¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Previo GP Estados Unidos 2014

Arranca el mes que acogerá las tres últimas carreras de la temporada, todas fuera de nuestro continente. En esta ocasión, la Fórmula 1 se desplaza a Estados Unidos. Llega el sprint final para los dos pilotos de Mercedes, que seguirán jugándose el título en una carrera con 18 coches, sin Marussia ni Caterham.

Así llega el Mundial

Quedan tres carreras y 100 puntos por repartirse. Lewis Hamilton, tras cuatro triunfos consecutivos, busca la mejor racha de su carrera y aumentar la distancia con respecto a Rosberg. La ventaja ahora es de 17 puntos, con los 291 de Hamilton y los 274 de su compañero. Tercero, aún con opciones (muy reducidas) matemáticas de ser campeón, aparece Daniel Ricciardo, con 199. El buen momento en el que se encuentra Williams permite a Valtteri Bottas ser quinto, con 145 puntos, dos más que Vettel, que cuenta con 143, y que saca otros dos a Alonso (141). Tras la apretada lucha por el quinto lugar hay un escalón hasta el sexto, que se encuentra a cincuenta puntos. Es Button, que ha acumulado 94 puntos y está distanciado de Hulkenberg (76) y Massa (71). Cierra el TOP10 Kevin Magnussen, que lleva 49 puntos, aunque ve su puesto amenazado por Sergio Pérez y Raikkonen (ambos con 47).

Mercedes se proclamó campeón de escuderías en Rusia, y cuenta ya con 565 puntos. Muy alejado está Red Bull, que con 342 tiene encarrilado desde hace varias carreras el segundo puesto, pese a la mejoría de Williams, que empiezan a distanciarse de Ferrari en el tercer lugar. El equipo británico cuenta con 216 puntos, mientras que el italiano tiene 188. Los del Cavallino parecen fuera de la lucha por el tercer puesto, e incluso temen por el cuarto lugar, ya que Mclaren (143) está a 45 puntos. Los de Woking tienen por detrás, en el sexto puesto, a Force India con 123 puntos. Toro Rosso mantiene los 29, Lotus los 8 puntos de Grosjean y Marussia los dos conseguidos por Bianchi en Mónaco. Sauber busca un golpe de suerte que le permita puntuar en las dos próximas carreras, donde ni Caterham ni Marussia estarán presentes. No parece probable que lo vayan a conseguir.

Un poco de historia

A finales de los años 50, Estados Unidos llegó a la Fórmula 1, y hasta tres circuitos se utilizaron en tres años consecutivos. En 1959, el país norteamericano acogía una prueba del mundial por primera vez, en Sebring (Florida), donde ganó Bruce Mclaren. Al año siguiente, Stirling Moss venció en Riverside (California). Esos trazados no volvieron a ver ninguna carrera de Fórmula 1 y el autódromo Watkins Glen (en Nueva York) recogió el testigo, celebrando esa prueba durante 15 temporadas, con dos accidentes mortales en 1973 y 1974. El de 1975 sería el último gran premio de Estados Unidos celebrado allí. A partir de ese año no se disputó el Gran Premio de Estados Unidos como tal, aunque sí se celebró el Gran Premio del Este de los Estados Unidos, en Watkins Glen y Detroit y el del Oeste, en Long Beach. En 1984 el GP de EEUU volvió, y se disputó en Dallas, antes de pasar en 1985 a Detroit, que se mantuvo hasta 1988.

Tras tres años en Phoenix (de 1989 a 1991), Indianápolis acogió el Gran Premio de Estados Unidos durante los ocho años que van desde el 2000 hasta 2007. En 2012, cinco años después, volvía esta prueba al calendario. Fue en Austin, Texas, en el Circuito de las Américas, tras un acuerdo alcanzado en 2010. Diseñado, como tantos otros, por Hermann Tilke, también én él se disputan pruebas de Moto GP (desde 2013) y otras categorías de automovilismo. El contrato con la Fórmula 1 tiene una duración de diez años. En su primera edición, Fue Lewis Hamilton quien ganó. Pirelli hizo un guiño al país anfitrión colocando a los pilotos en el podio, en lugar de una gorra de su marca, un sombrero tejano. Vettel, que había logrado la pole, fue segundo, quitándose la espina con su triunfo en 2013.

