¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Técnica F1[Vídeo] F1 2019: análisis técnico del GP de Alemania

    Varios equipos introdujeron novedades relevantes en Hockenheim, la mayoría de ellas para paliar defectos sufridos durante la primera mitad del año.

    Mercedes, Williams y Force India destacaron por encima del resto, pero Toro Rosso también presentó novedades dignas de mención.

    El parón veraniego se acerca y los equipos de la parrilla intensifican el ritmo de desarrollo de sus monoplazas para llegar al tiempo de descanso forzado con la posibilidad de comenzar a destinar más recursos al proyecto de 2020.

    Será en septiembre cuando muchos de ellos darán por finalizado el trabajo en fábrica en lo relativo a 2019, volcando así todos sus esfuerzos en evolucionar el monoplaza del año que viene, que ya se encuentra en pleno proceso de diseño y análisis.

    Williams

    El mítico equipo británico está pasando por uno de los peores momentos de su historia, pero no se rinde y sigue buscando el modo de reconducir la situación con un monoplaza que en la primera mitad de la temporada no ha podido acercarse siquiera al resto de competidores.

    Con la esperanza de dar un paso adelante, Williams presentó una profunda revisión de la zona intermedia del coche como complemento a la primera batería de novedades vista en Silverstone. En esta ocasión los cambios llegaron en los bargeboards, con la implementación de un boomerang (1-verde) asociado al elemento más adelantado del deflector lateral.

    También cambió el elemento vertical más atrasado (2-morado) y el grupo de ocho perfiles verticales (3-amarillo), todos ellos vitales para tratar con eficacia el flujo aerodinámico proveniente del alerón delantero. Asociado a todo ello, también son novedad cuatro elementos en la base del bargeboard: dos horizontales inclinados (4-rojo) y dos verticales (5-azul) junto al monocasco.

    Finalizando con Williams, vemos también cambios en el lateral del suelo del coche, en el que han cambiado por completo los cortes (6-verde) que buscan mantener protegido de las turbulencias el canal inferior de flujo que alimenta al difusor.

    Además, el endplate del alerón trasero ha visto modificados tres elementos. La zona superior incorpora los perfiles curvados (7-rojo) que ya son tendencia en muchos equipos, la zona media incorpora tres elementos colgantes (8-amarillo) que popularizó McLaren, y la zona inferior cuenta ahora con cuatro desviadores de flujo (9-azul).

    Toro Rosso

    La zona intermedia de la parrilla está muy disputada y pocos son los equipos que han encontrado una regularidad lo suficientemente sólida como para puntuar asiduamente. Toro Rosso es uno de los equipos que ha alternado luces y sombras y en Hockenheim presentó una remodelación de la zona intermedia del coche.

    Por un lado, el bargeboard incorporó el boomerang (11-amarillo) ya visto en muchos otros equipos, asociado además al perfil horizontal intermedio del deflector lateral (10-verde), que ha ganado longitud para ello. También, el suelo del coche ha incorporado tres perfiles verticales (13-rojo) similares a los que probó Red Bull semanas atrás.

    Racing Point

    La primera temporada completa del equipo ahora propiedad de Lawrence Stroll no está transcurriendo según lo esperado debido a la herencia de Force India, que en 2018 vivió sus peores momentos económicos y a consecuencia de ello el desarrollo del coche de este año se vio muy perjudicado.

    Pero poco a poco Racing Point intenta solucionar las limitaciones del RP19 y en Hockenheim presentó una versión aligerada y modificada aerodinámicamente. El cambio más notable es el rediseño de la carrocería (14-verde) desde la entrada de aire de los pontones hasta la suspensión trasera, que además ha abandonado el tradicional sistema de undercut acusado en su base para seguir la tendencia iniciada en su momento por Red Bull: estrechar la parte superior del pontón y crear una cascada en dirección a la base del mismo en su unión con el suelo.

    Además, el retrovisor y su soporte han sufrido un cambio total (15), ahondando en la tendencia de separar la estructura central del mencionado soporte para obtener beneficios aerodinámicos con ello.

    Mercedes

    El equipo dominador de la temporada cuenta con un amplio margen sobre Ferrari y Red Bull en el campeonato, pero eso no le impide seguir buscando mejorar su Mercedes W10. Tras los problemas de exceso de temperatura surgidos en Austria, los ingenieros del equipo alemán han preparado una serie de modificaciones en el sistema de refrigeración para combatir con mayores garantías las altas temperaturas propias del verano en Europa.

    Además, se han modificado los deflectores laterales del coche, incorporando un perfil curvo (16-verde) en la zona superior del pontón y agrandando el ya existente en la intermedia (17-rojo). Adicionalmente, los elementos de unión (18-azul) con el deflector más adelantado han sido rediseñados por completo para mejorar la gestión del flujo proveniente de los endplates del alerón delantero y la rueda delantera. El retrovisor (20) también ha cambiado, adoptando una forma más parecida a la de la tendencia actual ya implementada en muchos otros equipos.

    Finalizando con el alerón trasero, éste también incorpora los perfiles curvados (19-amarillo) que son tendencia este año. En este caso se trata de seis elementos que cubren dos tercios del endplate.