¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Red Bull pide a la F1 que no se obsesione en contentar a los fabricantes

    Red Bull pide a la F1 que no se obsesione en contentar a los fabricantes
    Christian Horner, director de Red Bull Racing
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    Los próximos meses serán cruciales para determinar el nuevo reglamento de motores que debe sustituir al actual en 2025. Y ya existen discrepancias en cuanto al modo de afrontar la situación, especialmente en lo relativo al nivel de electrificación.

    La Fórmula 1 está decidida a continuar por el camino marcado en 2014, cuando dio comienzo la actual era híbrida. Mientras el mundo de la automoción se encamina claramente hacia la electrificación total, la categoría reina considera que lo que hace actualmente la Fórmula E no es lo más adecuado para ella.

    Por tanto, la apuesta parece ir hacia los motores híbridos acompañados de combustibles sintéticos y sostenibles que reduzcan la huella de carbono de la categoría. Y, para atraer a más motoristas, la Fórmula 1 piensa en simplificar la tecnología y hacerla económicamente más accesible.

    «Si sigues la teoría de hacia dónde vayan los grandes fabricantes, la electrificación, entonces podríamos terminar en la Fórmula E»

    Pero Christian Horner considera que es arriesgado plegarse a todas las peticiones o deseos de potenciales nuevos motoristas que finalmente declinen participar en la Fórmula 1 y le pide a la categoría que marque su propio camino pensando en qué es mejor para la competición.

    «Siempre existe ese riesgo. Por lo tanto, no creo que debamos doblegarnos para acomodar a un fabricante específico», afirma el director de Red Bull, que en 2022 pasará a convertirse en motorista. «Lo que tenemos que hacer es llegar a algo que sea adecuado para la Fórmula 1, que sea adecuado para el futuro a largo plazo del deporte. Hemos visto a los fabricantes ir y venir a lo largo de generaciones».

    Horner apuesta por motores más tradicionales, ruidosos y emocionantes, algo que Toto Wolff considera cosa del pasado. Mercedes, como gran fabricante que es, piensa en la Fórmula 1 como plataforma de promoción para la tecnología que se ve en los concesionarios.

    «El factor más consistente obviamente ha sido Ferrari, que ha estado ahí desde el principio. La pregunta fundamental es a dónde quiere ir la Fórmula 1. Si sigues la teoría de hacia dónde vayan los grandes fabricantes, la electrificación, entonces podríamos terminar en la Fórmula E dentro de unos años», alerta el británico.

    «Ahora eso no es Fórmula 1. La Fórmula 1 para mí tiene que ver con el ruido, con el entretenimiento, con los coches más rápidos del mundo», reitera.

    Fuente: FIA / Fotos: Red Bull Content Pool