¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Audi Land of quattro Alpen Tour 2013Los nuevos Audi RS se ponen a prueba en los Alpes

    Natacha
    Natacha

    Doce días, 4.400 kilómetros, 44 puertos alpinos y cuatro nuevos modelos de la gama RS. Éstas son las cifras del Audi Land of quattro Alpen Tour 2013. Una prueba de resistencia llevada a cabo por la marca alemana con el fin de demostrar la eficacia de la tracción total permanente quattro en los Alpes.

    Dicen que el movimiento se demuestra andando, así que cada vez son más las pruebas de resistencia que las marcas automovilísticas llevan a cabo para demostrar el buen funcionamiento de sus modelos.

    Un ejemplo de ello es Audi. Después de recorrer Estados Unidos en 2008, Europa en 2009 y China en 2011, la firma de los cuatro aros retoma esta iniciativa y lo hace en un escenario idílico: los Alpes. 4.400 kilómetros desde Klagenfurt hasta Mónaco, en un viaje de ida y vuelta, que han puesto a prueba la tracción quattro y la deportividad de la gama RS.

    Pero entre todos los modelos que completaron el tour, el protagonista fue el RS Q3, un SUV compacto deportivo que monta un 2.5 TFSI de 310 CV de potencia, que acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos. Al primer modelo RS de la familia Q le acompañaban el RS 5 Cabriolet equipado con un V8 4.2 de 450 CV y los RS 6 Avant y RS 7 Sportback que incorporan el mismo propulsor, un V8 biturbo capaz de generar una potencia de 560 CV.

    El pasado día 23 de septiembre arrancaba esta aventura en la que los participantes pasaron por seis países diferentes: Austria, Italia, Suiza, Francia y el Principado de Mónaco. Un total de doce etapas en las que se dieron todo tipo de anécdotas; incluso la de salvar la vida de un gato que se había acomodado en el motor del Audi Sport Quattro.

    Pero el Audi Land of quattro Alpen Tour 2013 también tuvo cierta esencia de competición. Los pilotos Markus Winkelhock y Marcel Fässler no quisieron perderse la aventura y se pusieron a los mandos del Audi RS Q3 y el RS 6 Avant respectivamente en la tercera jornada de la prueba.

    Además, en el transcurso de la etapa que finalizaba en Mónaco, la caravana de coches pasó por el mítico Col de Turini, un tramo del Rally de Montecarlo que la firma germana conoce muy bien y donde Walter Röhrl conseguía una importante victoria en 1984, la primera en el trazado monegasco de un vehículo con tracción permanente a las cuatro ruedas.

    Fuente: Volkswagen-Audi España