Así queda el 'EoT' y el 'BoP' de las 24 Horas de Le Mans

  • El Equivalence of Technology mantiene el flujo de combustible utilizado por los LMP1 no híbridos en el test de las 24 Horas de Le Mans.
  • Muchos más cambios muestra el último ajuste del 'Balance of Performance' de LMGTE-Pro, con el BMW M8 GTE como el coche más lastrado.

Justo antes del inicio de las 24 Horas de Le Mans, FIA y ACO han publicado los últimos ajustes del 'Equivalence of Technology' y el 'Balance of Performance', los dos sistemas que pretenden fomentar la igualdad en LMP1 y LMGTE-Pro. En el caso del primero, el 'EoT ha mantenido los parámetros del 'Test Day' y se han publicado los detalles que aún no se habían confirmado, dando lugar a un escenario en el que los Toyota TS050 Hybrid tendrán una vuelta más por 'stint' y serán más rápidos en pistas y a la hora de repostar. Por su parte, el 'BoP' presenta numerosos cambios, aunque todos los GTE deberían completar 14 vueltas por 'stint' en la cita reina del WEC.

Apenas hay cambios sobre el 'Equivalence of Technology' utilizado en el test previo a las 24 Horas de Le Mans, por lo que se debería mantener la ventaja de medio segundo que acreditaron los Toyota TS050 Hybrid. No obstante, los LMP1 no híbridos tienen un flujo de combustible de 108 kg/h -de 80 kg/h para Toyota- y una cantidad de energía por vuelta de 205 Megajulios. Además, se ha pautado que los LMP1 privados usen 52,5 kg de combustible por stint y tengan un restrictor de reabastecimiento de combustible de 21,35 mm, por los 19 mm que tendrá Toyota, que además de disfrutar de una vuelta más por stint también tendrá repostajes más rápidos.

Muchas más variaciones presenta el 'Balance of Performance' que regula el rendimiento de los GT de la clase LMGTE-Pro. De hecho, el Porsche 911 RSR es el único GTE que no recibe cambios tras ser el más rápido en el 'Test Day'. A partir de ahí, el Aston Martin Vantage GTE ha sido el coche más beneficiado al recibir un mayor impulso del turbo en todo el rango de revoluciones, además de recibir 4 litros extra de combustible hasta alcanzar los 105 litros de combustible en el depósito. Su peso sin embargo no ha sido ajustado y mantiene el peso de 1.268 kilogramos.

También han recibido un mayor impulso en el turbo el Ferrari 488, el Ford GT y el BMW M8 GTE, aunque siempre menores que el Aston Martin. De hecho, el BMW es el coche que sufre un mayor lastre ya que el ligero aumento de potencia queda anulado por el aumento de 13 kilos en su peso -hasta alcanzar los 1.281 kg- y perder 4 litros de combustible. Por su parte, el Ford GT pierde 13 kilos de peso y 2 litros de gasolina, mientras que el Corvette C7.R gana 10 kilogramos hasta alcanzar un peso final de 1.254 kilos. Por último, en LMGTE-Am el Aston Martin Vantage de anterior generación gana 2 litros de combustible.

Fotos: Rebellion Racing / BMW Motorsport

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto