¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

EntrevistaAlonso: "Mi objetivo también es ser campeón del mundo de resistencia"

El bicampeón asturiano entiende que su participación en el campeonato del WEC debe finalizar con el título al final de la 'súper' temporada bajo el brazo.

Toyota es el equipo de referencia para Alonso en el mundial, algo que destaca especialmente tras pasar varios años con un coche que no le corresponde en cuanto a rendimiento.

La participación de Fernando Alonso en el campeonato del WEC de forma paralela al mundial de Fórmula 1 ha suscitado numerosas cuestiones sobre el desempeño que pueda llevar a cabo el asturiano en dicho programa doble, los objetivos que pueda plantearse y hasta dónde podrá llegar, puesto que se ha embarcado en una aventura de gran calibre que ningún piloto de la actualidad se ha propuesto emprender.

Motor.es ha estado con el bicampeón español para ahondar en este acercamiento que va a realizar al mundo de la resistencia, tomando parte en la ‘súper’ temporada 2018-2019 del WEC junto a Toyota Gazoo Racing, y bajo la atenta mirada de Fran Valle, Alonso ha comentado qué espera de esta nueva etapa en su carrera deportiva.

“No estoy al corriente de lo que van a hacer, pero creo que para Toyota no hay rivales”, confesó Alonso en un primer momento, asegurando que “el desafío es contra Le Mans, que es el gran desafío”, puesto que “la prueba pone al límite la mecánica, la carrera, al equipo y a los pilotos” tanto “en la gestión del tráfico” como “en los pit-stops”. Las 500 Millas de Indianápolis supusieron el arranque de un camino diferente al habitual en la categoría reina, disciplina que ha monopolizado 16 años de su vida, mientras que las 24 Horas de Daytona le sirvieron para descubrir de primera mano los prototipos y el cúmulo de horas a las que deberá someterse a lo largo de toda una campaña en la que no tendrá prácticamente un momento de respiro.

Con Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima como compañeros en el TS050 Hybrid #8, Alonso deberá hacer frente a múltiples factores que rodean a las carreras de resistencia, sin perder de vista a sus oponentes. “Entran en juego tantas variantes en una carrera de 24 horas que, para Toyota en este momento, más que estar pendientes de los rivales, de lo que puedan hacer los otros LMP1, el verdadero desafío es contra Le Mans y esa es la grandeza de este proyecto. Habrá que ir viendo y adaptándose”.

Se supone que seremos el coche de referencia y, si lo somos, lógicamente lo disfrutaré. Hay veces que tienes el mejor coche, otras veces no. Nos ha tocado muchas más veces no tenerlo

El piloto de 36 años considera obvio que “la tecnología híbrida en este momento es prácticamente imbatible” gracias a dos principios básicos: “el ahorro de combustible y las prestaciones que puedes alcanzar”. El hecho de pasar varios años a la sombra, conduciendo un coche que no le permite luchar por podios, victorias y el campeonato como a él le gustaría, ha generado un interés extra por la situación que tiene entre manos, la de pelear en otra categoría con un prototipo de primer nivel. “Se supone que seremos el coche de referencia y, si lo somos, lógicamente lo disfrutaré. Hay veces que tienes el mejor coche, otras veces no. Nos ha tocado muchas más veces no tenerlo y vamos a tratar de disfrutarlo y de ejecutar las carreras sin errores por nuestra parte”.

Daytona, otra historia

A pesar de haber experimentado ya qué se siente a bordo de un prototipo en el equipo de su jefe en McLaren, Zak Brown, Alonso rodó en Estados Unidos con un Ligier que difiere en varios aspectos clave del modelo que Toyota pondrá a su disposición en el WEC. “No será exactamente igual que en Daytona por dos motivos”, señaló Alonso. “Primero, creo que el nivel de los pilotos del WEC es superior, creo que tienen más experiencia y están más rodados. Luego, la gestión del tráfico depende de la diferencia de velocidad que haya con el coche a doblar. La velocidad a la que llegas a la altura de un GT con un LMP2 que con un Toyota es diferente y a eso tienes que adaptarte, anticiparte y tomar decisiones muy rápido. Hay que jugar con eso, pero quizá es la parte más divertida, en la que el piloto marca más diferencias”.

La velocidad a la que llegas a la altura de un GT con un LMP2 que con un Toyota es diferente

“Todos podemos conducir en 1:28, por ejemplo, pero a la hora de gestionar el tráfico es dónde se encienden todos los sentidos y empiezas a tomar decisiones: ‘Voy a adelantar aquí, voy a ahorrar gasolina y luego adelanto en la recta’, eso lo tienes que ir ajustando con el tráfico y es divertido, espero poder sacar partido de ello”, añadió el español, deseoso de involucrarse de lleno con Toyota de cara a las 6 Horas de Spa que se celebrarán el 5 de mayo, la primera prueba puntuable en la que vestirá los colores de la marca nipona para iniciar el campeonato.

Objetivo claro: ser campeón

Si bien en un principio el título podía quedar en el olvido debido a la coincidencia de fechas entre el Gran Premio de Austin y las 6 Horas de Fuji, una ausencia que se haría notoria en el cúmulo final de puntos para el equipo, tras el acuerdo entre la categoría y la firma japonesa Alonso podrá estar en todas y cada una de las citas de su calendario particular, manteniendo así la esperanza y las opciones intactas de llevarse el trofeo que le acredite como vencedor al final de una temporada más extensa de lo usual.

“Lo tengo claro”, respondió Alonso a la hora de confirmar tajantemente que estaría presente en las carreras de 2019. “El objetivo al mismo tiempo es ser campeón del mundo de resistencia, y para eso tienes que correr las ocho carreras, así que haré la 'súper' temporada, está confirmado que voy a hacer las ocho”.

Lo que más me apetece es Le Mans, porque no lo conozco y lo he visto muchas veces por la tele, me apetece conducir en él

“Lo que más me apetece es Le Mans, porque no lo conozco y lo he visto muchas veces por la tele, me apetece conducir en él”. Uno de sus compañeros en la máxima disciplina del automovilismo, Nico Hülkenberg, con el que mantiene una buena relación y a quien ha elegido en varias ocasiones para formar parte del que sería su equipo de ejercer el papel de jefe de equipo, ganó esta prueba en el pasado, y esto sumado a los ánimos de Mark Webber para que participe en la prueba histórica del motorsport no hacen sino alimentar el anhelo de Alonso por cumplir su deseo. “Del resto de circuitos, tengo curiosidad por ver cómo se comporta en Spa, pero el que realmente me produce curiosidad por las grandes rectas, por ver cómo es de noche, porque las carreras que tenemos en la Fórmula 1 están muy iluminadas, en Daytona también y, sin embargo, en Le Mans vas en la oscuridad más absoluta, así que tengo ganas de vivir eso también”, concluyó Alonso.

Fotos: Motor.es | McLaren

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto