¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Indy 500Entrevista a Oriol Servià: "¿Ser el otro español? A mí me beneficia"

    Oriol Servià admite en esta entrevista a Motor.es que está totalmente preparado para ganar las 500 Millas de Indianápolis y señala que la presencia de Fernando Alonso es una gran noticia para la competición.

    "Ojalá lleguemos los dos con opciones de victoria".

    Oriol Servià (Pals, Girona, 1974) alberga la gran esperanza de llevarse todos los focos de Indianápolis el próximo 28 de mayo. Cuando todas las miradas han ido hacia Fernando Alonso, el veterano piloto catalán, que disputará su novena edición de las 500 Millas de Indianápolis, llega pleno de confianza y en un equipo puntero bajo las órdenes de Bobby Rahal.

    Antes de comenzar la preparación para la cita más importante del motorport americano, atendió a algunos medios en exclusiva, entre los que estaba Motor.es. A diferencia de lo que opinan muchos, él está encantado de que la prensa se haya volcado en Alonso.

    Pregunta: Tras ocho participaciones en las 500 Millas, de repente aparece Alonso y usted se convierte en "el otro español"...

    Respuesta: "Llevo muchos años acostumbrado a ser el otro o la anécdota perdida. Llevo 20 años casi perdido en Estados Unidos y me parece la mar de normal que ahora que el bicampeón del mundo Fernando Alonso decida que no va a hacer el GP de Mónaco y que venga a hacer las 500 Millas, sea la noticia más chocante en el mundo del motor en 30 o 40 años. Me parece normal que haya esta excitación. En el fondo a mí me beneficia, porque vais a estar todos ahí mirando, entendiendo por qué llevo yo 20 años y por qué tiene magia esa carrera. Además me coge en un año en el que estoy en un equipo tan bueno como el de Fernando, donde los dos tendremos equipo para luchar por la victoria.

    ¿Qué tiene la IndyCar Series que no tienen otros campeonatos para que los fans se enganchen?

    Es un campeonato muy movido, con un reglamento que ya hace que haya mucha más igualdad entre equipos y pilotos, lo que hace que esté mucho más competido. Son 11 años seguidos que el campeón se ha decidido en la última carrera del campeonato, eso ya te dice la competitividad que hay. Además hay una media de unos 10 ganadores por año, en la Fórmula 1 hay uno o dos. Creo que es más divertido, porque además tenemos circuitos urbanos y circuitos convencionales, con lo que el espectador tiene un poco más qué ver. Yo llevo muchos años allí: me fui por un año y llevo casi 20. Algo debe tener...

    En la IndyCar hay una media de 10 ganadores por año, en la Fórmula 1, uno o dos

    ¿Qué hace especial la prueba de las 500 Millas?

    En las 500 Millas hay 300.000 espectadores, así que algo deben tener (risas). Son 6 o 7 paradas, la pista cambia mucho conforme avanza la carrera, hay que ir cambiando el coche en cada parada en boxes, tomar muchas decisiones durante 500 Millas que no es nada fácil... ¡Es muy divertido!

    ¿Usted haría el camino inverso que ha hecho Alonso, cambiar las 500 Millas por el GP de Mónaco?

    En este momento de mi vida, no. Fernando ya ha ganado el Gran Premio de Mónaco, pero yo no he ganado las 500 Millas. Soy realista, y sé que no puede pasar. Con la edad que tengo, no va a pasar. Y si pasara... no sé, tendría que ser de igual forma que Fernando si en Fórmula 1 hubiera dos o tres equipos para ganar. Si no fuera a Ferrari o Mercedes no sería igual.

    ¿Cómo es Michael Andretti en las distancias cortas?

    Es un tipo muy curioso. Como piloto tuvo un gran éxito en IndyCar, pero en su única temporada en Fórmula 1 fue compañero de Senna y tuvo una situación muy difícil. Aquí ha sido un supercampeón, y además su padre Mario Andretti es posiblemente el piloto más habilidoso que ha habido en el planeta. Como jefe de equipo es muy bueno, y tenemos una gran relación. De hecho, voy a hacer una confesión: hemos estado muchas veces cerca de llegar a un acuerdo para que yo pilotara para él, y cuando vi el anuncio Fernando, le dije: 'pero Michael, ¿qué haces? ¡Llevas 20 años intentando fichar a un español, y ahora has cogido al erróneo!' (risas). No, en serio: es muy buen tipo, y tiene un equipazo y sé que le van a dar a Fernando las mejores herramientas.

    Michael Andretti y yo hemos estado muchas veces cerca de llegar a un acuerdo para que yo pilotara en su equipo

    ¿Qué diferencia a su equipo, el Rahal Letterman Lanigan Racing, del resto?

    Tenemos un 'superequipo', la verdad. Hay muy buenos ingenieros, y de hecho mi ingeniero de pista va a ser el que ganó el año pasado la carrera con Alexander Rossi y el equipo de Michael Andretti. Tanto Fernando como yo tenemos muy buenas opciones de inicio para ganar la carrera.

    ¿Qué tiene el motorsport americano que le diferencia del europeo?

    Fundamentalmente es por la idea del deporte americano: todo está enfocado al 'show business'. Por eso te decía lo del reglamento, que está pensado para potenciar el espectáculo, pero no en el sentido de que sea más competitivo, sino para que sea más entretenido para el espectador. Ellos tienen claro que tienen que ofrecer algo que haga que los aficionados decidan ver en vez de ver fútbol americano, hockey, béisbol... Aquí hay tantas opciones de ver deporte que te fuerzan a intentar ser lo más entretenido.

    Si usted y Fernando Alonso, a falta de una vuelta, están peleando por la victoria...

    ¡Firmo ahora mismo! (risas). Sería fantástico. Para mí, ya es un sueño hacer una carrera contra Fernando. Nunca he corrido con él, y pensaba que de hacerlo sería en una exhibición de karting o algo parecido. Vamos a correr los dos en la carrera más grande del mundo, un poco mi carrera... ¡es genial! Ojalá lleguemos los dos al final peleando por la victoria, y sea Alonso-Servià o Servià-Alonso será un sueño cumplido.

    ¿Una promesa de aquí a un año?

    Uff... complicado. Vine para un año aquí, y ya van 20. Si hubiera tenido que hacer una promesa me habría equivocado cada año (risas). No sé, la verdad. Los dos últimos he estado muy involucrado en la Fórmula E, como socio de Dragon Racing. Empecé de piloto y luego estuve de director del equipo, y me gustó mucho. Aprendí mucho y la Fórmula E tiene cosas, como la tecnología. Luego rompimos porque mi socio y yo no acabamos muy bien... Y ahora he decidido ponerme las pilas para conseguir dos años más en IndyCar. Todavía lo hago bien cuando me siento en el coche, y oye, mi padre (Salvador Servià) fue campeón de España de rallies con mi edad, así que... Todavía me queda gasolina para seguir.

    Fotos: IndyCar

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto