¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Tienes un coche eléctrico? así te afecta la nueva factura de la luz

    La carga de un coche eléctrico puede ser ahora más económica, pero requiere cierta planificación.Freepik.es

    La modificación de la nueva tarifa eléctrica que ha entrado en vigor este pasado 1 de junio ha suscitado mucha polémica. Y si eres usuario de un vehículo eléctrico, esto puede afectarte más aún que al resto, así que no te pierdas este artículo.

    Desde el 1 de junio, la nueva factura eléctrica es ya una realidad en los hogares españoles, pues todos los consumidores domésticos (conectados a baja tensión con potencias contratadas iguales o inferiores a 15 kWh) se ven afectados por la misma, independientemente de si están acogidos al mercado libre (el precio lo establece la empresa suministradora) o al regulado (el precio lo establece el Gobierno).

    Y, aunque nosotros, como consumidores, no tendremos que hacer ningún trámite, nos afectará notablemente al precio a pagar por disponer de electricidad, así como a los hábitos de consumo si queremos ahorrar en la medida de lo posible. Desde ahora, en la factura cambiarán dos cosas principalmente:

    • Término de consumo: lo que consumes en tu vivienda.
    • Término de potencia: la potencia que tienes contratada para tu vivienda.

    Desde ahora, ambos términos variarán su coste en función de la hora del día, lo que sin duda resulta relevante a la hora de utilizar electrodomésticos o, como no, cargar nuestro coche eléctrico.

    Horario valle, llano y punta

    A grandes rasgos, debemos saber que la parte fija de la factura se reduce en un 15% (potencia contratada) y la parte variable se encarece (consumo). Como hemos dicho, la hora del día resultara esencial a la hora de pagar por consumir electricidad, estableciéndose tres horarios principales durante la semana:

    • Horario punta, el más caro: comprende, de lunes a viernes, entre las 10:00 y las 14:00 horas y las 18:00 y las 22:00 horas. En Ceuta y Melilla, el horario es de 11:00 a 15:00 y de 19:00 a 23:00 horas, ya que el inicio de cada franja se retrasa una hora.
    • Horario llano, con un coste intermedio: comprende, de lunes a viernes, entre las 8:00 y las 10:00 horas de la mañana, las 14:00 y las 18:00 horas de la tarde y las 22:00 y las 24:00 horas de la noche. En las ciudades autónomas, este horario comprende las siguientes franjas: de 8:00 a 11:00; de 15:00 a 19:00 y de 23:00 a 24:00 horas.
    • Horario valle, el más barato: comprende, de lunes a viernes, entre las 24:00 horas y las 8:00 de la mañana y todas las horas de los fines de semana y días festivos.
    Los horarios pasan a tener una importancia considerable en el coste del consumo de electricidad.

    Dos potencias

    Esto en lo referente al consumo, pero en lo relativo a la potencia también se producen cambios, siendo posible incluso contratar dos potencias distintas en función de dos periodos horarios:

    • Potencia valle, más barata: desde la medianoche y hasta las 8 de la mañana, así como fines de semana y festivos.
    • Potencia punta, más cara: desde las 8 de la mañana y hasta la medianoche.

    Esto, en la práctica, permite que cada consumidor adapte la potencia contratada a sus necesidades diurnas y nocturnas, pues el coste de la potencia valle es un 95% inferior al de la punta.

    Lo habitual es consumir más durante el día, pues utilizamos varios electrodomésticos, cocinamos y utilizamos las luces con mayor frecuencia hasta que nos acostamos. Sin embargo, durante la noche, lo normal es limitar la demanda de consumo a electrodomésticos latentes y poco más. Desde ahora, es posible ajustar la potencia contratada a nuestros hábitos para así no pagar de más por un servicio que no necesitaremos.

    Cargar un coche eléctrico

    Todo esto, como es lógico, afecta de manera directa al usuario de un vehículo eléctrico, que generalmente aprovecha la noche para recargar las baterías y así utilizarlo a pleno rendimiento a la mañana siguiente.

    Hasta ahora, el uso de un punto de carga tipo Wallbox (que requiere una potencia de entre 3,6 y 11 kW) nos obligaba a elevar el término fijo de potencia de nuestra factura, pagando además ese extra sin necesitar dicho aumento durante gran parte del día.

    Con el nuevo sistema, existe la opción de disponer de un segundo punto de suministro con potencia contratada de 0 kW en hora punta, disponiendo en cambio de potencia adicional para la carga del vehículo durante la noche, en el periodo de horario valle. Ello significaría una diferencia de 300 euros anuales, según estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

    Como contrapartida, este nuevo sistema requiere que el usuario de un vehículo eléctrico gestione bien la recarga diaria del mismo durante el tramo de potencia valle, pues de lo contrario la factura de la luz subirá considerablemente. En este sentido, el uso de un programador de carga cobra mucho sentido y se convierte en un accesorio imprescindible.

    Fuente: CNMC / Fotos: Freepik