¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Bentley Bentayga Coupé, o el futuro más feo de las marcas clásicas

Hoy ha saltado la noticia, por llamarla de alguna manera, que Bentley está pensando en desarrollar un Bentayga con aspecto de coupé. La verdad es que no sabemos muy bien cómo tomarnos la noticia, pero claramente nos preguntamos: ¿es necesario?.

El Bentayga ha sido el primero de los SUV de lujo en aparecer en escena

Estamos llegando a un nivel donde la cordura y la lógica están dando paso a la locura y la banalidad. El negocio SUV es rentable, ha quedado ampliamente demostrado, pero de ahí a que ciertas marcas exclusivas empiecen a perder sus valores por conquistar un mercado generalista, hay un abismo. La última noticia es que Bentley está pensando en desarrollar un Bentayga Coupé. Y yo me pregunto, ¿es realmente necesario llegar a estos extremos?

Podréis tacharme de clásico, tradicional, e incluso de poco progresista, pero la verdad es que no me gusta nada el panorama automovilístico premium actual, y mucho menos el venidero. No soy un anti-SUV ni nada por el estilo, creo que han hecho mucho bien en el mercado y en los balances de las marcas, pero sí que creo que todo tiene un límite, y que esa invisible línea comercial está a punto de ser rebasada, si es que no lo ha sido ya.

El mercado SUV es el que más crece en Europa y en gran parte del mundo. Las ventas de este tipo de unidades, sin importar marca, tamaño o precio, se han disparado en la última década. Las marcas generalistas, en las que en esta ocasión incluyo a Audi, BMW y Mercedes, tienen al menos uno entre sus filas. Es lógico, venden, y si mi vecino gana, yo también quiero un trozo del pastel para mí.

Rolls-Royce está trabajando en su primer SUV, que vemos aquí en una fase primitiva

Pero volviendo al tema de las marcas de lujo, las de verdadero lujo, creo que éstas deberían andarse con pies de plomo ante el surgimiento de modelos con los que podrían perder parte de su esencia inalcanzable. Sirva como ejemplo Porsche. Faro deportivo donde los haya, en su día decidió aventurarse a vender SUV, y la verdad que no les ha ido nada mal. De hecho tan bien les ha ido que el resto de marcas premium pretenden igualarla.

Bentley con el Bentayga, Rolls-Royce con su SUV, por el momento de nombre desconocido, Lamborghini con el Urus y Maserati con el Levante. Todas andan en fase de pruebas, algunos ya comercial, de sus primeros SUV. Una hornada de nuevos artículos caros y elegantes, que no dejan de ser copia de otros más generalistas. Sí, lo que lees, copias.

Y es que acaso si alguien se cree que estas marcas parten de cero, se equivoca. Rolls-Royce es propiedad de BMW, Bentley y Lamborghini forman parte del Grupo Volkswagen, y Maserati del Grupo FIAT. Al igual que Porsche en su momento, todas aprovechan los conocimientos de marcas más mundanas para así sacar unos modelos más rentables, pero que te los cobran como si el mismísimo Dios los hubiera cincelado.

El empleo de elementos compartidos hace que las marcas de lujo pierdan parte de su esencia

No quiero decir con esto que sean copias de otros, pero sí digo que por muy diferentes que acaben siendo de sus puntos de partida, la realidad es que su trabajo no arranca desde cero. Ni los materiales tampoco, que aunque recubiertos de mejores pieles o maderas son los mismos que podemos ver en otras unidades. Echar un vistazo a la comparativa de volantes entre el Bentley Bentayga y el Audi Q7. ¿Sabéis cual arranca sus precios en 241.484 euros?

Por donde iba...ah sí, por el Bentayga Coupé. La verdad es que la noticia puede ser cierta, qué duda cabe. Pero ya es el simple rumor lo que debe desatarnos todas las alarmas. Si a esto le sumas que estaría basado en un prototipo de deportivo híbrido, el Bentley EXP 10 Speed 6, y que la marca quiere atraer a una clientela más joven (personalmente no conozco a muchos veinte o treintañeros con 250.000 euros para gastar en un coche), todo se torna estúpido y en cierto modo irreal.

Más que una realidad parece un globo-sonda, una máquina de humo que en cierto modo cobra veracidad por la sencilla razón que antes mencionaba, y es que a Bentley, Porsche, Rolls-Royce, Lamborghini o Maserati, la jugada de los SUV no les sale tan cara cómo podríamos imaginar, y que todo sea por ganar más dinero a final de año. Una pérdida de esencia y lógica de las marcas clásicas que cada vez se tornan más generalistas.

El Maserati Levante será el próximo en hacer acto de presencia. Lo veremos el mes que viene

Fuente: Automotive News

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto