¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Entendiendo la fiebre de ventas del Tesla Model 3 y el Porsche Taycan

Entendiendo la fiebre de ventas del Tesla Model 3 y el Porsche Taycan

Tesla pegó la patada al avispero en 2016, cuando desveló su cuarto modelo, el Model 3. La berlina media eléctrica reveló que había una demanda latente para este tipo de coches, pero especialmente en segmentos altos de precio, no tanto en los generalistas.

BMW i3

Aunque se suele mencionar mucho a Tesla como un fabricante que ha revolucionado los coches eléctricos, ese mérito es más bien de RenaultNissan. La Alianza puso en la calle a partir de 2010 una gama de vehículos eléctricos asequibles, pero prácticamente equivalentes a un turismo como los que la gente suele comprar.

Antes del Nissan Leaf, quien quisiese un eléctrico tenía que resignarse a ir en un utilitario, un coche eminentemente urbano que era claramente insuficiente para las necesidades de una familia media, aunque ideal para los trayectos de ida y vuelta de todos los días dentro de un radio de 100 kilómetros.

Casi una década después nos sorprendemos por noticias como esta: Porsche aumenta la producción del Taycan para satisfacer 20.000 pedidos. Nótese que del Taycan solo hemos visto imágenes del prototipo que lo anticipa -Mission E Concept-, se presenta en septiembre, no está homologado, no se fabrica y ningún periodista ha podido probarlo. Y ya tiene comprometida la producción de un año, a 2.500 euros la reserva.

Este meme ilustra perfectamente la situación en abril de 2016, tras presentarse el Model 3 en público

Existe un antecedente más gordo. Cuando Tesla presentó el Model 3, lo hizo con un par de prototipos e imágenes generadas por ordenador. En 24 horas ya tenía 200.000 reservas. Faltaban meses para producirlo, de hecho, hubo que esperar a julio de 2017 para el inicio de la fabricación en serie. Ya estaban esperando más de 400.000 personas, que comprometieron 1.000 dólares como reserva.

Las reservas son como coger puesto en una cola, no comprometen a la compra del coche, sino a tener turno para comprarlo

Tesla ya había cobrado por adelantado parte de las primeras unidades de Model S y Model X, recordemos aquellas ediciones "Signature", que requerían una reserva de hasta 5.000 dólares. Sin embargo, la demanda del Model 3 superó las expectativas y prácticamente nadie dejó de sorprenderse.

Se anunció con un precio "desde 35.000 dólares", válido para el mercado estadounidense. Dicho modelo, el de ese precio, no ha estado disponible hasta este mes, marzo de 2019, año y medio después de iniciarse la producción. ¿Y cuántos Model 3 se han vendido? Según los cálculos de Bloomberg, la cifra supera las 215.000 unidades, en torno a la mitad del volumen de reservas a mediados de 2016. Casi ninguno es un Model 3 Standard, son más caros.

Pincha para información actualizada

Ya que Tesla no proporciona datos de ventas mes a mes, la cifra exacta de Model 3 no es precisa, es inferida a partir de varias fuentes de datos. El modelo de Bloomberg se asemeja mucho a cifras reales

Es un volumen muy respetable. Podemos compararlo con la vida comercial de un coche especialmente exitoso, el Citroën C3, que tiene 400.000 pedidos en menos de dos años desde que empezase a venderse. Esto tiene más lógica, ya que hablamos de un coche que cuesta dos a tres veces menos que un Model 3, y se lo compra gente con menor nivel adquisitivo.

El Nissan Leaf acaba de sobrepasar la cifra de 400.000 unidades vendidas desde finales de 2010

La demanda de eléctricos frenética de Model 3 y Taycan no es representativa del mercado en general, sino del mercado de gama alta o Premium. De los 200.000 y pico Model 3 que se han fabricado, casi ninguno costó 35.000 dólares. La media está más cerca de los 60.000 dólares entre los extras, motores más potentes y versiones de mayor autonomía.

Ahora mismo modelos como Hyundai Kona EV o Nissan Leaf, muy asequibles para el ciudadano medio, no tienen comprometidas la producción de un año entero, ni de varios en cadena. Existe una demanda dormida para esos vehículos: cuando bajen de precio, cuando aumenten su autonomía y cuando haya una mayor infraestructura para cargarlos. Punto pelota.

Nuevo Tesla Model 3 standard range

Salvo sorpresa mayúscula, el Model 3 Standard llegará a España a un precio de 40.000 euros en adelante, ya que hay que sumar los aranceles de importación, gastos de transporte por el Atlántico y un 21% de IVA. Seguirá sin ser un coche para las masas, y es que nunca ha pretendido serlo.

Cuando se ha asumido esa realidad, los datos revelan la cruda realidad: los coches eléctricos se están vendiendo fundamentalmente en países con una elevada renta per cápita (y dentro de su población, gente de clase media/alta), o donde la fiscalidad con el automóvil convencional es más severa. Fuera de esos cotos, la cuota de matriculación de eléctricos sigue siendo muy baja, aunque va subiendo poco a poco.

El día que Renault, Nissan, Hyundai, Kia o cualquier otra marca generalista reciba tal avalancha de peticiones que cubra la producción prevista para un año o dos, corroboraremos que hay una fiebre por el coche eléctrico. Por el momento solo podemos inferir que hay una gran demanda de eléctricos Premium, pues el público general sigue esperando su momento.

Nissan Leaf de segunda generación

Es correcto también que el Nissan Leaf se vende peor que el Model 3 en la actualidad en sitios como Estados Unidos, casi en una proporción de 1:4. Normal, quien puede permitirse la diferencia de precio prefiere un Model 3: más tecnología, más potencia, más autonomía, y encima es producto genuinamente americano. En Europa dudo mucho que vaya a ser así, al menos fuera de Noruega, Dinamarca u Holanda, ¡pero puedo equivocarme!

En Europa -en general- la tarta se la están comiendo principalmente Nissan Leaf, Renault ZOE, BMW i3, Volkswagen e-Golf... Salvo el i3, no hablamos de modelos Premium. En EEUU el Model 3 está comiendo en ventas a modelos que son Premium, y otros que no, también. Vuelvo a decir eso del poder adquisitivo. La autonomía no es un problema con una red de supercargadores tan extendida, y la infraestructura tampoco lo es en ese país.

En resumen, resulta un razonamiento para coger con pinzas eso de que hay una fiebre por los coches eléctricos, y decirlo así, sin aportar matices. Cuando esa fiebre llegue a la "gente normal", y las versiones térmicas queden desplazadas en el mercado, hablaremos. Para eso aún quedan años, y para entonces, Tesla y Porsche se habrán hinchado a vender eléctricos caros a quien sí puede permitírselos.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto