¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Existe una conspiración contra Tesla por presuntos defectos de suspensión?

Tesla es un fabricante que se ha ganado mucho respeto por su tratamiento de problemas de calidad y de seguridad, pero no es oro todo lo que reluce. Ha surgido una polémica en Estados Unidos por el fallo prematuro de un coche y el presunto intento de tapar el asunto.

Pieza de suspensión rota - Fuente: Tesla Motors Club

El 28 de abril se inicia una discusión en el foro Tesla Motors Club, en el que el usuario "gpcordaro" dice haber sufrido una rotura de la suspensión delantera izquierda -concretamente en la articulación rótula-brazo superior o cojinete esférico- de su Model S al ir transitando un camino de tierra a muy baja velocidad. Dicha rotura hizo que el coche fuese inconducible, y se llamó a la grúa (hicieron falta dos), que lo llevaron a un servicio autorizado.

Allí se declara que la avería no está cubierta por la garantía al tener las piezas afectadas un desgaste anómalo y niveles de óxido por encima de lo normal. Ahora bien, Tesla se ofrece a sufragar la mitad de la factura, de 3.100 dólares, si el cliente no comenta esto a nivel público, mediante un acuerdo de confidencialidad (NDA o Non Disclosure Agreement) y Tesla no asume la responsabilidad del fallo de la pieza.

De ahí el caso salta a la publicación Daily Kanban, en una información firmada por Edward Niedermeyer (@tweetermeyer). Este señor es conocido por haber escrito unas cuantas historias de carácter negativo sobre Tesla, como puede verse en su perfil de colaborador en Bloomberg. Además, es el cofundador de Daily Kanban, y anteriormente escribió en The Truth About Cars (o "La verdad sobre coches").

En dicha información se consideraba inaceptable que Tesla no permitiese al dueño hablar sobre el acuerdo de buena voluntad, y que podría afectar al funcionamiento eficaz del regulador de seguridad vial estadounidense, la NHTSA, por no poder ser informada. Eso no ha ocurrido.

El propietario en cuestión contactó con la NHTSA, y el organismo comenzó una investigación, lo cual Tesla ha negado en una comunicación corporativa, aduciendo que solo han recibido una petición de información rutinaria. El propio Elon Musk ha entrado al trapo, en tres tuits, zanjando la investigación de la NHTSA.

También dice que de las 40 quejas que ha recibido la NHTSA sobre las suspensiones del Model S, 37 resultaron ser falsas. Se habían utilizado datos falsos de ubicación o de números de bastidor (VIN). Es más, insinúa que "una o varias personas" están intentando crear un clima de preocupación pública por un problema inexistente.

Las imágenes del forero en cuestión, que pueden encontrarse en el hilo de Tesla Motors Club, revelan que la suspensión de su coche estaba completamente reventada y presenta un desgaste totalmente anormal para un coche que tiene algo más de 100.000 kilómetros. Si creemos al cliente, no podemos creer la versión del fabricante, y viceversa. Cada uno es libre de quedarse con la versión que prefiera.

Según Tesla, es "un caso único"

Si existe un problema de calidad generalizado que afecta a la seguridad vial, Tesla como fabricante está obligado a informar a la NHTSA (o acabará untado a multas) y efectuar una llamada a revisión para examinar todos los coches fabricados. En vez de eso, Tesla emitió un boletín técnico (TSB o Technical Bulletin Issue), instrucciones para talleres para que comprueben esos componentes en las revisiones, ¡en marzo de 2015! En una colección de Flickr se pueden ver muchos casos de Model S accidentados por problemas de suspensión, ¿serán acaso más casos silenciados?

Daily Kanban cree que es normal que un fabricante tenga un problema de calidad, puntual o generalizado, lo que no admite es que Tesla esté -presuntamente- intentando tapar el problema, amenazando a sus clientes con acciones legales si abren la boca. La cuestión ya se ha hecho pública, en cualquier caso. Tesla ha rectificado y especifica que el acuerdo no impide que los clientes se dirijan hacia las autoridades, como es la NHTSA.

Pieza de suspensión rota - Fuente: Tesla Motors Club

Hasta la fecha Tesla ha hecho lo que tenía que hacer en varias ocasiones, como cuando llamó a revisión a todos los Model S para protegerlos de un poco probable riesgo: golpear en los bajos con un objeto contundente en el asfalto y evitar un incendio. Hubo tres casos, ni un herido, los coches avisaron con tiempo de que debía detenerse la marcha. Ídem con una revisión preventiva por un cinturón de seguridad defectuoso.

Lo que hace Tesla no tiene a todo el mundo contento, ya sean competidores, el gremio de los concesionarios en Estados Unidos, o los lobbys contrarios al coche eléctrico. Ahora bien, la empresa debe despejar cualquier duda de que colabora con las autoridades en la resolución de cualquier problema que pueda afectar a la seguridad de sus coches.

¿Por qué estaba el Model S del propietario en cuestión tan dañado? Según su versión, se había metido en un camino para ir a recoger setas con su mujer, despacito y con la suspensión en su posición más alta, pero esos daños no se producen en un día, y menos diciendo que iba por debajo de 10 km/h, y que habitualmente trota por autopistas.

Una de las partes está mintiendo, la pregunta es cuál de ellas.

Fuente: Daily Kanban

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto