¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Alonso, Buemi y Nakajima ganan unas caóticas 6 Horas de Spa y tienen el título a tiro

6 horas de SpaAlonso, Buemi y Nakajima ganan unas caóticas 6 Horas de Spa y tienen el título a tiro

La carrera en Spa comenzó con nieve, tuvo varios incidentes y acabó resolviéndose a mitad de prueba por los problemas en el sensor híbrido del Toyota #7

Con este triunfo en Spa, los pilotos del Toyota #8 no necesitan ganar en las 24 Horas de Le Mans para proclamarse campeones del mundo.

Fernando Alonso, Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima han conquistado las 6 Horas de Spa, donde se ha disputado una de las carreras más complicadas y caóticas de los últimos años en el WEC. El Toyota #8 se impuso al Rebellion #3 de Nathanael Berthon, Thomas Laurent y Gustavo Menezes y al SMP Racing #11 de Vitaly Petrov, Mikhail Aleshin y Stoffel Vandoorne, que se estrenó en la Resistencia con un podio.

Esta vez no estuvo el Toyota #7 en el podio, pese a que hubo momentos en los que parecía que iba a tener la carrera en su mano, por una avería mecánica con un sensor del sistema híbrido que le hizo perder mucho tiempo y le obligó a remontar durante la segunda mitad de la prueba. El 6º puesto final de 'Pechito' López, Kamui Kobayashi y Mike Conway permite a sus compañeros afrontar la cita de las 24 horas de Le Mans sabiendo que no necesitan ganar para proclamarse campeones del mundo.

Nieve, lluvia y caos

La séptima y penúltima carrera del Mundial de Resistencia de 2018-19 pasará a la historia como una nueva batalla de Las Ardenas. El circuito de Spa-Francorchamps tardó muy poco en mostrar su versión más agresiva en lo meteorológico, lo que obligó a que en tres vueltas ya hubiera cambios a neumáticos de lluvia. Y porque no podían poner gomas de clavos.

En Toyota, una vez más, no estuvieron finos en las paradas, y tras ordenar entrar a sus dos prototipos, tardaron demasiado en el cambio de gomas del #8 porque no tenían preparados los neumáticos. Sebastien Buemi, encargado de hacer el primer relevo, se vio volviendo a pista con casi 20 segundos de desventaja. No sería hasta la salida del coche de seguridad cuando este problema se palió para el Toyota #8. La nieve hizo que saliera el coche de seguridad a pista, porque era muy peligroso seguir así.

Tras media hora detrás del coche de seguridad, el caótico clima de Spa hizo que lo que unos instantes antes era lluvia y nieve se convirtiera en un sol radiante. El Toyota #7 se escapó al frente de la carrera, mientras por detrás el #8 le intentaba cazar. Fue entonces cuando, tras dos horas de prueba, hicieron entrar a Fernando Alonso para hacer su primer relevo.

Problemas para el Toyota #7

Aunque posteriormente sería sancionado por una infracción técnica, el ByKolles con Tom Dillman al volante fue antes víctima de un golpe de uno de los coches de Jackie Chan, protagonizando una de las imágenes de la carrera, aunque a la postre no tan definitiva como lo que ocurrió después.

Y es que cuando estaba todo razonablemente tranquilo, el Toyota #7 se vio obligado a entrar en boxes con un problema técnico. Durante varias vueltas estuvieron en boxes intentando arreglar un problema con un sensor del sistema híbrido, lo que les dejó sin opciones de luchar por la victoria.

Empezó entonces una lucha por meterse en la zona de puntos, con media carrera aún por delante y la certeza de que el Toyota #8 tenía en su mano la necesaria victoria sobre la que se basaban sus opciones para ser campeón. Con todo y para añadir más tensión, Fernando Alonso cometió uno de los pocos fallos que ha tenido en esta temporada, con un trompo al pisar la zona húmeda del piano.

Sin embargo, pese al susto, la carrera se estabilizó hasta que a falta de poco menos de dos horas las nubes negras cubrieron el circuito para dejar un final no apto para despistes.

Nieve y amenaza de suspensión

Con Fernando Alonso en el cockpit del Toyota #8, primero la lluvia y después la nieve hicieron que el coche de seguridad saliera de nuevo para neutralizar la prueba, aunque empezó a rondar la idea de una posible suspensión de la carrera ya que se había cruzado el 75% de carrera.

Aunque la lluvia acabó arreciando en la recta final de la prueba con aún más fuerza y tuvo que salir de nuevo el coche de seguridad, la carrera finalmente se pudo completar sin mayores problemas. Con esta victoria, a los pilotos del Toyota #8 se le pone a tiro salir campeones en las 24 horas de Le Mans sin necesidad de ganar la carrera.

DragonSpeed, Aston Martin y Dempsey, las otras victorias

La victoria en el resto de categorías no estuvieron menos peleadas que el triunfo absoluto. Pastor Maldonado, Roberto González y Anthony Davidson se impusieron con el DragonSpeed en la categoría LMP2, con relativa solvencia sobre el G-Drive #26 que comparten Vergne, Rusinov y Van Uilert.

Más disputada estuvo la pelea en LMGTE-Pro, donde ganó el Aston Martin #97 de Alex Lynn y Maxime Martin, por delante del Ferrari #51 del AF Corse que han compartido en Spa James Calado y Alessandro Pier Guidi. Con todo, hubo pelea final entre el belga Martin y Calado. Antes, la batalla entre los Aston Martin con Sorensen y Thiim al volante, dejó dejó imágenes espectaculares, con toque entre ambos incluido.

En la categoría LMGTE-Am hubo un cambio del inesperado a falta de una hora de la prueba, cuando Perfetti dio con sus huesos contra el muro cuando estaba intentando remontar. La victoria fue para el Dempsey-Proton #77 de Riccardo Pera, Matt Campbell y Christian Ried.

Fotos: Toyota Gazoo Racing

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto