¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El vetusto Dodge Challenger vuelve a superar al Mustang y al Camaro en ventas

    El vetusto Dodge Challenger vuelve a superar al Mustang y al Camaro en ventas
    Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye WidebodyDodge
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera3 min. lectura

    Increíble pero cierto. El cierre del segundo trimestre de este año nos ha descubierto el excelente rendimiento de las ventas de la gama Challenger durante estos meses, en los que increíblemente el desfasado Dodge Challenger ha vuelto a superar a sus máximos y más sofisticados rivales, el Ford Mustang y el Chevrolet Camaro.

    Las actuales gamas Charger y Challenger de Dodge deberían ser casos de estudio en las escuelas de marketing o negocios, y es que a pesar de su avanzada edad no dejan de sorprendernos con nuevos éxitos comerciales, incluso con unos rivales notablemente más avanzados y frescos estéticamente.

    Los Dodge Charger y Dodge Challenger son un sedán y un coupé, respectivamente, pero que podemos encuadrarlos dentro del especial segmento muscle car estadounidense. Un nicho de mercado muy concreto que no se rige por las mismas reglas que el resto del mercado y en las que la tecnología o el diseño son aún más importantes.

    Las ventas del Camaro han caido hasta límites inimaginables.

    Sin embargo, modelos como el Dodge Challenger, que realmente nació para competir con la anterior generación de sus actuales rivales, los Ford Mustang y Chevrolet Camaro, cuenta con una configuración técnica notablemente más desfasada que la de estos últimos, que precisamente dieron el mayor salto evolutivo de su historia con el estreno de sus generaciones actuales. Sin embargo, la política comercial de Dodge está resultando todo un éxito, pues a pesar del anticuado esquema técnico del Challenger, su gama ha sido creada en torno a dos premisas muy importantes. Por un lado se trata del último modelo que emplea la receta clásica de los muscle cars, pues cuenta con enormes y potentes motores V8 asociados a un eje rígido trasero y una enorme gama compuesta por multitud de versiones deportivas. La gran mayoría de ellas a precios realmente asequibles.

    Tras el polémico facelift del camaro, al Dodge Challenger no le resultó difícil auparse regularmente hasta el segundo puesto del ranking de ventas de este particular segmento, aunque en determinadas ocasiones ha logrado incluso adelantar al rey indiscutible de los muscle cars actuales, el Ford Mustang.

    Cifras

    El segundo trimestre de este año ha vuelto a ser una de esas raras ocasiones en las que el Mustang ha sido destronado de nuevo por el vetusto Dodge Challenger que, gracias a su atractiva oferta, ha sido capaz de superarlo con una cifra de ventas trimestral de 15.052 unidades. Los Mustang y Camaro cerraron el segundo trimestre de este año con 14.676 y 2.792 unidades, respectivamente. Lo que supone una grave caída para el modelo de Chevrolet.