¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Red Bull Ring descarta el GP de Austria en dirección contraria

    Red Bull Ring descarta el GP de Austria en dirección contraria
    La idea de ver una carrera en sentido contrario no se llevará a cabo en Austria.
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    La Fórmula 1, la FIA y el circuito austriaco han estudiado establecer un cambio radical para la segunda cita del calendario en Austria, pero finalmente la idea ha sido descartada a consecuencia del excesivo gasto que supondría.

    La Fórmula 1 está haciendo malabares para mantener un calendario de 23 Grandes Premios este año y, tras la confirmación de la cancelación del Gran Premio de Singapur, hemos sabido que también se han estado realizando movimientos para intentar evitar la monotonía en las citas dobles en un mismo circuito.

    Ya en 2020, tres fueron los circuitos que albergaron dos carreras consecutivas: Red Bull Ring, Silverstone y Sakhir. El primero acogió una prueba sobre seco y otra sobre mojado, mientras que en el segundo se escogieron diferentes compuestos de neumáticos para cada evento. En el tercero, la polivalencia del complejo permitió dos trazados diferentes.

    De cara a este año, el Red Bull Ring ha estudiado ir un poco más allá y ver la posibilidad de celebrar la segunda carrera en sentido contrario, algo inédito en la historia de la Fórmula 1. Sin embargo, dicho plan ha tenido que ser finalmente desechado.

    «Junto con la FIA, creamos un plan para ver si se podía pilotar en dirección contraria», ha confirmado Helmut Marko. «Había dos puntos complicados. En la curva 3, frenar sobre una cresta hacia la nada. Y en la salida de la curva, un coche podría volar hacia el público sin protección específica. Los coches habrían ido cuesta abajo hacia la curva a alta velocidad». Solucionar esto acarrearía unos costes que el circuito no está dispuesto a asumir.

    De igual modo, también se valoró utilizar una extensión del circuito entre las curvas 1 y 3 hacia la parte antigua del mítico Österreichring, pero finalmente se determinó que fracasaría a consecuencia de la oposición de los vecinos, ya que sería complicado cumplir con la normativa sobre ruidos.

    Así las cosas, se ha optado por elegir unos compuestos de neumáticos un paso más blandos para la segunda carrera. Demasiado blandos, piensan algunos equipos. «Nadie tocará el neumático C5», predicen los ingenieros.

    Fuente: Auto Motor und Sport / Fotos: Red Bull Content Pool