¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Marko condiciona la presencia de Red Bull a la llegada de un motor independiente

Desde la llegada de los motores híbridos a la Fórmula 1, Red Bull ha tenido problemas para mantener su nivel y ha dependido en exceso del rendimiento de Renault.

Todo ello deja a Red Bull en una situación delicada y dependiente de terceros, por lo que pide que se simplifiquen los motores para permitir la entrada de suministradores independientes.

La situación de Red Bull es delicada, como lo es la de McLaren o cualquier otro equipo que dependa de un suministrador externo de propulsores. En esta Fórmula 1 el rendimiento del motor es determinante en el resultado final y los equipos que no fabrican sus propias unidades, dependen de que sus socios cumplan su parte o permanezcan en la categoría.

Es por eso que Red Bull quiere eliminar en la medida de lo posible dicha vulnerabilidad, teniendo al menos dos o tres alternativas competitivas entre las que elegir. Actualmente, equipos como McLaren o el propio Red Bull se encuentran a merced de Honda y Renault, careciendo de opciones atractivas si decidieran cambiar de motorista porque Mercedes y Ferrari tienen su propio equipo oficial y nunca suministrarán su mejor producto a un rival directo.

La solución: motores más simples

Helmut Marko, asesor de Dietrich Matezchitz -el fundador de Red Bull-, reconoce por tanto que la presencia del equipo a largo plazo pasa por una fórmula de motores que permita la entrada de suministradores independientes como en su día lo fueron Cosworth, Judd, Hart o Supertec, entre otros. “Para 2021 como mucho, un proveedor de motores independientes tiene que llegar a la Fórmula 1. Es más que necesario y el motor debe ser simple, ruidoso y con un coste menor a los 10 millones de euros. Hablamos de un motor mucho menos sofisticado de lo que tenemos ahora, un simple motor de competición. Hay suficientes compañías que podrían suministrarlos”, afirmó en declaraciones a la web oficial de la Fórmula 1.

El austriaco espera que la FIA y el resto de equipos tomen una decisión que Marko considera responsable y opten por un tipo de motor sencillo y económico para introducirlo en la competición a partir de 2021: cuando finaliza el Pacto de la Concordia y todos los contratos deben ser renegociados. “Esperamos una solución en conjunto con la FIA como muy tarde a finales de año, si no ocurre nuestra presencia en la F1 no está asegurada”.

Fotos: Red Bull Content Pool

Fuente: F1.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto