¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Leclerc insiste: Ferrari debe olvidarse de McLaren para volver a ganar en 2022

    Charles Leclerc precede a uno de los McLaren en Silverstone.

    Pasadas diez carreras de la temporada 2021, McLaren y Ferrari se han destacado como únicos aspirantes al tercer puesto del campeonato de constructores. Pero en Maranello no quieren perder de vista el objetivo real.

    A lo largo de la temporada hemos hablado en muchas ocasiones de la dificultad estratégica de la presente campaña, pues la llegada del nuevo reglamento técnico en 2022 obliga a los equipos a destinar una gran cantidad de recursos a la concepción del nuevo monoplaza.

    En el caso de algunos equipos, 2022 toma aún más importancia, pues supone la oportunidad de avanzar en la parrilla. Es el caso de Ferrari, que tras un 2020 nefasto debe reencontrarse con el camino de la victoria y las buenas sensaciones de este año no deben apartarle del objetivo real de un equipo con tanta historia.

    «Todos tenemos claro que 2022 será una gran oportunidad»

    Así lo piensa también Charles Leclerc, que a pesar de las dos poles de Mónaco y Bakú y de haber luchado por la victoria en Silverstone tiene claro que Ferrari debe apostarlo todo a la temporada que viene.

    «Si tuviera el contrato delante de mí diciéndome que sacrificamos 2021 por un 2022 competitivo, estaría encantado de firmarlo, pero nadie tiene esta garantía, desafortunadamente», señala el piloto monegasco.

    «Estoy presionando al equipo para que se centre más en 2022 y creo que todos tenemos eso claro. 2022 será una gran oportunidad para todos. Estos coches nuevos van a permanecer durante muchos años después de eso», recalca.

    Silverstone, una anécdota

    Por todo ello, el extraordinario rendimiento de Silverstone invita a Leclerc a mantener el optimismo, pero sin perder de vista que el tercer puesto del campeonato de este año no es más que un premio de consolación.

    «Este año, ok, seguimos luchando con McLaren por el tercer puesto en los constructores, pero al final sabemos que nuestro objetivo es luchar por la primera posición lo antes posible. Y esto será a partir de 2022, no este año», insiste Leclerc. «Así que estaré encantado de renunciar al tercer lugar en los constructores en 2021 para luchar por el primero en 2022».

    El duelo entre McLaren y Ferrari está siendo muy interesante este año.

    «Sí, Silverstone fue increíble, pero no deberíamos dejarnos llevar. A pesar de que tuvimos un muy buen día no olvidamos lo que pasó en Paul Ricard. Todavía lo estamos investigando, todavía estamos tratando de entender el 100% de ese tema y cuando lo hagamos seremos un equipo mucho más fuerte», espera el monegasco.

    «Siempre que alcanzamos nuestro mejor momento, podemos luchar por grandes cosas. Sentó bien estar luchando de nuevo por el liderato, estoy muy contento con lo que hemos mostrado. No pensábamos que teníamos coche para pelear, sobre todo con los problemas que tuvimos en el primer relevo con los cortes de motor, que se alargaron un poco durante la carrera», declara el piloto de Ferrari

    McLaren, un dolor de muelas

    Tras la disputa de 10 Grandes Premios, McLaren ostenta la tercera posición del campeonato de constructores con 163 puntos, 15 más que Ferrari. El equipo británico ha sabido asimilar bien el cambio al motor Mercedes y el propulsor alemán se ha convertido en una de sus mejores bazas en las carreras.

    Carlos Sainz lo sabe bien, pues en varias ocasiones no ha podido transformar su mejor ritmo de carrera en un adelantamiento a los coches naranjas de su antiguo equipo.

    «Desafortunadamente, me ha pasado un par de veces que me he quedado detrás de un McLaren y no soy capaz de pasarlo», lamenta el piloto español. «No es noticia, tienen una velocidad punta muy alta y potencia en la salida de las curvas. Probablemente es uno de los coches más difíciles de adelantar».

    En Silverstone volvió a ocurrir y una parada lenta en boxes generó aún más frustración en Carlos Sainz. «Logramos superar a Ricciardo con un ritmo muy fuerte durante las vueltas más limpias, pero desafortunadamente después de la parada lenta en boxes me quedé detrás de él de nuevo».

    «Con el neumático duro era aún más difícil, porque sentía que el neumático no podía tomar la carga del aire sucio a alta velocidad y yo subviraba mucho más, no podía seguirle el ritmo en la alta velocidad», concluyó el piloto español.

    Con poco más de media temporada por delante, la disputa entre los dos equipos más exitosos de la historia de la Fórmula 1 promete seguir brindándonos grandes momentos en la pista.

    Fuente: Beyond The Grid | Autosport / Fotos: Scuderia Ferrari