¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cómo arrancar un coche sin batería, fácil y rápido

    Arrancar el coche sin batería es posible, solo hay que saber cómo hacerlo.

    Si un coche se queda parado durante algún tiempo, y especialmente cuando hace frío, es posible que se quede sin batería. Y si ocurre esto, cuando vayas a utilizarlo te vas a encontrar con problemas para arrancar. Pero no te preocupes, porque igualmente vas a poder arrancar sin batería con estos trucos y consejos.

    La batería del coche es un componente crítico en el sistema de arranque; si no tenemos energía eléctrica, o la suficiente, no vamos a poder arrancar el motor de nuestro vehículo con normalidad. No obstante, hay varias formas de arrancar sin batería y, en función del contexto, nos encajará una de ellas u otra.

    Lo ideal es cargar la batería del coche, pero no en todas las circunstancias vamos a poder hacerlo. Así que, ante las situaciones más complejas, en las que no tenemos a nuestro alcance lo que nos haría falta, debemos conocer cuáles son las soluciones posibles para arrancar el coche sin batería; es decir, cuando no tiene suficiente energía eléctrica para hacer funcionar el motor de arranque.

    Las pinzas son una solución excelente, pero en este caso necesitarás la ayuda de alguien.

    A empujón, la forma de arrancar el coche sin batería... y sin absolutamente nada

    Cuando no tenemos absolutamente nada a nuestro alcance, y tenemos el coche sin batería, la única opción a la que podemos recurrir es la de arrancar a empujón. Esto hará posible -en la mayoría de los casos- que el coche arranque sin un ápice de energía eléctrica y sin ningún tipo de ayuda.

    Para conseguirlo, lo que vamos a hacer es aprovechar el propio movimiento del vehículo para forzar el movimiento del motor. Al conseguir este movimiento del motor, el suficiente, el motor se mantendrá arrancado y generará la electricidad que necesitamos tanto para la iluminación y la climatización como para el sistema multimedia y, aunque lentamente, ir cargando la batería del coche salvo que esté estropeada.

    El 'truco' está en empujar el coche, preferiblemente en una cuesta descendente que pueda ayudarnos a reducir el esfuerzo, pisar el embrague y meter la segunda marcha, y cuando haya cogido la suficiente velocidad soltar el embrague para que el coche, efectivamente, arranque sin hacer uso de la batería. Pero cuidado al dejar de pisar el embrague, hazlo con la intensidad justa para reducir los golpes de retención y favorecer el arranque.

    Utilizar la segunda marcha, en lugar de la primera, hará que no necesites tanta 'fuerza' para el arranque. Es decir, que no te sea necesario empujar con tanta necesidad el vehículo. En algunas circunstancias podrás hacerlo incluso en tercera velocidad, aunque lo habitual es que sea la segunda marcha la que más te favorezca arrancar el coche sin batería así, a empujón.

    Aunque tu coche tenga Start&Stop, se arranca igual. Pero sustituir su batería es bastante más problemático.

    Arrancar el coche sin batería, pero con pinzas

    Incluso para arrancar el coche 'a empujón' vas a necesitar -casi con toda seguridad- la ayuda de alguien. Pero lo cierto es que, por lo general, te será más sencillo contar con la ayuda de una persona, que con la ayuda de unas pinzas. No obstante, hay muchos conductores que las llevan encima y, de lo contrario, en casi cualquier supermercado o gasolinera vas a poder hacerte con unas.

    Unas pinzas de coche tienen un precio de entre 20 y 30 euros, y son la solución idónea cuando no tenemos batería en el vehículo. Ahora bien, además de las pinzas vas a necesitar otro coche, y que este sí tenga batería. La forma de proceder será conectar una batería a otra por los bornes correspondientes, con las pinzas, sirviéndote de la referencia de color de los extremos de las pinzas.

    El coche que sí tiene batería tendrá que tener el motor encendido, para evitar que se gaste su batería, y es recomendable desconectar el sistema multimedia, así como el sistema de climatización. Por otro lado, también es recomendable acelerar ligeramente justo cuando vayamos al otro coche, el nuestro, que se ha quedado sin batería, para tratar de arrancar.

