¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ACO advierte que LMGTE-Pro debe tener al menos cuatro coches en 2023

    ACO advierte que LMGTE-Pro debe tener al menos cuatro coches en 2023
    Corvette Racing sólo aporta un coche a la categoría LMGTE-Pro del WEC esta temporada.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    ACO se ha movido rápidamente ante la perspectiva de ver a Porsche y Ferrari focalizar sus esfuerzos en sus proyectos LMDh y LMH.

    El promotor del WEC considera que la categoría LMGTE-Pro carecería de atractivo con menos de cuatro coches.

    FIA y ACO se preparan para grandes cambios en el WEC. Y no sólo en su categoría reina. Está claro que el desembarco en 2023 de los prototipos LMDh junto a los actuales LMH acapara toda la atención por los grandes actores -fabricantes- que van a formar parte de la categoría, pero lo cierto es que la próxima temporada también puede ser la última en la que los GT del Mundial compitan bajo normativa GTE. La transición entre estos vehículos y los GT3 parece un hecho consumado, pero la idea es que se produzca de cara a 2024.

    Esto deja un escenario complejo para el próximo año, ya que los GTE estarán al borde de su jubilación y las tres marcas que compiten con proyectos oficiales en la clase LMGTE-Pro del WEC tienen otros intereses. Tanto Porsche como Ferrari darán el salto a la clase reina del WEC e IMSA con sendos prototipos, LMDh para la firma alemana y LMH para la italiana. Por su parte, Corvette tiene pendiente el desarrollo de su propio vehículo GT3, con los esfuerzos de General Motors en la clase LMDh (Cadillac) y NASCAR (Chevrolet) ejerciendo 'presión'.

    ACO advierte que LMGTE-Pro debe tener al menos cuatro coches en 2023
    Porsche y Ferrari pueden centrar sus esfuerzos y recursos en sus respectivos programas en la clase reina del WEC.

    Con estos condicionantes, no sería extraño que la categoría LMGTE-Pro quedase desierta en la temporada 2023 o con un volumen de vehículos demasiado reducido. En la presente campaña son cinco los GTE presentes con apoyo directo de fábrica. Dos Ferrari 488 GTE, por dos Porsche 911 RSR y un Corvette C8.R. Sin embargo, ninguna de las tres marcas se ha comprometido de manera formal con la categoría LMGTE-Pro, por lo que la incertidumbre es máxima. Por este motivo, ACO ha tomado una resolución.

    El promotor del WEC ha anunciado que la clase LMGTE-Pro sólo se mantendrá activa en 2023 si compiten al menos cuatro coches, tanto en las 24 Horas de Le Mans como en el resto de pruebas que componen el calendario del WEC. Esto significa que, bajo el esquema que hay en la actualidad, la baja de una de las tres marcas implicadas hará inviable el normal desarrollo de la clase LMGTE-Pro. Y lo cierto es que las últimas informaciones apuntan a que Porsche y Ferrari se pueden bajar del barco.

    Se antoja difícil que la introducción de los vehículos GT3 se adelante un año, ya que significaría un esfuerzo extra para los 'equipos-cliente' de la categoría LMGTE-Am. Sin embargo, parece que no habría mucha oposición por parte de las propias marcas, ya que tanto Porsche como Ferrari tienen vehículos GT3 homologados, al igual que Aston Martin -marca presente en la clase LMGTE-Am este año. Además, hay muchos otros fabricantes interesados en aterrizar en el WEC y que tienen vehículos GT3 de primer nivel.

    Fuente: SportsCar365 / Fotos: Corvette Racing / Porsche Motorsport