¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

El patinete eléctrico que no esperabas es un híbrido con espíritu BMX

El patinete eléctrico que no esperabas es un híbrido con espíritu BMX
El espectacular Pipegun #1 quiere marcar tendencia en el mercado de los patinetes eléctricos.Freepik | Motor.es
David Plaza
David Plaza3 min. lectura

El nuevo producto de Tozz Bikes promete crear tendencia en un sector que hasta ahora no ha sido muy propicio a la innovación. Te damos a conocer el Pipegun #1, un patinete está captando mucha atención.

Desde que comenzara a hacerse un hueco en el mercado como alternativa de movilidad urbana, el patinete eléctrico se ha ido imponiendo como primera opción para muchos.

Sin embargo, el sector se ha centrado en mejorar la tecnología y ofrecer mayor rendimiento, dejando de lado la estética o la polivalencia de uso. Pero la startup turca Tozz Bike quiere crear tendencia y para eso ha elegido una fórmula que promete tener mucho éxito: la unión de un patinete eléctrico con una bicicleta de BMX.

«Los productos de movilidad eléctrica del mercado están diseñados para mover a las personas del punto A al punto B, pero necesitan algo más para ser divertidos»

Este híbrido denominado Pipegun #1 quiere ofrecer al usuario una nueva experiencia de movilidad que permita explorar una mayor variedad de terrenos más allá de la ciudad o las superficies bien pavimentadas. Esto no sólo redunda en mayor polivalencia, sino también diversión, permitiendo al patinete eléctrico ir más allá de la simple practicidad como medio de transporte para distancias cortas.

«Los productos de movilidad eléctrica del mercado están diseñados y desarrollados para mover a las personas del punto A al punto B en un tiempo reducido y con un consumo mínimo de energía», señala el fundador de Tozz Bike, Burak Kazar. «Pero necesitan algo más para ser más divertidos e incluso poco convencionales».

El Pipegun #1

El resultado de este concepto que Tozz Bike quiere abanderar en el mercado de los patinetes es el Pipegun #1, del que en un principio se fabricarán únicamente 20 unidades.

Como ya hemos avanzado, cuenta con un propulsor eléctrico, que estará disponible en dos variantes. La básica contará con 250 W de potencia, 45 Nm de par, 25 km/h de velocidad máxima y 45 kilómetros de autonomía. La segunda dispondrá del doble de potencia y 60 Nm de par, alcanzando con ello los 35 km/h y una autonomía de hasta 60 km.

Algunas de las peculiaridades de su diseño son el manillar y las ruedas rojas tipo BMX de 20 pulgadas. Además, la batería queda situada bajo la plataforma de apoyo para los pies, lo que rebaja el centro de gravedad al máximo y lo hace estable y manejable, es decir, ideal para adoptar un estilo freestyle durante su uso. El precio estimado de salida será de 1850 euros y ya se pueden realizar pedidos anticipados.

Fuente: Tozz Bike