¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Ross Brawn: "Sería desastroso que Vettel criticase a Ferrari"

    El antiguo jefe de Ferrari y Mercedes considera que la Scuderia necesita enfocar el desarrollo con calma "James Allison es excelente. Si le dan tiempo, obtendrán resultados" La forma de actuar y manifestarse públicamente de Vettel le recuerda a la de Michael Schumacher.

    En una entrevista concedida a Sky Sports F1 durante el pasado Festival de la Velocidad de Goodwood, Ross Brawn, ex jefe en Ferrari y Mercedes, ha opinado sobre la situación actual de la Scuderia, que sigue padeciendo los efectos de una sequía de títulos que está próxima a alcanzar la década.

    El equipo italiano no conquista el campeonato de pilotos desde que Kimi Räikkönen lo consiguiese en 2007, y 2008 fue la última temporada en la que se hicieron con el cetro de constructores. Desde entonces, las rachas dominadoras consecutivas de Red Bull y Mercedes han mantenido al equipo dirigido por Maurizio Arrivabene al margen del éxito.

    La llegada de James Allison como jefe del departamento técnico supuso un aliciente fundamental para elevar el nivel tras el bajón de 2014, pero el objetivo primordial, desbancar a Mercedes del lugar más alto del podio, se les ha resistido una y otra vez. Este año, el equipo mantiene a cero su casillero de victorias a pesar de sus numerosos podios, y Red Bull ha recuperado gran parte del terreno perdido respecto a ellos.

    Todo ello ha llevado a la prensa, en especial la italiana, a considerar una situación de crisis en la que incluso el propio Allison, que hace pocos meses se ausentó temporalmente de su trabajo por el fallecimiento de su esposa, estaría planteándose abandonar la nave. Ante los recientes rumores que apuntan a Brawn como una solución de choque para la situación del equipo, el director técnico, ya retirado, considera que Allison es la persona indicada para el trabajo, si Ferrari le da los medios para ello:

    "Tienen gente muy buena, James Allison es excelente. Si le dan los recursos y el tiempo, y le rodean de la infraestructura, con grandes pilotos, obtendrán resultados. Pero no deben sobrereaccionar, y no pueden ser reactivos a lo que digan los medios. Es muy fácil finiquitar el sistema entero, y entonces empieza a ser reactivo en vez de planearse y organizarse adecuadamente"

    La teoría de Brawn es clara: para que el equipo funcione, debe asumir una línea de trabajo sin fechas límite ni presiones, manteniéndose al margen de la prensa, y pone como ejemplo la época triunfal del equipo la pasada década, en la que el trío formado por él mismo, Michael Schumacher y Jean Todt, cobijados bajo la sobra del ex presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, funcionó a base de centrar los esfuerzos.

    "Necesitan un enfoque calmado. Es importante que Ferrari respete aún lo que tiene que hacer, pero lo hacen progresivamente y con tranquilidad. Creo que ese fue un gran éxito en nuestro periodo, Jean Todt y Luca di Montezemolo lo tenían todo bajo control y nos permitían trabajar en el aspecto de la ingeniería y de la competición. Así que creo que es un enfoque tranquilo, con la necesaria planificación y recursos".

    Asimismo, otro de los focos de atención en las últimas semanas es Sebastian Vettel. El piloto alemán ocupa la quinta posición en el campeonato de pilotos, superado en puntos no sólo por su recientemente renovado compañero Räikkönen, si no también por Daniel Ricciardo, y con Max Verstappen a tiro de piedra.

    Algunos medios han comenzado a especular acerca de un deterioro en la relación entre piloto y equipo, pero Vettel se ha mantenido correcto y en un tono motivador de cara al equipo de forma pública. Ese enfoque trae a Brawn recuerdos de la forma de actuar y pronunciarse de cara al equipo que tenía Schumacher.

    "Sería desastroso que Seb empezase a criticar al equipo externamente. Estoy seguro de que, si se parece en algo a Michael, es muy fuerte a nivel interno. Está defendiendo al equipo, no está siendo abiertamente crítico, no está dando las cosas por acabadas, así que creo que está tomando el enfoque correcto".