¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cazamos a Bugatti durante las pruebas de una misteriosa mula del Chiron

    14
    La misteriosa mula de BugattiS. Baldauf/SB-Medien

    Por el momento no sabemos precisar a qué posible futura versión se corresponde esta misteriosa mula de pruebas del Bugatti Chiron, pues cuenta con el cuerpo de la variante estándar del modelo pero con elementos aerodinámicos extraídos de otras versiones del deportivo de 16 cilindros de Bugatti, como es el caso de los recientes Chiron Super Sport y Chiron Pur Sport.

    Por norma general, es muy raro identificar un prototipo de Bugatti, pues lo cierto es que su catálogo completo se compone de diversas variantes o versiones del mismo modelo. Por lo que los ingenieros de la marca tan solo necesitan vestir a sus prototipos con elementos de la variante estándar del deportivo para poder disfrazarlos. En los últimos años hemos podido ver y analizar numerosos ejemplos de este sistema de la marca francesa.

    En esta ocasión nos encontramos el ejemplo contrario, una unidad de pruebas basada en el Chiron que cuenta con una configuración que no habíamos visto hasta ahora, pues mezcla elementos aerodinámicos y paneles de carrocería de distintas versiones del deportivo galo.

    Nueva configuración de escapes en la trasera.

    Este ejemplar cuenta en la zona delantera con la misma configuración del Bugatti Chiron Super Sport 300+, la radical variante de cola larga que fue desarrollada para batir el récord de velocidad el año pasado. El paragolpes de este prototipo es prácticamente idéntico al de la versión mencionada anteriormente, incluyendo las enormes entradas de aire y las aletas laterales, además de las 9 perforaciones que encontramos sobre las aletas delanteras. La única diferencia entre la configuración frontal de esta unidad de pruebas y la versión Super Sport 300+ es la pequeña entrada de aire que aparece bajo la parrilla del ejemplar que protagoniza estas fotografías.

    Si la zona delantera es similar a la del Chiron Super Sport 300+, la zona trasera es totalmente distinta, pues esta unidad de pruebas no cuenta con las modificaciones de cola larga, aunque sí con una nueva configuración del difusor central y los escapes. Las nuevas salidas de escape son similares a las del Chiron Pur Sport, con dos grandes elementos ovales, aunque no idénticas.

    Sabemos que Bugatti guarda en el tintero varias versiones y nuevas variantes para su deportivo, por lo que probablemente este avistamiento se corresponda con una de esas inéditas versiones. A tenor de la configuración de este ejemplar, podemos estar seguros que se trata de una variante aún más radical, quizás un derivado de la versión Chiron Super Sport 300+ sin la configuración trasera de este.

    Cazamos a Bugatti durante las pruebas de una misteriosa mula del Chiron