¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El clásico Aston Martin Bulldog tratará de alcanzar los 321 km/h

    11
    Aston Martin BulldogClassic Motor Cars

    Una compañía británica ha anunciado que está a punto de iniciar una completa y laboriosa restauración al ejemplar único del clásico Aston Martin Bulldog, el espectacular deportivo futurista de 608 CV que Aston Martin intentó producir en edición limitada a inicios de la década de los ochenta.

    Classic Motor Cars, un especialista de clásicos británico, acaba de anunciar que está a punto de iniciar una restauración completa y profunda del único ejemplar conocido del Aston Martin Bulldog, la primera y única unidad fabricada del espectacular deportivo que Aston pretendió fabricar en una corta serie a inicios de la década de los ochenta.

    El Aston Martin Bulldog es uno de esos proyectos tan inusuales como radicales, que solo se pueden entender cuando tenemos en cuenta la pasión de sus creadores por la tecnología y el amor por la velocidad sobre 4 ruedas. Iniciativas como esta dieron lugar a auténticos mitos como el Jaguar XJ220 o el Dome Zero, desarrollados por compañías o equipos de trabajo con más ganas que recursos, y con muy pocas posibilidades de llevar el modelo a producción. Pero que aún así, culminaron su trabajo dando lugar a auténticas bestias del asfalto.

    El Aston Martin Bulldog actualmente.

    Es bastante llamativo que un modelo de silueta y características tan extremas fuera concebido por una marca de carácter tan tradicionalista como Aston Martin. Sin embargo, en aquella época, la firma británica pretendía dar un paso al frente y lanzó modelos tan atrevidos como el inclasificable Aston Martin Lagonda de 1974 o el propio Aston Martin Bulldog de 1976, un modelo dotado de unas características impropias para la época. Las intenciones iniciales de Aston eran las de demostrar las capacidades de su nuevo centro de Newport Pagnell y luchar por el título de vehículo de producción más rápido del mundo.

    Hace ya un tiempo os hablamos largo y tendido de este extraño proyecto de la firma de Gaydon (en aquella época con sede en Newport Pagnell), pues cuenta con varios y curiosos puntos en común con otro de los proyectos más destacados de la historia de la marca, el Aston Martin Valkyirie. Aunque al contrario que el Bulldog, el Valkyrie sí que podrá llegar a los concesionarios de la marca.

    Aunque el proyecto inicial del Aston Martin Bulldog contemplaba la fabricación de una corta serie limitada, su elevado precio provocó que el proyecto tuviera que ser aparcado. En cuanto a batir el récord de velocidad, el objetivo de la compañía era traspasar la barrera de las 200 mph (321 km/h), y aunque el único ejemplar fabricado logró alcanzar 307 km/h (191 mph) durante unas pruebas, quedándose cerca pero sin alcanzar el objetivo fijado, lo cierto es que superó con creces el récord oficial, que en ese momento eran los 288.6 km/h (179.3 mph) logrados por un Lamborghini Miura P400S durante unos tests de la publicación Sport Auto en 1970.

    El Bulldog durante unas pruebas en circuito cerrado.

    De ahí que las intenciones de la compañía británica que va a realizar la restauración de esta pieza única pasen por tratar de alcanzar la cifra de 200 mph, para lo cual piensan devolver al ejemplar su estado original, añadiendo elementos de nueva factura para lograr aumentar su fiabilidad y así lograr el objetivo.

    El clásico Aston Martin Bulldog tratará de alcanzar los 321 km/h