Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Será este el nuevo Chrysler 300 SRT Hellcat de 717 CV?

17

Una extraña unidad del Chrysler 300 SRT equipada con unos descomunales neumáticos similares a los del Dodge SRT Demon hace saltar todas las alarmas, ¿al fin veremos un Chrysler 300 SRT Hellcat?.

Podría ser, pero lamentablemente, por lo que parece, estamos de nuevo ante una falsa alarma.

Su exterior es muy sugerente, sobre todo con las nuevas ruedas.

Estas imágenes, recientemente obtenidas por uno de nuestros habituales fotógrafos espía, nos muestran un Chrysler 300 SRT con una muy poco habitual configuración de ruedas, similar a las que empleaban los primeros prototipos vistos del nuevo Dodge SRT Demon.

A simple vista, esta unidad parece haber destapado una nueva y explosiva versión del Chrysler 300S o del raro 300 SRT, ya que según las declaraciones del propio fotógrafo podría adelantar una futura versión Hellcat del sedán de Chrysler. Puesto que para poder tomar estas instantáneas previamente hubo que seguir al ejemplar durante unos minutos, y las sensaciones que transmitía su sonido apuntaban al especial motor V8 de 6.2 litros sobrealimentado que anima las versiones Hellcat de Dodge.

¿Es posible que Chrysler quiera animar la gama 300 con una versión Hellcat?. Es probable, no en vano es lo que precisamente acaba de hacer Jeep con el Grand Cherokee Trackhawk, sin embargo, a la vista de estas imágenes afirmarlo nos resulta aventurarnos demasiado.

Descomunal medida para un modelo como este.

Atendiendo a las características exteriores del ejemplar, y aunque algunos medios han afirmado incluso que cuenta con carrocería ensanchada, lo cierto es que el modelo apenas se diferencia del 300 SRT, un modelo que se dejó de comercializar en 2014 pero que continúa siendo fabricado para mercados muy específicos, como Australia y Oriente Medio.

De hecho, las características exteriores del 300 SRT son casi idénticas a las del Appearance Package o paquete Sport disponible para los 300S 2017, de serie para la versión V8 y opcional para la versión V6.

Con esta configuración, como podemos ver en la imagen inferior, una captura de pantalla del configurador de la marca, el 300S dispone de los mismos elementos estéticos que la versión SRT, desde acabado negro brillante en sustitución de los cromados exteriores, nuevas rejillas de color negro, antinieblas e incluso el pronunciado alerón trasero. La únicas diferencias son el cambio de emblema en la parrilla delantera (desaparece el logo de Chrysler por las siglas SRT) y las salidas de escape, trapezoidales en el 300S y circulares en el 300 SRT.

Captura de pantalla del configurador de la marca.

La variante 300 SRT fue eliminada de la gama durante el modelo 2014 y solo ha estado disponible en los pocos mercados mencionados anteriormente, y aunque estos años han aparecido varios informes que apuntan a que la marca podría estar trabajando en una nueva versión SRT, lo cierto es que estos han estado basados en avistamientos de unidades regulares del SRT en los Estados Unidos.

Estos avistamientos, que nunca se tradujeron en un lanzamiento real, pueden explicarse de manera muy sencilla. Curiosamente siempre han sido unidades, que como esta, disponían de un acabado impoluto, como cualquier vehículo nuevo en lugar del camuflaje o los elementos provisionales que solemos ver en los prototipos de desarrollo. Lo que nos induce a pensar que podrían tratarse de ejemplares pertenecientes a particulares que, de algún modo u otro, se las habían ingeniado para hacerse con un 300 SRT. Por que recordemos, el 300 SRT no está a la venta en Norteamérica, pero siguen siendo fabricados para Australia y Oriente Medio.

En resumen, las posibilidades de que Chrysler desarrolle una versión más radical del 300 SRT que precisamente no vende en Norteamérica son muy escasas. Ya que este es el principal mercado para las versiones Hellcat, donde además, ya existe una versión de 4 puertas con esta mecánica, el Dodge Charger Hellcat. Este comparte numerosos elementos con la línea 300 de Chrysler, por lo que incluir el V8 Hellcat de 6.2 litros sería en teoría muy sencillo, pero difícilmente tendría sentido una versión semejante en la gama 300.

Alerón trasero y salidas de escape del SRT. Las gomas Nitto sobresalen por ambos lados.

En el vídeo a continuación podéis ver una escena muy curiosa. Alguien se tropieza con un ejemplar del 300 SRT en la calle, casi idéntico al de nuestras fotografías y consigue emparejarse a su lado para grabarlo mejor. En la primera parada aprovecha para preguntar a los ocupantes si se trata de una versión Hellcat y estos, una pareja joven, le contestan que es un HEMI 6.4, el motor V8 del 300 SRT.

Fotos: Automedia

Noticias relacionadas

¿Será este el nuevo Chrysler 300 SRT Hellcat de 717 CV?
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto