Motor.es

Probamos la PVY Libon, una eBike urbana muy ligera, con transmisión por correa y doble batería por menos de 1.400 euros

Lo último de PVY se llama Libon y supone un importante paso adelante en calidad y prestaciones. Te contamos nuestras impresiones tras probar esta eBike urbana plegable que cuenta con soluciones propias de bicicletas más caras.

Probamos la PVY Libon, una eBike urbana muy ligera, con transmisión por correa y doble batería por menos de 1.400 euros
Así es la PVY Libon eBike.

11 min. lectura

Publicado: 12/04/2024 07:00

Actualizado: 06/05/2024 11:35

Imagina que estás buscando una bicicleta eléctrica barata y también práctica. Que además de un cuadro plegable, disponga de amplia autonomía, unos buenos frenos, luces eficaces y, por supuesto, que demande poco mantenimiento.

Pues esa es precisamente la propuesta de PVY con la nueva Libon, una bicicleta eléctrica que busca ofrecer al ciclista una excelente relación calidad/precio para afrontar el día a día en la ciudad con totales garantías y comodidad.

Hace unos días, te avanzamos algunas cosas sobre ella, pero ahora hemos podido probarla y ya podemos contarte todo de primera mano. Empezamos.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
La PVY Libon es cómoda y eficiente en la ciudad.

PVY Libon, plegable y muy cómoda de transportar

Las bicicletas urbanas deben ser, ante todo, prácticas. No en vano, su principal función es la de contribuir a facilitar las tareas diarias en la ciudad, ya sea ir a clase o al trabajo, hacer compras u otro tipo de tareas rutinarias.

La PVY Libon ha sido concebida con eso en mente, para lo cual cuenta con un cuadro de aluminio plegable con cierre magnético incluido para evitar aperturas indeseadas durante la manipulación. Además, este incluye un ruedín en la zona central que permite transportar la bicicleta plegada y sin necesidad de levantarla. Para ello, simplemente hay que tirar del manillar como si fuera un carrito de la compra o una maleta con ruedas.

Este es, sin lugar a dudas, uno de los grandes puntos a favor de la PVY Libon, pero las facilidades no terminan ahí. Y es que, cuando queramos guardar la bicicleta en un armario o rincón pequeño, así como transportarla en el maletero de un coche, plegando el tubo del manillar reduciremos aún más su tamaño.

La guinda del pastel es el peso de la PVY Libon, que en la versión de una batería deja la báscula en únicamente 16 kg. La versión de doble batería es también bastante ligera, ya que pesa 18,5 kg. Cifras ambas muy interesantes en el segmento de las bicicletas eléctricas, pero incluso sorprendentes cuando hablamos de las eBikes urbanas.

Plegada y con sólo 16 kg de peso, la PVY Libon es muy cómoda de transportar y guardar.

Uso sencillo y sofisticado

He tenido la oportunidad de probar otras bicicletas de PVY. Por ejemplo, la Z20 Pro, que podemos considerar la predecesora de la Libon.

Y lo cierto es que esta última mejora ostensiblemente a la primera en lo que a comodidad respecta, ya que permite una postura de conducción más natural y cuenta con un sillín bastante confortable.

La Libon también destaca por su facilidad de uso y mantenimiento reducido. Y en eso tiene mucho que ver la transmisión por correa. ¿Por qué? En primer lugar, porque hace desaparecer los elementos típicos de una transmisión tradicional, como son el desviador, las manetas, el cableado, etc.

Esta cualidad también permite una mayor ligereza, al reducir los componentes, así como suavidad y silencio, al no utilizar cadena y no producirse rozamiento entre piezas metálicas. La facilidad de uso también es otra característica, ya que no hay que cambiar de marcha. Y, finalmente, también sale más económico a la larga, ya que no hay que realizar mantenimiento de la transmisión y la correa de carbono tiene una duración aproximada de 30.000 km.

Ahora bien, seguro que estás pensando que, si no hay cambio, ¿cómo demonios harás frente a las subidas que encuentres en tu camino? De eso se encarga el motor eléctrico que, junto con un sensor de par y cinco modos de asistencia al pedaleo, se adapta a las necesidades del terreno y las tuyas propias en todo momento.

A consecuencia de todo ello, de lo único que tienes que preocuparte es de pedalear, dirigir y frenar. Más sencillo, imposible.

La transmisión por cadena aporta ligereza y suavidad, reduciendo además el mantenimiento.

Frenos, ruedas y conectividad

Del precio hablaremos al final, pero ya te he adelantado que, al menos durante la etapa inicial de su lanzamiento, se trata de una bicicleta eléctrica barata. Eso no le impide contar con el sistema de transmisión ya comentado, o montar frenos hidráulicos, ambos elementos propios de eBikes bastante más caras.