Los números de los pilotos en Austin

Senna y Michael Schumacher ganaron cinco veces en el país que este fin de semana recibe a la categoría reina del automovilismo. Esta será la 36ª edición del Gran Premio de Estados Unidos. Hasta ocho circuitos habían visto carreras en el país norteamericano hasta que, en 2012, debutó el de Austin. Por tanto, con solo dos carreras, las estadísticas son bastante simples. Los únicos pilotos que han ganado allí son Lewis Hamilton (en la carrera inaugural) y Sebastian Vettel (en 2013). Por tanto, las victorias se las reparten entre Mclaren y Red Bull en constructores y Mercedes y Renault en motores. En poles, sin embargo, Vettel tiene el monopolio. Dos de dos, lo que permite a Red Bull y Renault tener pleno en el Circuito de las Américas. En las vueltas rápidas ocurre lo mismo: El tetracampeón (y por lo tanto Red Bull y Renault) es el único que ha inscrito su nombre en Austin.

El alemán lleva dos podios, siendo el único que ha repetido. Los otros que han subido a los escalones del circuito estadounidense son Hamilton, Alonso, Grosjean y Mark Webber. Red Bull acumula tres podios, mientras que Mclaren, Ferrari y Lotus cuentan con uno. Mercedes tiene la posibilidad de estrenarse en poles, victorias y podios. Hamilton puede sumar su quinta victoria consecutiva, algo que no lograron pilotos como Senna, Lauda, Prost, Fangio o Alonso. La escudería de las flechas de plata tiene la posibilidad de sumar tres victorias que le den el récord de mayor número de triunfos en un año, aunque mientras que Mclaren ganó 15 de 16 carreras en 1988, Mercedes lograría 16 en 19 grandes premios, con un porcentaje menor. Sí puede igualar el récord absoluto de Red Bull en cuanto a poles en una temporada. Los de la bebida energética lograron 18 de 19 en 2011 y Mercedes, con 15 actualmente, puede alcanzar el mismo registro. Por otra parte, Hamilton está a una victoria de superar a Nigel Mansell y de igualar a Fernando Alonso en toda su carrera.

Neumáticos, DRS y más

Aunque no sea uno de los circuitos con mayor velocidad media del calendario, el COTA (Circuit of the Americas) gusta a los pilotos y es, de los trazados de última generación, el más atractivo o uno de los más atractivos para los aficionados. La marca Pirelli lleva al circuito de Estados Unidos los compuestos blandos (con la tira de color amarilla) y medios (con la pintura blanca). La marca italiana espera un mejor agarre que en los dos primeros años, y creen que la estrategia adecuada será ir a dos paradas, aunque en 2012 y 2013 Hamilton y Vettel ganaron con un solo cambio de neumáticos. La variación de las temperaturas durante el fin de semana será clave para el comportamiento de las gomas.

Austin verá dos zonas de DRS. El primer punto de detección se encuentra en la recta que une las curvas 10 y 11, y el dispositivo se podrá utilizar en la recta siguiente, la más larga del circuito, en el sector 2, que llega hasta la curva 12. El segundo punto de detección se sitúa en el tercer sector, antes de la curva 19, y el DRS podrá emplearse en la recta de meta. Mientras Carlos Sainz dice merecer el asiento de Toro Rosso más que Verstappen, el holandés será quien se suba al monoplaza en los primeros entrenamientos libres de Austin. Lotus, por su parte, probará durante esa misma sesión un morro simétrico pensando en la próxima temporada. Y, como ya hemos comentado, Marussia y Caterham no disputarán este gran premio, así que la parrilla contará con 18 coches.

Los hombres a seguir

Con el campeonato de constructores ganado, Hamilton y Rosberg no tienen la preocupación de perder puntos en el título por equipos, así que la lucha en el mundial de pilotos será más pura que nunca. 17 puntos les separan a falta de tres carreras (con una de ellas otorgando doble puntuación). Habrá que prestarles atención. Como hemos visto en la sección “números de los pilotos en Austin”, Vettel es el rey de este circuito. Sin embargo, utilizará su sexto motor de la temporada, no disputará la clasificación y saldrá desde el pit-lane, así que la remontada se antoja muy complicada, a pesar de que solo correrán 18 monoplazas.

Bottas y Massa pueden confirmar que Williams se encuentra en un gran momento, y será tarea de Ricciardo intentar frenar su avance y defender la segunda plaza de Red Bull. Alonso y Ferrari parecen estar en tierra de nadie, y habrá que ver si Mclaren vuelve a superarles. Varios equipos seguirán probando cosas para 2015 pero los ojos, principalmente, estarán sobre los dos hombres que se están jugando la corona de 2014.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto