¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Chevrolet Corvette se enfrenta al Audi R8 y al Porsche 911 en circuito [vídeo]

    Chevrolet Corvette Stingray 2020Chevrolet

    Este es el duelo que muchos aficionados estaban esperando. La nueva generación de motor central del Chevrolet Corvette al fin se enfrenta en igualdad de condiciones a sus principales rivales europeos, el Porsche 911 y el Audi R8 en sus variantes de tracción trasera. Un duelo en circuito que debe mostrar las verdaderas capacidades dinámicas del deportivo estadounidense.

    La nueva generación C8 del Chevrolet Corvette es una de las mayores novedades de los últimos años. El estreno de su nueva plataforma de motor central trasero longitudinal es sin duda alguna la mayor novedad tecnológica del modelo estadounidense en décadas, solo comparable al estreno del motor V8 en el Corvette 1955.

    Sobre el papel, el nuevo Chevrolet Corvette C8 es más rápido y cuenta con un bastidor más equilibrado que el de sus antecesores, por lo que en teoría está en una posición más ventajosa frente a sus rivales europeos. No obstante, hasta ahora no teníamos respuesta a la cuestión más importante a la que se enfrenta esta nueva generación, ¿Dará la talla frente a los modelos más destacados del segmento?.

    Chevrolet Corvette Stingray Coupé 2020 equipado con el paquete Z51.

    El vídeo que podéis encontrar al pie de este artículo ha sido preparado por los chicos de Sport Auto. La publicación alemana ha tenido la ocasión de probar una de las primeras unidades de producción del nuevo Corvette C8 que ha llegado al viejo continente y lo primero que han hecho ha sido llevarla al circuito de Hockenheim junto con ejemplares del Audi R8 RWD y el Porsche 911 Carrera S.

    Estos deportivos alemanes son dos de los principales rivales europeos que se va a encontrar el nuevo Corvette C8 tanto en su mercado natal como en el viejo continente. Por peso y potencia ambos se sitúan muy cerca del deportivo estadounidense, con un V10 de 540 CV en el caso del deportivo de Audi y con un 6 cilindros plano de 3.0 litros y doble turbo de 450 CV en el modelo de Stuttgart frente a los 495 CV del V8 de 6.2 litros del V8 LT2 del Corvette Z51.

    Aunque sobre el papel puedan parecer muy similares, lo cierto es que estos tres modelos representan tres maneras muy distintas de entender un deportivo de motor trasero, aunque lo que verdaderamente importa en este segmento es el rendimiento y eso solo lo podemos comprobar en una prueba en circuito cerrado como esta. Como es habitual, tendréis que ver el vídeo para comprobar el resultado de esta comparativa.