¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los concesionarios de Estados Unidos se prepararan para reactivar el mercado

    Las ventas de coches en Estados Unidos también se han visto afectadas por la pandemia del coronavirus.

    Los concesionarios de Estados Unidos ya trabajan en la reactivación de su sector del automóvil. Entre las medidas que se pondrán en marcha se encuentra una auténtica oleada de fuertes descuentos destinados a recuperar las ventas y, sobre todo, fortalecer la demanda que se ha visto afectada por la crisis generada por la pandemia del coronavirus COVID-19.

    A comienzos del pasado mes de abril ya adelantamos que Estados Unidos estaba estudiando distintas opciones destinadas a reactivar lo antes posible su sector del automóvil. Un sector que se ha visto afectado por la pandemia generada por el coronavirus COVID-19, al igual que ha ocurrido en Europa y en China. En definitiva, a nivel global. Una de las opciones que se baraja es la puesta en marcha de su particular «Plan PIVE». Ahora sabemos qué estrategia seguirán los concesionarios.

    En mayor o menor medida todos los países han sufrido (o lo están haciendo) los efectos negativos que está teniendo la pandemia sobre la actividad industrial y/o comercial. Si bien Estados Unidos es un mercado automovilístico inmenso y al que perfectamente podríamos sumar Canadá, lo cierto es que en determinadas regiones del país norteamericano las matriculaciones han caído de manera relevante.

    Concesionario en Estados Unidos
    El sector del automóvil estadounidense no es ajeno a la crisis causada por el coronavirus.

    Los concesionarios estadounidenses preparan toda una batería de medidas para recuperar las ventas de coches e incentivar la demanda. Entre ellas se encuentra la puesta en marcha de una gran cantidad de ofertas y/o descuentos agresivos. Cuanto mayores sean los descuentos más movimientos positivos se generarán en la demanda y más flujo de efectivo habrá cuando se reabran los concesionarios en aquellos lugares donde fueron cerrados.

    Por el momento, las principales asociaciones de concesionarios estadounidenses creen que es difícil predecir cómo actuará la demanda de vehículos tras la crisis del coronavirus. El devenir de la economía será clave. En cualquier caso, se espera que el ritmo de la recuperación varíe dependiendo de la región de Estados Unidos ya que no se han visto afectadas en la misma manera por el virus.

    ¿Se avecinan los mejores descuentos y ofertas jamás vistas para estimular la compra de coches nuevos? Son varios los analistas que así lo prevén. Además, son varias las marcas que han señalado su interés sobre la puesta en marcha de un programa gubernamental de estímulo para las ventas. Así lo señaló el propio Mark LaNeve, Jefe de Ventas de Ford en Estados Unidos, quien comentó que «Ciertamente creemos que sería apropiado cierto nivel de estímulo gubernamental después de la crisis para ayudar a los clientes y la industria a recuperarse».

    Concesionario Ford en Estados Unidos
    Concesionario de la marca Ford en Estados Unidos.

    Estados Unidos y Europa deben mirar a China

    China ha sido el epicentro de la pandemia del coronavirus. Allí hace tiempo que controlaron la expansión del virus y han reactivado casi por completo su sector del automóvil. Para animar las ventas de coches han puesto en marcha diversas medidas complementarias a las propias ofertas y descuentos que están ofreciendo las marcas. Por ejemplo, se ha prorrogado la exención de impuestos para la compra de coches electrificados.

    De momento, los datos que nos llegan desde el gigante asiático son ciertamente esperanzadores puesto que incluso en Wuhan, la «zona cero» las matriculaciones de coches nuevos están reportando unos registros mejores de lo esperado.

    Fuente: Faconauto