¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Magnussen: "Yo no he tenido problemas de frenos"

    David Plaza
    David Plaza

    A diferencia de su compañero de equipo Romain Grosjean, Kevin Magnussen afirma no tener problemas con los frenos Brembo que utiliza Haas.

    El piloto francés ha solicitado repetidamente al equipo que cambie a Carbone Industrie, pero el danés cree que es cuestión de trabajar para mejorar el resultado.

    La confianza es primordial para todo piloto de competición y, en el caso de los frenos, casi se convierte en un acto de fe. Y en este sentido, Kevin Magnussen y Romain Grosjean sienten cosas totalmente opuestas con los frenos Brembo que utiliza el equipo Haas.

    Por un lado, el francés critica la falta de consistencia del producto ofrecido por Brembo y ha solicitado al equipo estadounidense que comience a trabajar con Carbone Industrie, con los que ya realizó una prueba el pasado año en el Gran Premio de Brasil.

    Por otro, Kevin Magnussen afirma no haber tenido problemas con los frenos, aunque reconoce que necesitan un proceso de adaptación. "La gente pregunta por los problemas de frenos de nuestro coche, pero yo no he tenido ninguno. Estoy razonablemente contento con los frenos, pero todavía estoy en el proceso de aprender sobre el coche, de familiarizarme con él y de llevarlo al límite. Cuando logras eso cometes más errores y tienes más problemas, obviamente, pero hasta ahora ha ido bastante bien", comentó el piloto danés en declaraciones a BT.

    Magnussen explica que los sistemas de frenado de un Fórmula 1 son bastante complejos y que no se trata simplemente de un disco y unas pinzas, sino que entran en juego sistemas como el brake by wire o el reparto de frenada que lo complican todo. “Los coches de Fórmula 1 son muy complejos, no se trata de un freno simple. Hay muchas opciones, puedes cambiar el reparto de frenada, su equilibrio. Hay muchos sistemas con los que se puede trabajar, por lo que no es sólo cuestión de las pinzas de freno, hay muchas cosas que necesitan ser perfectas y no hemos llegado a eso todavía, pero seguimos trabajando en ello”, aseguró el piloto procedente del equipo Renault.

    Las salidas decidirán carreras

    Otro de los temas que este año prometen ser objeto de numerosos comentarios es el de las salidas, pues el reglamento se ha endurecido aún más y los pilotos tendrán que apañárselas sin la ayuda de los ingenieros. “Todo depende de nosotros a la hora de controlar el patinaje de las ruedas y el deslizamiento del embrague, es un reto mucho mayor de lo que lo era antes, así que veremos diferencias en Melbourne, estoy seguro”, afirmó Magnussen.

    El piloto danés explica que ahora el piloto debe calibrar sin ayuda el punto adecuado para soltar el embrague, arriesgándose a perder potencia o crear excesivo patinaje y, por tanto, perder varias posiciones en la arrancada. “Cuando las luces se apagan, tenemos que sentir lo que está pasando, soltar el embrague en el punto correcto. Antes sólo teníamos que soltarlo en un punto entre el 10 y el 80%, todo dependía de los ingenieros. Ahora depende completamente de nosotros, el reto es conseguir la cantidad adecuada de par sin sobrepasar el límite de deslizamiento de las ruedas”, finalizó diciendo Magnussen.

    Fuente: BT / Fotos: Haas F1