¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El CUPRA e-Racer señala el futuro eléctrico del automovilismo deportivo

    10

    CUPRA ha presentado su primer turismo de competición eléctrico, el CUPRA e-Racer, con una potencia máxima de 680 CV.

    Preparado para competir en el nuevo campeonato ETCR, el CUPRA e-Racer marca la estrategia en competición de la firma española.

    CUPRA ha puesto las bases de su futuro a corto y medio plazo con la presentación de la gama del nuevo CUPRA León. No obstante, este modelo ha venido acompañado del debut de los dos últimos vehículos destinados a los circuitos de la marca, el CUPRA León Competición y el CUPRA e-Racer. Este último es el primer coche de competición 100% eléctrico de la marca y está listo para competir a partir de 2021 en ETCR. Con 680 CV de potencia y un par máximo de 960 Nm, está claro que el CUPRA e-Racer no deja indiferente a nadie.

    El CUPRA e-RACER presenta un atractivo diseño. La altura de la carrocería ha sido rebajada respecto al CUPRA León de calle, lo que ayuda a estilizar su figura gracias a los pasos de rueda ensanchados. Toda su aerodinámica ha sido cuidada al detalle, desde la parrilla delantera hasta su alerón trasero. Toda la zona del paragolpes y el splitter frontal facilitan el flujo del aire a lo largo de la carrocería. Para conseguir el mejor reparto de pesos posible y un centro de gravedad extraordinariamente, la colocación de las baterías se ha realizado a lo largo de todo el fondo plano.

    El CUPRA e-Racer señala el futuro eléctrico del automovilismo deportivo
    El reparto de pesos y el centro de gravedad del CUPRA e-Racer es mucho mejor que el del CUPRA León Competición.

    El CUPRA e-Racer cuenta con un tren motriz formado por cuatro motores eléctricos situados sobre el eje trasero que ofrece una potencia máxima combinada de 680 CV, así como 960 Nm de par. Toda la energía necesaria para dar vida a estas prestaciones nace en una batería de refrigeración líquida de 65 kWh de capacidad, formada por hasta 6.072 pilas. El CUPRA e-Racer incorpora además un sistema de control vectorial del par motor dirigido al eje posterior, mientras que en plano prestacional acelera de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 270 km/h.

    En el plano deportivo, el CUPRA e-Racer contará con dos embajadores de lujo, toda vez que Jordi Gené y Mattias Ekström serán los encargados de pilotar las dos unidades que la marca de Martorell alineará en el ETCR. Ambos pilotos cuentan con un perfil muy similar, toda vez que tanto Gené como Ekström son dos pilotos veteranos, de gran experiencia y con una dilatada y exitosa trayectoria en las carreras de turismos. Sin duda, una dupla de pilotos de muchos quilates que servirá como reclamo para el inicio de una nueva etapa 100% eléctrica de CUPRA en el mundo de la competición.

    Fotos: CUPRA Racing

    El CUPRA e-Racer señala el futuro eléctrico del automovilismo deportivo