¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • El Ayuntamiento de Madrid ayuda a última hora a los taxistas: más pegas para los VTC

El Ayuntamiento de Madrid ayuda a última hora a los taxistas: más pegas para los VTC

A semanas de las elecciones municipales y autonómicas (en medio país) el Ayuntamiento de Madrid muestra su intención de facilitar más las cosas a los taxistas. El modo de trabajar de los VTC estará más limitado con la nueva ordenanza de movilidad.



Mientras que en Cataluña, Valencia y País Vasco los taxistas lograron concesiones por parte de los gobiernos autonómicos, en Madrid la situación permaneció igual pese a la prolongada inactividad de estos profesionales. Su cierre patronal se mantuvo todo lo que sus bolsillos pudieron aguantar, 16 días.

La Comunidad de Madrid aguantó el pulso y se mantuvo firme. El Ayuntamiento de la capital ahora toma parte, y se pone del lado de los taxistas. Es un movimiento totalmente coherente por parte de la formación política que aún lidera el consistorio, Ahora Madrid -ligado ideológicamente a Podemos-.

La nueva ordenanza de VTC se va a publicar en breve en el Boletín Oficial de la Comunidad, pero no va a entrar en vigor inmediatamente. Habrá un plazo de un mes para hacer alegaciones, y a buen seguro la asociacioń mayoritaria de vehículos de alquiler con conductor (Unauto VTC) tendrá algo que decir al respecto, pues lesiona sus intereses. La tramitación terminará pasadas las elecciones.



La nueva ordenanza pone a cada VTC un máximo de 16 horas de operación, igual que un taxi, limitando así la rotación de conductores y que los coches estén, en algunos casos, funcionando las 24 horas del día. Tampoco podrán faenar más de cinco días a la semana, los taxistas están obligados a librar un día -indicado por una letra en su rotulación-.

Hasta aquí es statu quo, ahora viene lo lesivo. Los vehículos VTC no podrán dejar/recoger pasajeros a menos de 100 metros de las terminales del aeropuerto, estaciones de tren, intercambiadores de transporte o estaciones de autobús. No podrán hacer uso del carril bus para ese fin, tendrán que parar en los aparcamientos ya establecidos, como cualquier particular, salvo que trasladen PMR.

Estas normas afectan a trayectos con origen o destino la capital

Por otra parte, los distintivos ambientales entran en juego. La aplastante mayoría de los VTC son diésel Euro 6, es decir, con distintivo "C" o verde. Otros tantos son ECO, fundamentalmente Toyota Prius, Fiat Tipo GLP y similares. Los modelos diésel anteriores al 2005 carecen de etiqueta, por ejemplo, algunos coches fúnebres. También hay algunos "Cero", eléctricos o híbridos enchufables, y algún histórico de más de 30 años.

Los VTC de tipo A -sin distintivo- solo podrán circular vacíos el 25% de la distancia mensual, y si son históricos, ya que, salvo excepciones, no podrán faenar los VTC de más de 10 años. Los que tengan distintivo "B" podrán ir de vacío el 35% del tiempo, el 50% los "C" y el 65% los ECO. No hay limitación de tiempo para los eléctricos e híbridos enchufables.

Los taxis de nueva matriculación deben ser forzosamente ECO o "Cero" hace tiempo, y los diésel que quedan sueltos (de menos de siete años) también tienen alguna limitación en escenarios de alta contaminación si están vacíos. Según datos del Ayuntamiento de Madrid, cada taxi recorre 220 km diarios, un VTC 174 kilómetros.

¿Cómo va a controlar el Ayuntamiento todo esto? Teniendo acceso a un registro telemático estatal en el que los VTC están "fichados", incluyendo el origen y destino de cada servicio o su geolocalización. Para los taxistas no se ha previsto ninguna medida nueva y mantienen sus privilegios de zonas de estacionamiento reservadas, posibilidad de recoger pasajeros en cualquier sitio, etc.

Fotografía: fotologic (Flickr) CC BY

Esta nueva regulación es una nueva consecuencia del "decreto Ábalos", que pasó la patata caliente del conflicto entre taxistas y VTC en manos de las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos. Eso permite que las reglas del juego cambien en cada sitio y haya más inseguridad jurídica para los VTC.

Además, los VTC deberán llevar hojas de reclamación (ya era hora)

La Comisión Nacional de la Competencia no se ha pronunciado todavía, pero es previsible que lo haga diciendo que estas normas vulneran la libre competencia y los intereses de los clientes. En repetidas ocasiones este organismo ha defendido que una mayor competencia permitirá unos precios más competitivos tanto en los taxis como en los VTC.

Evidentemente esta regulación afectará a la operativa de Uber y Cabify, y sus clientes tendrán que pasar por el aro. En Madrid seguirá sin haber un tiempo mínimo de contratación, pero el paseo extra desde/hacia un centro de transporte no hará que más gente vuelva a estar in love con los taxis; solo va a aumentar su descontento.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto