¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El sonido de los nuevos deportivos

    El sonido de los nuevos deportivos
    5
    Motor.es
    Motor.es

    En los últimos años, muchas han sido las compañías de automóviles que han comenzado a fabricar el sonido que producen sus mecánicas más deportivas y prestacionales. Grandes berlinas ofrecen la sensación de ir montados en superdeportivos gracias un equipo de sonido que amplifica el rugir del motor, falsificando el aullido de este.

    Guste o no, en los últimos años, los fabricantes de automóviles estudian, modifican y reproducen cada sonido de los vehículos. El equipo de audio del habitáculo ya no solamente sirve para que los ocupantes escuchen sus canciones favoritas o la radio, si no también para que cuando se pise el acelerador al máximo, el rugido de la mecánica llegue maximizado al interior de manera artificial, imitando a los grandes superdeportivos del momento.

    Hay dos buenas buenas razones para justificar esto. La insonorización en los nuevos vehículos es tan alta en algunos casos que al interior no llegan ruidos ni aerodinámicos, ni de rodadura ni por supuesto nos permite escuchar el sonido que produce la admisión y las salidas de escape de un motor. La tendencia en la reducción del tamaño de las mecánicas así como la introducción de sobrealimentadores también tiene mucho que ver en ello.

    En el mercado, actualmente, podemos encontrar diferentes tipos de soluciones contra la falta de sonido en el interior del vehículo.

    - Toyota GT86/Subaru BRZ y Lexus LFA

    Años atrás, con la llegada del Lexus LFA, el Grupo Toyota, junto con la colaboración de ingenieros de Yamaha, dieron con una posible solución al problema. Tan sencillo como que el colector de admisión o la caja de resonancia enviase parte del aire bajo los pies del conductor y acompañante, generando un gran estruendo a altas revoluciones.

    Modelos como el Toyota GT86 y el Subaru BRZ se han beneficiado de esta tecnología para incrementar las sensaciones deportivas en la conducción, aunque algunos de sus propietarios, cansados de esta ídea han tomado la decisión de tapar el conducto que envía ruido desde el vano motor hasta el habitáculo. A otros muchos, les siguen pareciendo insuficiente.

    - BMW Motorsport

    La división Motorsport de BMW, en sus última creaciones ha dejado de lado las mecánicas atmosféricas para dar paso a otras de carácter sobrealimentadas, ofreciendo más potencia y un menor consumo. Sin embargo, el uso de dos turbocompresores ha quitado parte de la emoción que siempre caracterizó al sonido de sus motores.

    BMW dio con su peculiar solución al problema. Creó un sistema capaz de realizar una reproducción sintetizada del sonido del motor a través de los altavoces del coche. El sonido que perciben los ocupantes varía en función de las exigencias al pedal del acelerador. En cambio, en los nuevos M3 y M4, según afirma la compañía, únicamente el 3% del sonido que llega al habitáculo procede de los altavoces. Esto se debe, principalmente, a las quejas de los clientes.

    Este sistema también lo utiliza Lexus en algunos de sus vehículos, permitiendo variar el volumen del mismo desde el salpicadero a través de una rosca.

    - Grupo Volkswagen


    Dependiendo de la marca o las prestaciones finales del vehículo, el Grupo Volkswagen utiliza dos sistemas diferentes. Modelos como el Audi S3, S1 o el Skoda Octavia RS hacen gala de un simple altavoz escondido bajo el capó. Internamente se conoce como "Soundaktor" y es un resonador electrónico del tamaño de un disco de hockey. Emite una especie de ruido efervescente que permite incrementar o disminuir el volumen del mismo dependiendo del modo de conducción seleccionado.

    Para las variantes diésel más prestacionales, como lo son el Audi SQ5 TDI, el Audi A6/A7 3.0 Bi-TDI o la gama diésel de Porsche, el Grupo Volkswagen instala, junto a las salidas de escape, altavoces capaces de manipular por completo el sonido del motor. La idea es que este emita un tono bajo, grave, un sonido rugiente, para hacer parecer al motor diésel un grande bloque V8 gasolina. En varias ocasiones, un servidor, ha llegado a confundirlos.

    Si pulsamos un botón el sonido cambia por completo

    Diferentes compañías, como lo son Jaguar, Porsche o Audi, disponen en la consola central, por norma general, de un botón que al presionarlo el sonido cambia por completo. De una suave melodía idónea para realizar viajes manteniendo una agradable conversación con tu compañero, pasas a un estruendo absoluto, donde todo aquel que se acerque o pase cerca del vehículo no dudará en mirarlo, incluso de mala manera, quejándose del ruido producido por el escape.

    Este sistema está compuesto por dos salidas de escape, una pensada para circular a diario y otra, que al presionar el botón anteriormente mencionado, abre una válvula que permite sacar los gases de escape por la segunda cola.

    Fuente: Carthrottle

    El sonido de los nuevos deportivos