¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Williams teme que la cancelación de las carreras comprometa su supervivencia

    Williams pasa por su peor momento y el coronavirus no ayudará a su recuperación.Williams Racing

    La Fórmula 1 ya ha cancelado o aplazado los primeros siete Grandes Premios de la temporada, lo que sin duda minará los ingresos.

    Muchos equipos dependen directamente de dichos ingresos para completar su presupuesto anual, por lo que existe preocupación entre los más modestos.

    Ya se han cancelado los Grandes Premios de Australia y Mónaco, mientras que las citas de Bahréin, China, Vietnam, Países Bajos y España esperan poder celebrarse en fechas alternativas. Posiblemente la de Barcelona acabe siendo cancelada también y eso preocupa a los equipos, cuyo reparto de beneficios depende en gran medida del dinero que los promotores de las carreras pagan cada año.

    Uno de los equipos más necesitados es Williams, que pasa por el peor momento de su historia y no dispone de una economía excesivamente boyante, por lo que un recorte de 15 o 20 millones de dólares podría comprometer muy seriamente su futuro. A ello se le suman posibles pérdidas provenientes de los patrocinadores y el descenso de la actividad en Williams Advanced Engineering, filial tecnológica y de ingeniería del equipo británico.

    «¿Qué sucede con el dinero de los premios? Si disminuye, obviamente sería increíblemente difícil de manejar»

    «Supongo que la consideración principal para cualquier equipo es la fabricación, porque no se pueden fabricar piezas en casa. Si tenemos que cerrar nuestra fábrica, puede ser increíblemente difícil», explica Claire Williams en declaraciones a Autosport. «También hay que considerar que si no vamos a las carreras, ¿qué sucede con el dinero de los premios? Si eso disminuye, obviamente sería increíblemente difícil de manejar. En este momento sólo esperamos que no sea el caso. Estamos teniendo conversaciones con los seguros por si así fuera, pero no es una situación fácil de manejar. Estamos en conversaciones en este momento».

    La directora adjunta de Williams se muestra igualmente preocupada por los salarios de los empleados, que en un equipo modesto de Fórmula 1 superan los 350 efectivos. «Todavía tenemos salarios que pagar. En la mayoría de los equipos la factura salarial es su mayor proporción de gastos mensuales», admite.

    Medidas de seguridad

    Independientemente del aspecto económico, Williams ha tenido que adoptar medidas de contención frente al coronavirus para evitar verse afectado. «Obviamente, como en todos los negocios responsables, monitorizamos la situación muy de cerca. Tenemos un comité directivo en Williams desde hace un par de meses para asegurarnos de que estamos actuando de manera responsable y salvaguardando a todos los que trabajan en Williams, haciendo lo necesario en base a la orientación de la Organización Mundial de la Salud. Y eso es todo lo que podemos hacer en este escenario», señala Claire Williams.

    Por el momento, el único equipo que se vio directamente afectado por el coronavirus fue McLaren, aunque los miembros aislados en Australia ya se encuentran libres de infección. Williams, por su parte, intenta anticiparse a los problemas tomando medidas de precaución. «No tenemos ningún caso en Williams, pero tenemos que asegurarnos de salvaguardar nuestro negocio. Y eso llega con una serie de diferentes medidas para asegurarnos de tener la capacidad de trabajar a distancia si necesitamos enviar a nuestra gente a casa», concluye.

    Fotos: Williams Racing

    Fuente: Autosport

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto