¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El actual Audi R8 no tendrá sucesor... al menos por ahora

    En el pasado Salón de Ginebra un ejecutivo de Audi confirmó que no hay, por ahora, un sucesor planeado para el Audi R8, por lo que de momento no tiene sucesor. Los motivos son sus cifras de ventas y la fuerte inversión en electrificación de Audi Sport.

    Audi R8 Spyder.

    La marca alemana no contempla crear un sucesor para el actual Audi R8, lo que significa que esta será la última generación del espectacular deportivo de motor central de Audi, a pesar de que este está fuertemente relacionado con el Lamborghini Huracán, el deportivo italiano con el que comparte motor y bastidor.

    Ya el año pasado surgieron rumores que apuntaban en esta dirección, pero hace unos días, durante el Salón del Automóvil de Ginebra 2018, un ejecutivo de la marca confirmó la noticia, no hay planes para desarrollar un nuevo modelo. Peter Mertens, precisamente el responsable del departamento de I+D de Audi fue el que confirmó la noticia a los reporteros de Car&Driver USA. Según Mertens, no existen planes para suceder al biplaza de motor central, pero también dejó entrever que no por ello Audi se despedía de los modelos de este tipo.

    “Nunca digas nunca; los modelos de altas prestaciones son buenos para Audi”. Peter Mertens.

    Audi R8 Coupé.

    La despedida del actual R8 no debería sorprendernos, pues hay grandes motivos para que Audi no desee invertir en una nueva generación de un modelo destinado a un público tan minoritario, a pesar del evidente beneficio que supone para la marca en términos de imagen.

    Los motivos principales son dos y en primer lugar el más lógico, las bajas ventas del modelo. En su mayor mercado, Estados Unidos, la marca solo llega a entregar una media de 65 unidades al mes. Teniendo en cuenta el tamaño y el potencial económico de este mercado, donde cada mes se registran miles de unidades del Chevrolet Corvette, un deportivo mucho más barato que el R8, es lógico pensar que la marca no está contenta con estas cifras. Y por último, las fuertes inversiones que Audi Sport, la división responsable del R8, está realizando en materia de electrificación.

    Por lo que el presupuesto que debería ir a parar al sucesor del modelo ya está destinado a otros proyectos, como es el caso de las nuevas plataformas que emplearán Porsche y Audi para futuros modelos eléctricos. Lo que en teoría significa que los deportivos puros aún no tienen fecha de caducidad en la gama del fabricante de Ingolstadt.

    Puedes seguir todas las novedades del Salón de Ginebra 2018 desde nuestra sección especial, donde encontrarás toda nuestra cobertura del evento.

    Fuente: Car&Driver USA