¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • La colección de clásicos abandonada que aparecía en un castillo suizo vendida al completo

La colección de clásicos abandonada que aparecía en un castillo suizo vendida al completo

18

La colección de clásicos y deportivos abandonada que aparecía recientemente en un castillo de Suiza ha logrado ser vendida al completo. Los 12 ejemplares encontraban comprador en el evento Spa Classic Sale celebrado en el legendario circuito de Spa Francorchamps.

Mercedes-Benz 300SL de 1958, el más cotizado del lote.

Hace unos dos meses nos sorprendíamos al conocer un hallazgo de semejante calibre, 12 clásicos y deportivos aparecían abandonados en un pequeño castillo en Suiza. No había más información del hallazgo que los propios vehículos, que saldrían semanas después a la venta en la Spa Classic Sale de Bonhams, aunque entendíamos que los vehículos podrían haber aparecido en la propiedad tras cambiar esta de manos.

Sin embargo, en la descripción que Bonhams añadía posteriormente a los lotes descubríamos que su vendedor actual fue el comprador original de la colección, por lo que entendemos que este simplemente se está deshaciendo o bien de parte de su colección original o por algún motivo desconocido la ha puesto a la venta completa.

La colección era muy destacable, entre los doce ejemplares podíamos encontrar modelos tan cotizados como el Mercedes 300 SL Roadster de 1958 o un Rolls-Royce de 40 / 50 hp Silver Ghost Phaëton de 1921, que en ambos casos contaban con unas estimaciones que auguraban un valor entre los 600.000 y los 800.000 euros, junto a otras piezas que podían sobrepasar las seis cifras, como un Maserati Ghibli SS de 1969, un Rolls-Royce Phantom II de 1934 y un raro Lamborghini Espada GT de 1971.

Maserati Ghibli SS 4.9 litros de 1969.

Finalmente, la estrella de la colección (y de la propia subasta) fue el Mercedes 300 SL, que prácticamente duplicó sus estimaciones iniciales al alcanzar 1.127.000 euros. La puja por este modelo, del que se fabricaron originalmente 1.858 ejemplares entre 1957 y 1963, estuvo muy animada, con duelo incluido entre dos pujadores presentes, aunque finalmente fue un desconocido comprador el que ofreció por teléfono la cantidad más alta.

El resto de esta colección no alcanzó unos precios tan elevados, pero todos los modelos lograron comprador y la gran mayoría de ellos lograba un buen resultado.

Las dos piezas más valiosas siguientes fueron el Maserati Ghibli SS 4.9 litros de 1969 y el Aston Martin V8 Volante Convertible de 1980, mientras el italiano lograba alcanzar los 174.800 gracias a un pujador telefónico, el Aston Martin superaba ampliamente su valoración máxima inicial de 140.000 euros con una puja de 172.500 euros. Tras estos encontramos el Rolls-Royce 1933 40/50 hp Phantom II Roadster que lograba llegar a los 111.550 euros.

Lamborghini Espada GT de 1971.

En total se recaudaron nada menos que 2.026.300 euros, lo que nos hace preguntarnos si realmente estos 12 ejemplares forman el total de la colección completa, que desde hace al menos un par de años no son conducidos, y que comenzó a ser formada en los años setenta.

Porsche 934/5 Kremer Group 4.

En la misma subasta encontramos otras piezas interesantes que sin embargo no encontraron comprador, como un monoplaza Benetton ex Michael Schumacher y dos Porsche clásicos de competición, el 934/5 Kremer Group 4 que os mostrábamos hace unas semanas y un 935 DP35 Group 5. Además de un 911 2.7 litros Group 4 que fue retirado antes del comienzo de la subasta.

Otras pìezas interesantes que sí lograron encontrar comprador fue un Porsche 356 A 1600 Super Speedster que alcanzaba unos espectaculares 322.000 euros y un curioso Chevrolet Corvette C3 de 1978 con una cifra ridícula de kilómetros equipado con el pack “25th Anniversary” de 1978, un ejemplar muy cotizado en tierras americanas, pero que en esta subasta celebrada en suelo europeo cambió de manos por un precio bastante económico, su puja más alta fue de solo 28.750 euros.

A pesar de contar solo con 93 kilómetros de uso, este ejemplar dispone del motor V8 L48 350 de 5.7 litros combinado con la opción de cambio automático, una combinación menos deseable que los motores L88 o la caja manual de 4 velocidades. Este ejemplar pasó gran parte de su vida en un almacén, y no fue hasta 2013 que fue descubierto y puesto de nuevo a la venta, pasando a manos del comprador actual en 2014, este lo trajo a Alemania y es quien lo ha puesto a la venta, con poco éxito en esta subasta.

Ford Mustang Convertible de 1973.

Precisamente el ejemplar más económico de la colección abandonada del castillo suizo también era un modelo americano, un Mustang convertible de 1973. Este ejemplar destacaba enormemente en una colección formada por clásicos europeos de marcas de representación, aunque entendemos que precisamente su rareza sería lo que hizo a su anterior propietario encapricharse de el, que se hizo con el Mustang mientras era estudiante en los Estados Unidos, para traerlo de vuelta con el a Suiza posteriormente.

El Ford Mustang alcanzaba un precio de 20.700 euros, a pesar de contar con la deseable opción de motor V8 Cobra Jet 351 de 5.7 litros y 4 carburadores, con una potencia en torno de los 250 caballos.

Fotos: Bonhams

Fuente: Bonhams

Noticias relacionadas

La colección de clásicos abandonada que aparecía en un castillo suizo vendida al completo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto