¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ferrari y Aston Martin deben bajar sus emisiones de CO2, el resto cumple

Aunque la inmensa mayoría de los fabricantes europeos tienen las emisiones de CO2 controladas, solo Ferrari y Aston Martin se han excedido del objetivo para 2015. Entre los dos tendrán que pagar sanciones que no llegan a los 500.000 euros.

Fábbrica de Ferrari

Las emisiones medias de los fabricantes europeos siguen bajando, encontrándose prácticamente todos en situación de cumplir con el objetivo de 130 gramos por kilómetro de CO2 para 2015. Sin embargo, esa cifra se ajusta individualmente a cada fabricante, en función de la masa media de los vehículos que vende.

Eso significa que un fabricante que hace coches pequeños y ligeros, por debajo de la media, tendrá un objetivo menor a 130 g/km, y uno que haga coches más pesados tendrá un objetivo superior. Para 2021 el objetivo es de 95 g/km, aún queda tiempo, y los fabricantes están haciendo lo que pueden para cumplir con esas cifras.

En caso de no hacerlo, tendrían que abonar sanciones a la Unión Europea en concepto de incumplimiento, una cantidad levemente inferior a 100 euros por gramo excedido y multiplicado por el número de coches que se salen del objetivo. En 2015 solo dos fabricantes van a tener que pagar sanción, Ferrari (pues ya no forma parte de FCA) y Aston Martin (independiente).

Veamos los datos:

Si consideramos los objetivos ajustados a cada fabricante, todos los de la lista cumplen. Hay que considerar que hay marcas integradas dentro de los grandes (como Porsche dentro de Volkswagen) y que hay fabricantes partidos en dos, dependiendo de dónde tienen sus sedes. Por ejemplo, Hyundai tiene divididas sus fábricas en Europa continental y en Turquía.

Cada fabricante integra sus marcas en una u otra denominación para tener una mayor ventaja, si se venden muchos coches de bajas emisiones se compensan las emisiones de los más grandes. Análogamente, vender coches eléctricos o híbridos enchufables ayuda a reducir las emisiones medias mucho, ya que cuentan con un efecto multiplicador (supercréditos).

Según cálculos de Automotive News Europe, Ferrari tendrá que pagar 410.760 euros por exceder emisiones, mientras que Aston Martin abonará 36.370 euros. No resulta nada fácil para estos fabricantes reducir sus emisiones medias. Aston Martin lo intentó con el truco de vender el Cygnet (un Toyota iQ modificado), pero la jugada no salió bien. No son sanciones de un volumen preocupante considerando las cifras que manejan, pero es un aviso.

Aston Martin Vanquish S

¿Cómo se pueden reducir las emisiones más?

Por ejemplo, Ferrari es un fabricante de coches muy potentes, no especialmente ligeros, que consumen mucha gasolina. Por cada litro de gasolina se emite una cantidad fija de CO2, por lo que a mayor consumo, mayor emisión de gas de efecto invernadero. Ferrari necesita bajar el consumo de sus coches, aunque sea un fabricante muy pequeño (menos de 10.000 unidades al año).

Pero las fórmulas para hacerlo no son las mismas que en fabricantes como Peugeot o Toyota. Ferrari no tiene (ni tendrá) motores diésel, no vende modelos de bajas emisiones ni pequeños, no tiene eléctricos puros, ni versiones adaptadas a gas... Lo poco que puede hacer Ferrari, aparte de pagar y callar, es reducir un poco los consumos mediante el uso de turbocompresores y pequeñas mejoras en sus tragones motores.

El problema de Aston Martin es similar, pero más leve. Este fabricante tendrá a medio plazo modelos eléctricos, y se ha excedido del objetivo por no mucho. Cuando el SUV Levante llegue al mercado, el problema puede empeorar -o no- dependiendo del consumo, ya que un coche más pesado eleva la masa media y eso aleja unos gramos el objetivo a cumplir por la marca.

Algunos datos de interés

  • El 97,2% de los turismos matriculados en la UE en 2015 fueron gasolina o diésel, siendo el resto híbridos enchufables, eléctricos puros o de gas. Los híbridos normales se integran dentro de los gasolina.
  • Los diésel emitieron de media 3,3 g/km de CO2 menos respecto a los gasolina, una distancia que era mucho mayor en el año 2000, 17,1 g/km. Los gasolina han mejorado mucho más.
  • Los diésel representaron el 52% del mercado europeo, frente al 53% del año 2014. En cuanto a furgonetas, el diésel es imbatible con un 97% de las matriculaciones.
  • El fabricante que más modelos de bajas emisiones vende, por debajo de 95 g/km, es Toyota, al tener una elevada cuota de venta de híbridos que homologan eso o menos.
  • Todos estos datos se basan en homologación NEDC, son valores comparativos entre fabricantes, pero no reflejan las emisiones reales medias, ya que fuera de laboratorio se emite muchísimo más CO2.
  • El año que viene cambiarán las reglas del juego, la homologación reflejará más la conducción real de los europeos y las emisiones van a subir para todos.
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto