Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Audi utilizará la inteligencia artificial para avanzar en la conducción autónoma

Audi avanza en la tecnología de conducción autónoma centrándose en la Inteligencia Artificial, mediante una nueva cámara que recoge hasta 15 imágenes por segundo y que procesa diferenciando los objetos, un paso más para llegar al nivel máximo de conducción automatizada.

El nuevo Audi A8 es el primer modelo de la marca en contar con conducción autónoma de nivel 3

La Conferencia sobre Sistemas de Procesamiento de Información Neuronal (NIPS) es uno de los simposios más importantes del mundo en el que se citan fabricantes de automóviles, proveedores y especialistas en el campo de la inteligencia artificial para estudiar futuras aplicaciones.

La edición de este año se está celebrando en la localidad californiana de Long Beach, y la marca de los cuatro aros es uno de los principales asistentes, donde ha presentado un proyecto de una cámara mono que se vale de la Inteligencia Artificial para generar un modelo 3D extremadamente preciso del entorno de un vehículo, una tecnología que está aplicando para avanzar hacia la conducción totalmente autónoma.

No es la primera vez que Audi nos ofrece sus progresos en el campo de la Inteligencia Artificial; en el pasado Salón de Frankurt presentó el concepto Audi Aicon mostrando la capacidad de viajar cómodamente sin necesidad de tocar un sólo mando y sin contaminar nada gracias a su sistema de propulsión eléctrica.

Audi Aicon, el concepto que combina la conducción plenamente autónoma con la Inteligencia Artificial

Este futuro está más cerca, ya que el primer modelo del mundo en contar con conducción autónoma de nivel 3 es el nuevo Audi A8, dotado de un piloto automático en situaciones de atascos que se vale de una Inteligencia Artificial para conducir en tráfico lento hasta 60 km/h, aunque es una función condicionada a las normas del mercado y supeditado obligatoriamente a la activación por el conductor.

Esta cámara funciona como unsensor que se instala en la parte delantera captando quince imágenes por segundo en un radio de acción de 120º con una resolución de 1,3 megapíxeles. Mediante una red neuronal, cada píxel se clasifica en un tipo de objeto, de entre trece clases, de forma que el sistema puede identificar y diferenciar a otros automóviles, camiones, casas, marcas viales, personas o señales de tráfico e, incluso puede medir perfectamente distancias creando unas líneas ISO a modo de límites virtuales que definen una distancia constante.

Esta tecnología es clave porque elimina la precisión milimétrica de los mapas que están desarrollando para los sistemas de navegación del futuro y que utilizará el nivel 5 de conducción autónoma, que requiere una imagen mapeada del entorno lo más precisa posible permanentemente, un avance importante para guiar lateralmente el aparcamiento y en la conducción de autopistas.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto