¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Es posible conseguir un préstamo utilizando el coche como aval?

    El coche puede servirnos para superar una situación financiera complicada.Pixabay

    Nuestro vehículo puede permitirnos salir de un apuro en un momento dado sin necesidad de prescindir de él y aunque nuestra situación financiera pueda hacernos creer que es imposible. Así funciona un crédito concedido a partir de un vehículo como aval.

    En ocasiones, podemos vernos en una situación en la que necesitemos dinero con urgencia y las circunstancias hagan imposible conseguir un préstamo bancario tradicional. Una solución puede ser utilizar el coche como aval o, dicho de otro modo, empeñar nuestro vehículo.

    En la actualidad hay empresas que conceden préstamos de más de 1000 euros a clientes incluidos en ASNEF (listado de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros que identifica deudas impagadas), así como a pensionistas, desempleados o autónomos. Para ello, utilizaremos nuestro vehículo como garantía de pago pero, ¿en qué consiste el aval o empeño del coche?

    ¿Cómo funciona un préstamo con coche como aval?

    Lo primero que debemos tener en cuenta es que, aunque el coche actúa como garantía de pago o aval, podremos seguir utilizándolo sin tener que pagar un alquiler o similar. Sencillamente, recibiremos el dinero pactado con la condición de devolver el mismo con intereses. Si no fuera así, entonces la entidad prestataria se quedaría el coche en propiedad para compensar la deuda contraída.

    Por tanto, aunque también se llame empeño, podremos seguir utilizando el coche mientras cumplamos con las cuotas de devolución del préstamo. También es cierto que si la cantidad solicitada es muy alta, podremos acceder a ella renunciando al uso del vehículo y cediéndolo durante el periodo de devolución del préstamo.

    ¿Cuánto dinero puedo conseguir?

    Es importante saber que sólo podremos acceder a un préstamo de estas características si tenemos en propiedad un vehículo de menos de 10 años de antigüedad. En caso afirmativo, e independientemente de si arrastramos un historial de morosidad por impagos, lo habitual es que la entidad prestataria nos conceda un máximo del 80% del valor de tasación del vehículo.

    Por ejemplo, si tenemos un Ford Focus 1.5 TDCI Trend 95 de 2015 con un valor venal estimado de 16.400 euros según el BOE, podremos disponer de un máximo aproximado de 13.120 euros. En cualquier caso, en Motor.es te ofrecemos una herramienta más precisa y completa para tasar tu vehículo on-line y así hacerte una idea del préstamo que puedes conseguir:

    Click aquí para tasar tu coche online, de forma gratuita y sin registro

    Independientemente de todo ello, debemos asegurarnos de poder devolver el préstamo o perderemos el coche. Además, debemos tener muy claro el interés aplicado al mismo, así como el resto de condiciones de financiación y que estas no sean en realidad un contrato de compra venta del vehículo con cambio de titularidad.

    ¿Cuánto tardaré en recibir el dinero?

    Estas operaciones suelen ser más rápidas que las tradicionales, pero en cualquier caso será necesario pasar primero por la tasación del vehículo para que la empresa financiera establezca una cantidad máxima de préstamo. Una vez verificados los datos, será el momento de firmar el contrato, lo que puede tardar entre 48 y 72 horas.

    ¿Qué requisitos debo cumplir?

    Aunque las condiciones son menos estrictas que en el caso de un préstamo convencional, lo cierto es que debemos cumplir unos mínimos para poder acceder a este tipo de crédito:

    • Ser titular de un vehículo de menos de 10 años que esté libre de cargas.
    • Disponer de documentación actualizada y vigente (DNI, NIE o pasaporte).
    • Tener la documentación del coche en regla (ficha técnica, impuesto de circulación o IVTM e ITV).

    Esto es lo habitual, pero cada entidad establece unos requisitos a cumplir para la concesión del préstamo.

    ¿Qué hago si mi coche tiene más de 10 años?

    Lo habitual, como ya hemos comentado, es que las entidades financieras no acepten un coche de más de 10 años de antigüedad como aval por su escaso valor de mercado. Sin embargo, existen algunas que se especializan en este tipo de casos y si el vehículo es de alta gama será más sencillo que las entidades acepten el mismo como garantía de pago.

    En muchas ocasiones los formularios on-line rechazan los vehículos con más de 10 años por defecto, por lo que en esos casos es aconsejable recurrir al teléfono y exponer la situación para que un agente comercial valore la viabilidad de la operación.

    Fotos: Pixabay