Ross Brawn da más claves sobre cómo será el nuevo motor de la F1

  • El Director Deportivo de la Fórmula 1 trabaja para conseguir un motor más barato, simple y pasional.
  • Ross Brawn también ha explicado cómo quiere que la parte híbrida contribuya al espectáculo y la necesidad de restar influencia en los resultados deportivos.

Cuando Ross Brawn habla, es casi obligatorio escuchar con atención porque sin duda se trata de una de las mentes más privilegiadas de la historia de la Fórmula 1. Y sin duda es un privilegio tener al ingeniero británico al servicio de la categoría y, por extensión, de los aficionados a la misma.

Brawn es el actual Director Deportivo de la Fórmula 1 y, como tal, se encuentra inmerso en las negociaciones sobre el nuevo motor que la Fórmula 1 implementará en 2021 o, si existe unanimidad al respecto, 2020. Dicho motor, tal y como han dicho los directamente relacionados en varias ocasiones, será más sencillo, barato y ruidoso.

El actual motor es un ingenio tecnológico sobresaliente, pero obliga a un desarrollo de costes muy elevados y plantea un reto excesivamente complejo a las marcas, con Renault y sobre todo Honda sufriendo lo indecible para dominarlo. “Mercedes ha hecho un trabajo fabuloso y sólo Ferrari este año les ha alcanzado en cuanto a ofrecer una gran competición. Así que necesitamos un reto técnico con el motor que sólo esté al alcance de tres o cuatro equipos. Por tanto, hemos aprendido muchas lecciones con el motor actual”, afirmó Brawn en unas declaraciones recogidas por RACER durante el evento F1 Live London.

Brawn comentó que las reuniones sobre el nuevo motor, que cuentan con 37 interlocutores, incluyen a fabricantes de todo tipo. “Estamos debatiendo con los fabricantes de motores y coches, así como con algunas de las compañías de ingeniería como Cosworth o Ilmor, auténticos puristas de la competición. Así que un gran debate”.

No es cuestión de encontrar un punto intermedio y tibio para no ofender a nadie

Pero eso no implica que se esté buscando un punto intermedio, sino la mejor solución para el futuro de la Fórmula 1. “No es cuestión de encontrar un punto intermedio y tibio para no ofender a nadie, porque no creo que sea la mejor solución. La Tecnología híbrida probablemente se mantenga porque proporciona relevancia y compromiso con los fabricantes. Pero, ¿podemos darle una vuelta y darle calidad táctica, de modo que en una carrera en la que haya capacidad para utilizar mucho la batería se pueda intentar sacar ventaja de ello?”.

Para ilustrar dicha cuestión, Ross Brawn pone como ejemplo lo sucedido en el Gran Premio de Azerbaiyán, en el que Valtteri Bottas consiguió la segunda plaza al adelantar casi sobre la línea de meta a Lance Stroll. “Esto no es ampliamente conocido, pero Valtteri (Bottas) adelantó a Stroll en Bakú porque guardó su batería para utilizarla en la última sección. Le dio un uso táctico. Deberíamos haber sabido eso en la televisión, deberíamos haberlo mostrado. Por tanto, el aspecto híbrido con seguridad podría proporcionar interés en ese sentido”, precisó Brawn.

Motores más pasionales

Una de las peticiones que los aficionados piden sin cesar es la vuelta a unos motores que proyecten pasión e intensidad, un sonido que provoque admiración a su paso. “Tenemos muchos aficionados que quieren de vuelta los motores atmosféricos y lo que tenemos que hacer es preguntarnos: ‘¿Por qué?’ Y es porque crea más emoción con el sonido y las (altas) revoluciones”.

Por tanto, Brawn trabaja para recuperar todo ello, pero sin perder la variable híbrida, que es la que mantendrá conectada a la Fórmula 1 con las tendencias actuales de la automoción. “Así que, ¿podemos crear un motor híbrido que tenga el sonido, las revoluciones y ese atractivo? Creo que los fabricantes envueltos en la Fórmula 1 saben que es el elemento clave, porque necesitan una Fórmula 1 exitosa. No es bueno contar con un ejercicio de ingeniería que muestre tu tecnología si nadie la ve”.

Hay que descartar por completo la vuelta a los grandes motores de antaño, pero Ross Brawn considera que lo aprendido con el motor actual servirá para recuperar la esencia de la Fórmula 1 sin renunciar a la innovación. “Los fabricantes se dan cuenta de que tiene que haber un equilibrio a nivel de relevancia, pero también que sea capaz de enganchar a los aficionados. Por tanto, creo que el nuevo motor no va a volver a ser un V12 atmosférico, pero será más emocionante y accesible que el actual”.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×