntos al hacer eso, seguro, pero no se trata solo de mí. Tengo 2.000 personas detrás de mí y no puedo tomar una decisión egoísta. No terminar le cuesta a todo mi equipo bonificaciones potenciales al final del año, todo el trabajo duro que tienen que hacer, los daños en el coche. Yo también soy consciente de esas cosas», concluye, apelando a la necesidad de representar dignamente a un equipo en el que miles de empleados trabajan con el mismo objetivo.

    Fuente: Autosport / Fotos: Mercedes AMG F1