Aunque los frenos de disco mecánicos son fiables y suficientemente capaces, es innegable que los hidráulicos son mucho más suaves y potentes, por lo que la Libon vuelve a apuntarse un tanto con respecto a sus competidoras.

Por su parte, las ruedas son de 20 pulgadas, la medida habitual en este tipo de bicicleta. Lo que no es habitual es el grosor de los neumáticos, que además incorporan tecnología antipinchazos. Unas 2,5 pulgadas que, junto con la horquilla de suspensión, garantizan un rodaje cómodo y capaz de hacer frente a cualquier terreno y obstáculo que pueda presentarse en la ciudad y sus alrededores.

Otro aspecto a valorar en la PVY Libon es su conectividad. La pantalla-ciclocomputador permite no sólo conocer el kilometraje total y parcial, la velocidad instantánea y media, sino también carga el teléfono móvil a través de una toma micro-USB.

El mismo que podrás sincronizar mediante aplicación para, incluso, recibir las indicaciones de la ruta que elijas directamente en la pantalla a color IPS. Del mismo modo, PVY incluye en el pedido un geocalizador para que tengas tu Libon controlada en todo momento.

La PVY Libon cuenta con horquilla de suspensión, neumáticos anchos con dibujo mixto y un potente sistema de iluminación.

La mayor autonomía del mercado

Hemos dejado para el final uno de los puntos fuertes de la PVY Libon, su autonomía. Como te he anticipado al principio, este modelo puede pedirse en dos versiones: con una batería o con dos.

La primera es en realidad la tija del sillín e incorpora la conexión con la bicicleta, el puerto de carga y el botón de encendido y apagado. Esta batería, por sí sola, tiene una capacidad de 360 Wh y ofrece una autonomía máxima de 130 km.

Esta cifra es ya bastante elevada de por sí, pero si incorporamos una segunda batería en el tubo central del cuadro, entonces se dobla hasta unos impresionantes 260 km. Alcance que en ciudad nos podría permitir olvidarnos de cargar la bicicleta durante una o dos semanas.

Por cierto, no falta tampoco la seguridad en este apartado, ya que tanto la batería de la tija de sillín como la del cuadro cuentan con su propia llave para impedir que cualquiera puede llevárselas.

El cierre rápido de la tija-batería incluye una cerradura con llave para evitar el robo.

Ficha técnica de la PVY Libon

LibonLibon Dual Battery
CuadroAleación de aluminio 6061Aleación de aluminio 6061
Horquilla de suspensión50 mm50 mm
Motor36 V 250 W (500 W sin bloqueo)36 V 250 W (500 W sin bloqueo)
Velocidad máxima25 km/h (32 km/h sin bloqueo)25 km/h (32 km/h sin bloqueo)
TransmisiónCorrea de carbonoCorrea de carbono
Par máximo50 Nm50 Nm
FrenosHidráulicos de discoHidráulicos de disco
Batería36 V 10 Ah (tija de sillín)36 V 10 Ah (tija de sillín + 36V 10,4 Ah (cuadro)
Tiempo de carga2,5 horas5 horas
Autonomía130 km260 km
DisplayIPS a colorIPS a color
Ruedas20 x 2,5 pulgadas20 x 2,5 pulgadas
Peso16 kg18,5 kg
Carga máxima150 kg150 kg
Altura del usuario155 a 200 cm155 a 200 cm
Con la PVY Libon se incluyen el manual de instrucciones, herramientas, pedales, un soporte para teléfono móvil, cargador, puño de repuesto, geolocalizador y un acelerador de puño (no permitido en España).

Conclusiones

Lo cierto es que la PVY Libon me ha dejado muy buena impresión. Comparada con la PVY Z20 Pro, es más cómoda y más sofisticada. En general, ofrece una sensación de calidad superior, dejando la sensación de que es un paso adelante en todos los sentidos.

Como te contábamos hace unos días, la Libon comenzó su campaña de reservas el pasado 3 de abril, y ya está disponible para su compra en la web oficial de PVY Bike.

Actualmente, puedes adquirir la Libon de una batería con un descuento del 35 %, quedando su precio en 1.299 euros. Por su parte, la Libon Dual Battery disfruta de un 38 % de rebaja, por lo que cuesta 1.499 euros. Además, utilizando el cupón de descuento MT50, ahorrarás 50 euros adicionales.

Dicho esto, si estás buscando una bicicleta eléctrica urbana que sea muy práctica y sencilla de mantener, pero no quieres gastarte mucho dinero, seguramente la PVY Libon sea una opción que debas tener muy en cuenta.

Opiniones del Experto
ValoraciónNota8.4
Acabados7
Confort de marcha8
Equipamiento7
Relación calidad-precio10
Posición de conducción9
Autonomía10
Pantalla9
Plegado10
Asistencia eléctrica7
Componentes7
Pixel