¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Penske valora nuevas carreras para Indianápolis y la F1 es una de ellas

El nuevo propietario de la IndyCar y del circuito de Indianápolis ha anticipado que el mítico trazado estadounidense ampliará su oferta de eventos.

Entre las principales opciones se encuentran las carreras de resistencia y la Fórmula 1, que ya visitó el 'Brickyard' entre 2000 y 2007.

Indianápolis ya albergó la Fórmula 1 recientemente, entre 2000 y 2007.

Roger Penske protagonizó la noticia bomba, posiblemente de la década en el automovilismo estadounidense, al anunciar que Penske Corporation había adquirido las IndyCar Series y el Indianapolis Motor Speedway, sede de las míticas 500 Millas de Indianápolis.

Posteriormente, el dueño de una estructura que opera en múltiples campeonatos a nivel internacional, compareció ante la prensa para desarrollar los pormenores de la operación, siendo preguntado por la posibilidad de darle a Indianápolis un enfoque más polivalente.

"¿Para qué podemos usar este circuito?”, comenzó preguntándose Roger Penske. “¿Podemos organizar una carrera de 24 horas? ¿Podemos acoger una carrera de Fórmula 1? Indianápolis es un gran activo”, afirmó al respecto.

Penske recordó que la llegada de la NASCAR en los años 90 abrió la puerta de otras disciplinas al óvalo estadounidense, por lo que está dispuesto a explorar todas las vías que las características del circuito permitan. “Una vez que se rompió la tradición de traer la carrera de NASCAR -que obviamente vamos a mantener a lo grande porque llevan 27 años corriendo aquí (desde 1994 se celebra la Brickyard 400)-, analizo todas las posibilidades para ver qué podemos hacer.

¿Podemos acoger una carrera de Fórmula 1? Indianápolis es un gran activo”

Para albergar la Fórmula 1, Indianápolis construyó a finales de los 90 el infield, una porción del circuito que discurre por el interior del óvalo y que conecta con él en la recta de meta, posibilitando así la llegada de la categoría entre 2000 y 2007. Por desgracia, la bochornosa edición de 2005, en la que los equipos calzados con Michelin decidieron no participar en la carrera por cuestiones de seguridad -lo que dejó un Gran Premio de seis coches-, dañó gravemente la popularidad de la categoría en Estados Unidos y el contrato no se renovó.

Liberty Media busca actualmente incorporar más Grandes Premios en suelo estadounidense, siendo Miami el principal objetivo, aunque se está encontrando con mucha oposición de los vecinos y autoridades locales.

Fotos: Scuderia Ferrari

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto