¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El jefe de Audi apunta que los futuros coches eléctricos dispondrán de menos autonomía

    El jefe de Audi apunta que los futuros coches eléctricos dispondrán de menos autonomía
    Detalle del puerto de carga del nuevo Audi e-tron GTAudi
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Las nuevas declaraciones de Markus Duesmann, el CEO de Audi, son relamente sorprendentes en la industria. El máximo mandatario ha apuntado que los futuros coches eléctricos contarán con baterías de menor capacidad y, por tanto, menos autonomía. El extremo opuesto que siguen todas las marcas del mercado, y que puede materializarse en el futuro de los cuatro aros.

    Los fabricantes han cedido a las demandas de los clientes. Saben que para tener éxito en el terreno de los coches eléctricos es obligatorio montar una batería que ofrezca una gran autonomía con solo una carga, lo que reduce el síndrome de abstinencia energética. Ese efecto que causa graves problemas de nervios por quedarse sin autonomía en mitad de un trayecto.

    El problema de una mayor autonomía es que también es mayor la capacidad de la batería, el número de celdas y el tamaño de la batería, por lo que el peso también es mayor. Todos los factores son directamente proporcionales, al igual que el precio sube, y el consumo también es mayor. A pesar de ello, la tendencia de las marcas es instalar baterías de gran capacidad hasta que una nueva tecnología reduzca el tamaño y peso. Sin embargo, Markus Duesmann, el CEO de Audi, ha hecho unas sorprendentes declaraciones señalando justamente lo opuesto.

    Cargadores rápidos FastCharge de Porsche
    Una gran red de cargadores rápidos reducirán la autonomía de los coches eléctricos

    Los futuros coches eléctricos de Audi pueden contar con menos autonomía

    En una entrevista con un medio americano, Duesmann ha señalado que «los futuros coches eléctricos ofrecerán menos autonomía», si bien no se ha referido concretamente a la marca de los cuatro aros. Ha sido una reflexión al aire, pero con una declaración de intenciones como se desprende del ejemplo. Y es que partiendo de que los coches eléctricos son silenciosos y suaves, con toda la potencia disponible a la menor demanda, es cierto que algunos «no son tan divertidos como deberían». Sin embargo, Duesmann responde que «el e-tron GT lo será».

    Lo cierto es que las declaraciones del mandatario de la marca alemana están fundadas, al señalar que «Poner baterías enormes para miles de kilómetros, no estoy seguro de que esta sea una tendencia que continuará. Los propietarios de los futuros Audi eléctricos necesitarán un poco de tiempo para adaptarse al nuevo paradigma, pero una vez que se acostumbren a eso, creo que el tamaño de las baterías bajará de nuevo, porque hacen que los coches sean innecesariamente pesados, innecesariamente caros y también innecesariamente grandes».

    En gran medida tiene razón, pero el motivo fundamental en el Duesmann basa su reflexión va ligada a los puntos de carga públicos, y es donde ya falla. Es cierto que los coches eléctricos podrían tener menos autonomía, pero siempre y cuando los países contaran con una importante red de cargadores en la completa red de carreteras, lo cual no todos los países del mundo cuentan.

    Fuente: RoadShow