¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Cummins presenta el primer motor de combustión interna universal

Cummins presenta el primer motor de combustión interna universal
Detalle del nuevo motor Cummins de 15 litros de cilindrada de gasCummins
Fran Romero
Fran Romero4 min. lectura

Los combustibles sintéticos y las posibilidades que ofrece el hidrógeno se han convertido en una de las soluciones que los fabricantes de coches y proveedores están investigando para mantener la combustión más allá de 2035. Cummins, uno de los principales fabricantes de motores del mundo, acaba de presentar un nuevo bloque de combustión universal.

Hay informes alemanes que apuntan la necesidad de una transformación radical del transporte pesado para 2030. Son varios los fabricantes que ya están trabajando en camiones eléctricos o alimentados por pila de combustible de hidrógeno, especialmente porque estos informes señalan que, en la próxima década, se necesitan alrededor de 200.000 unidades con camiones de cero emisiones. Misión harto complicada de conseguir.

Los especialistas de Cummins, uno de los grandes fabricantes de motores para camiones se han sacado de la manga una interesante novedad. Hasta ahora, solo los motores de coches y camiones pueden funcionar con uno o dos combustibles, gasolina, diésel, gas o biodiésel. El fabricante también se ha sumado a las investigaciones de los propulsores de combustión de hidrógeno, como Toyota y otras marcas, pero nunca antes se ha presentado un motor de combustión interna de los llamados universales. Esta es, sin duda, una interesante novedad, pues su nuevo propulsor es capaz de funcionar con cualquier tipo de combustible.

Cummins Hidrógeno
El nuevo motor de Cummins puede funcionar con combustibles fósiles, gas e hidrógeno

Un motor de combustión tradicional alimentado con diferentes combustibles es un importante paso

Fuentes de Cummins han explicado que se trata de una plataforma que utiliza los mismos bloques de motor y componentes clave, de manera que desde la junta superior hacia abajo se consideran piezas comunes y solo en la parte superior cuenta con unos componentes que se adaptan según el combustible con el que se alimente. Una solución muy inteligente, que evita unos grandísimos costes ya que supone disponer de un solo bloque y adaptarlo con mínimos costes y cambios.

La firma dispone de diferentes series de motores, los B, L y X, y esta nueva tecnología permite que puedan alimentarse con diésel, diésel sintético, gas natural e hidrógeno. La empresa ha confirmado que este nuevo enfoque más sostenible se implementará en un motor conocido como «B6.7», especialmente montado en maquinaria de agricultura o de construcción, de seis cilindros en línea, turbo de geometría variable y capaz de desarrollar de 155 a 326 CV. Un bloque que funcionará con diésel, gas natural, gasolina, propano e hidrógeno, según la elección del cliente. Lo que no implica es que se pueda cambiar el modo de alimentación en cualquier momento de funcionamiento.

A pesar de que se trata de un motor para un uso muy especial y concreto, sin duda abre una puerta muy importante para el futuro de los coches. Alemania está en contra del cese de la combustión previsto para 2035, otras marcas luchan por ampliar el plazo, algunos responsables de marcas han anunciado que los eléctricos no serán tan económicos como la generación actual de modelos tradicionales. Pero un motor universal como el de Cummins puede ahorrar mucho a las marcas, que ya no tendrían que disponer de un elenco de propulsores en sus bancos de órganos.

Fuente: Auto.cz