    Si lo hemos hecho todo bien, el único problema es el de la batería y el otro coche tiene su batería en perfecto estado, entonces nuestro vehículo debería arrancar de forma rápida y sin mayores complicaciones. Pero hay que mantener las precauciones que hemos comentado si no queremos que, por ejemplo, el otro vehículo se quede también sin batería y tampoco pueda arrancar cuando desconectemos las pinzas de la batería de uno y el otro vehículo.

    Es una buena idea comprar una batería auxiliar de emergencia, que sirve también como powerbank para otros dispositivos electrónicos.

    Si eres prevenido, llevar un arrancador en el coche te salvará si te quedas sin batería

    Sabes lo que es una powerbank para dispositivos como, por ejemplo, los teléfonos inteligentes ¿verdad? Pues existen unas baterías portátiles que van algo más allá, con una capacidad mínima de 8.000 mAh y que tienen pinzas para poder arrancar el coche. Es una batería auxiliar que nos sirve para nuestros dispositivos electrónicos y, en caso de emergencia, poder arrancar nuestro vehículo con facilidad aunque se quede sin batería.

    Igual que las pinzas, no es en absoluto una mala idea llevar una de estas 'powerbank' especiales en nuestro coche. Si es así, debe estar cargada por completo y la forma de usarla será tan sencilla como aprovechar sus pinzas para conectarla a los bornes que corresponden. Igual que con las pinzas, sirviéndonos de los colores de referencia de sus extremos para saber exactamente dónde la estamos enchufando.

    Una vez enchufada, intentaremos el arranque del vehículo y, si lo conseguimos, la desconectaremos sin quitar el encendido de nuestro motor para que, poco a poco, la batería del coche se vaya cargando con el propio motor de nuestro vehículo. Contar con una de estas baterías portátiles es, probablemente, la única forma de salir de un imprevisto de este tipo sin tener que echar mano de absolutamente nadie.

    En los coches eléctricos la cosa cambia, porque el empujón no te sirve y la batería principal debe tener carga.

    Cómo arrancar un coche sin batería si tiene Start&Stop, si es híbrido o si es un eléctrico puro

    Las cosas eran 'sencillas' cuando todos los coches eran gasolina o diésel. Cualquiera de las formas anteriores son válidas, y sobre todo si nuestro coche tiene tecnologías 'simples'. Pero en los últimos años la tecnología de los vehículos ha ido haciéndose más compleja y ahora disponemos de elementos como el Start&Stop, o trenes motrices más complejos como los sistemas híbridos y los sistemas de impulsión eléctricos.

    En un coche con Start&Stop, por la constante utilización de este componente, las baterías suelen ser más potentes, más complejas y más caras. La forma de proceder con un vehículo de este tipo será exactamente la misma que en un coche 'normal', no obstante, debemos tener en cuenta que este tipo de baterías nos resultarán más caras de sustituir.

    Y no solo vamos a tener que asumir un coste notablemente superior, sino que en algunos casos será necesario acudir a un taller, porque es necesario hacer una reprogramación de la centralita cuando se hace la sustitución de este tipo de baterías -de tipo AGM, concretamente-. Así que, aunque vamos a poder arrancar sin ella, una avería en la batería será más problemática.

    En el caso de los coches híbridos no hay problema, porque además de la batería específica del sistema híbrido, contamos con una batería de 12V convencional, por norma general, que es la que se encarga de nutrir la iluminación, el sistema multimedia y la climatización entre otros aspectos. Procederemos de la forma normal, en todo caso, siguiendo cualquiera de los pasos que comentábamos anteriormente.

    En los coches eléctricos pasa lo mismo, y es que en casi cualquier caso vamos a disponer de una batería de 12V típica, que nuevamente es la que se encarga de este sistema eléctrico menor. El problema puede ser su localización, que te la revelará el manual de uso del vehículo, pero procederemos exactamente igual que en cualquier otro coche si tenemos problemas para arrancar.

    La particularidad de los coches eléctricos está en que no vamos a poder arrancar a empujón. Y en que, aunque podamos conectar su batería de 12V a un sistema externo, necesitaremos que la batería principal cuente con energía. De lo contrario, da exactamente igual lo que hagamos con la batería de 12V, si nuestro modelo cuenta con una de ellas.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto