¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cómo llevar la bici en el coche: opciones, accesorios y leyes

    Cada forma tiene sus ventajas y desventajas, y también sus normas.

    ¿Cómo llevar la bici en el coche? Puedes llevarla dentro, o fuera. Si es fuera, en el techo o en la parte trasera. Hay portabicicletas de techo, de portón y de bola de remolque, pero debes respetar las medidas que establece la normativa y conocer estos puntos para saber cuál es la mejor opción.

    No son pocos los que practican el ciclismo, y para muchos es una necesidad transportar la bicicleta en su coche. Ahora bien, hay muchas formas de llevar la bici en el coche y hay que tener en cuenta no solo cuáles son las mejores formas a nivel puramente práctico, sino también qué es lo que dice la Ley al respecto. Así la llevaremos de la mejor forma posible y, sobre todo, no estaremos inclumpiendo la normativa en ningún caso.

    Antes de entrar en detalle, sobre todas y cada una de las formas de llevar la bici en el coche, seguramente sabrás ya que principalmente se diferencian en un punto clave: que sea dentro del vehículo o que, cuando no cabe -o por otros motivos- la llevemos fuera del mismo. Pero ¿cuál es la mejor forma, cuáles son las formas legales, y qué debemos tener en cuenta?

    Qué opciones tienes para llevar la bici en el coche, cuál es mejor y qué dice la Ley

    Vamos a ir viendo las formas de llevar la bici en el coche con sus ventajas e inconvenientes y después repasaremos qué dice la ley aplicable al respecto. Es decir, qué debes cumplir para estar de acuerdo con la ley.

    Dentro del coche

    Siempre y cuando haya espacio suficiente en el interior del coche, esta será mejor la idea para transportar nuestra bici. En muchos casos hará falta desmontar una rueda, en otros será necesario incluso desmontar ambas. Es fundamental no tapar los cristales o hacerlo en menor medida de lo posible, porque de lo contrario estaremos dificultando la visibilidad exterior y reduciremos de forma considerable la seguridad.

    Los portabicicletas de bola de remolque actuales suelen ser basculantes, luego no hay por qué bloquear el acceso trasero.

    ¿Por qué para llevar la bici en el coche, lo mejor es hacerlo dentro? Porque es rápido, barato y no va a darnos problemas de aerodinámica; es decir, no afectará al consumo del coche. Tampoco generará posibles vibraciones o sonidos molestos. Ahora bien, siempre hay que fijar la carga correctamente. Una bicicleta suelta, dentro del coche, se convierte en un potencial proyectil en caso de frenada fuerte, o de colisión. Así que unas cintas, pulpos o similares, que la mantengan en su sitio, serán una buena idea.

    La Ley nos permite llevarla aquí dentro, y podemos incluso abatir los asientos si es necesario. Pero por cuestiones de seguridad, como decíamos, presta atención a que no tape los cristales ninguna de las partes de la bicicleta y a que esté correctamente sujeta para no tener un disgusto durante la conducción.

    En el techo

    En carretera, seguro que más de una vez habrás visto que otros llevan la bicicleta en el coche, colocada en el techo, con un portabicicletas de techo. Los hay con fijación para las barras longitudinales, pero también los hay por imán, por ejemplo. Los hay de todo tipo, y en cada uno la bicicleta se coloca de una manera: puede ir con las ruedas hacia arriba, pero sin desmontar nada, o puede ir con en su posición normal -con las ruedas abajo- desmontando una de las ruedas o ninguna.

    ¿Es recomendable? Llevar las bicis en el coche, en el techo, no es la mejor idea por varios motivos. Si bien es cierto que nos dejarán la puerta trasera despejada y no supondrán un problema para el aparcamiento marcha atrás, resulta bastante complicado subir bicicletas al techo, sobre todo bicicletas pesadas y especialmente en coches con mucha altura de carrocería.

    Este tipo de portabicicletas, los de techo, además van a provocar que alcancemos una altura notable con nuestro vehículo, lo que podría darnos problemas en algunos aparcamientos subterráneos, por ejemplo, en función del tipo de coche que llevemos. Pero además, no son especialmente amigos de la aerodinámica y notaremos un pequeño aumento del consumo de combustible. Por otro lado, no sería extraño que notemos ciertos sonidos a determinadas velocidades de circulación.

    Si vas a montar la bici en el techo recuerda que no puedes superar los 4 metros de altura total

    En la parte trasera del coche

    Aquí hay varias opciones de las que hablar. Podemos llevar la bici en el coche en la parte trasera, pero podemos hacerlo con un portabicicletas para el portón trasero, además de que también existen opciones para la bola de remolque y, tan solo en algunos vehículos, hay opción también de contar con un portabicicletas integrado. Pero esta última opción, por muy interesante que sea, solo está disponible de parte de algunos fabricantes y en algunos pocos modelos, así que no profundizaremos en ella, por muy práctica que sea.

    El 'clásico'portabicicletas para el portón trasero es una opción muy interesante porque se puede comprar a un precio bajo, es muy cómodo de instalar y desinstalar y, por supuesto, nos pone mucho más fácil que el accesorio de techo el hecho de cargar y descargar la bicicleta. La clave está en que es un accesorio disponible para prácticamente cualquier vehículo y sin complicaciones, a diferencia del accesorio de bola de remolque -del que ahora hablaremos- que, evidentemente, requiere de la instalación de la bola de remolque.

    En el techo no molestan, pero nunca superes los 4 metros y recuerda que pesan lo suyo... Subirlas no es demasiado cómodo.

    En este tipo de accesorio podemos montar hasta cuatro bicicletas -en algunos de ellos, claro- y sin desmontar ninguna de sus ruedas. Suelen ser accesorios grandes, sí, y dificultan la visibilidad en algunos casos. Además, nos costará algo más acertar cuando estemos aparcando marcha atrás. Pero la gran pega de este tipo de accesorio es que, cargando mucho peso y con el paso del tiempo, un portabicicletas 'de maletero' nos puede acabar descolgando o deformando el portón trasero. Recuerda que, si se tapan la matrícula o pilotos, entonces tendremos que llevar los elementos de señalización específicos, una placa V20 y una tercera matrícula.

    Y en el caso de un portabicicletas para la bola de remolque, cada cual escogerá la opción que más le interese, pero es probablemente la mejor opción. Hay un problema importante en ellos y es que nos bloqueará el portón del maletero cuando tengamos las bicicletas montadas, lo que puede ser bastante incómodo. No obstante, cuando no haya bicis montadas, aunque tengamos el accesorio puesto, se puede inclinar para abrir y cerrar el portón sin problema.

    La clave está en que este portabicicletas hace descansar todo el peso del accesorio y de las bicicletas sobre el chasis, así que no puede deformar o descolgar la puerta por mucho que carguemos, o por mucho tiempo que lo utilicemos. La otra gran pega, claro, está en que para poder utilizarlo necesitamos bola de remolque sí o sí. Más allá de esto, comparte todas las ventajas y todos los inconvenientes del portabicicletas de portón de maletero como la posible falta de visibilidad, la dificultad en el aparcamiento...

    También en el caso de un portabicicletas de bola de remolque vamos a tener que llevar la señalización que corresponde, en muchos casos conectándolo al propio vehículo por la toma de corriente del enganche de remolque y poner una placa V20, así como una tercera placa de matrícula.

    Para cualquier tipo de portabicicletas que se instale en la parte trasera del vehículo recuerda que la normativa nos permite que sobresalga no más de un 15%. Por otro lado, no podrá superar las medidas laterales del vehículo, así que en algunos casos será necesario desmontar una de las ruedas para llevar la bici en el coche de forma legal.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto