Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Primer vídeo del Ferrari 512S Modulo ya restaurado en movimiento

9

Aunque hace unos pocos meses pudimos verlo en movimiento por primera vez en décadas, hasta ahora no habíamos podido ver circular libre y normalmente al Ferrari 512S Modulo de Pininfarina, ya completo tras la reciénte restauración encargada por su nuevo propietario.

El Ferrari Modulo circulando en una calle abierta por primera vez.

James Glickenhaus, el productor cinematográfico estadounidense también conocido por su faceta de coleccionista de vehículos clásicos y fundador de Scuderia Cameron Glickenhaus, lo prometió hace ya 4 años, cuando logró convencer a Pininfarina de que le vendiera el icónico Ferrari 512S Modulo. El precioso concept car sería restaurado y le sería devuelta su conducción de vehículo funcional, aunque el Modulo poco tiene de vehículo de calle convencional.

El Ferrari 512 S Modulo (o Pininfarina Modulo) es uno de los más espectaculares y conocidos prototipos del carrocero italiano y de la firma de Maranello. Fue presentado en Salón del Automóvil de Ginebra de 1970 y es uno de los mejores y más agraciados ejemplos de la corriente de diseño ‘Wedge Design’, que se basaba fundamentalmente en perfiles afilados al máximo y alturas mínimas, y cuyo fruto se ha dejado sentir hasta el día de hoy. Las gamas de Ferrari y Lamborghini de los últimos 40 años son buen ejemplo de ello.

En estos últimos 4 años el Ferrari Modulo ha sido sometido a una importante restauración, ya que a pesar de haber estado todo este tiempo bajo la tutela de sus creadores, Pininfarina, 4 décadas no pasan en balde. Además, los responsables de estos trabajos de reacondicionamiento han puesto mucho énfasis en que el Modulo vuelva a ser un modelo plenamente operativo. Lo cual es más complejo de lo que puede parecer a simple vista, pues el Ferrari Modulo no está basado en un modelo de calle, sino en un biplaza de competición.

Para crear el Modulo, Ferrari proporcionó a Pininfarina uno de los pocos chasis del Ferrari 512S del Campeonato del Mundo de Resistencia. Solo de esta manera, el carrocero logró realizar una silueta tan extrema, con una altura total mínima. Precisamente una de las particularidades que buscaban este tipo de diseños en aquel momento, como fue el caso del Lancia Stratos HF Zero de Bertone, que también fue presentado ese mismo año.

El conjunto motor y transmisión era el mismo que empleaba el 512S de competición, un V12 de 5.0 litros atmosférico que entregaba nada menos que 558 CV (¡hablamos del año 1970!), por lo que contaba con unas prestaciones realmente impresionantes, incluso para nuestra época. Su capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h es de tan solo 3,1 segundos y su velocidad máxima es de 350 km/h, en teoría, pues el Ferrari Modulo ha pasado la mayor parte de su vida como un simple modelo estático que adornaba la instalaciones del carrocero en Italia.

El escueto vídeo publicado por el propio James Glickenhaus es el mejor ejemplo de lo realmente bajo que es el prototipo. Al lado de los SUVs que aparecen en la calle parece un coche de juguete, su altura total no llega ni a las manetas de las puertas de los vehículos estacionados. En cuanto a su sonido, el clásico V12 atmosférico de carreras emana un bramido único, incluso a baja velocidad.

Noticias relacionadas

Primer vídeo del Ferrari 512S Modulo ya restaurado en movimiento
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto