¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ford Shelby Mustang GT350R, un pura raza de carretera (con vídeo)

    10

    El Salón de Detroit 2015 sigue sacando a la luz nuevos modelos, entre los más potentes de la muestra americana se encuentra el Ford Shelby Mustang GT350R. Con una configuración más de pista que de carretera, el Shelby GT350R llega con un poderoso motor V8 de 5,2 litros y 500 caballos de pura potencia americana.

    La R siempre significa deportividad, y el Shelby GT350R la desborda por cada uno de sus poros

    Hay que reconocer que el Mustang ha sabido modernizarse con el paso del tiempo. En 1965 el legendario Carrol Shelby presentó un Mustang con un espíritu más de carreras que de carretera. El Salón de Detroit 2015 ha traído a escena una adaptación de aquel primer modelo original, el Ford Shelby Mustang GT350R, que al igual que hace 50 años presenta la configuración más radical del Mustang.

    No es justo comparar a ambos modelos. El señor Shelby no contaba por entonces con la tecnología ni los materiales que hoy son aplicables a los coches. El Shelby GT350R ha sido sometido a una dieta de adelgazamiento exagerada para conseguir enfocar todos y cada uno de sus poros a la mayor deportividad posible. Un caballo digno de la familia Shelby.

    Reducción de peso en la búsqueda del rendimiento. Esta ha sido la máxima del proyecto del Shelby GT350R. 59 kilogramos de ahorro frente a la versión GT350. Los paneles de la carrocería, los materiales del interior, los componentes mecánicos, un sinfín de elementos han sido sustituidos por otros más ligeros. Como por ejemplo las llantas, que de serie serán de fibra de carbono y que suponen un ahorro de casi 6 kilos por rueda.

    A menor peso mayor rendimiento, esto es así, pero también hay que saber aprovechar el flujo de aire. Ford cuenta con mucha experiencia en el mundo de las carreras, entre sus filas se encuentran algunos de los mejores aerodinamistas fuera de la Fórmula 1, por eso el trabajo realizado en el GT350R ha sido de alta escuela. Por todas partes nos encontramos con alerones y deflectores que dirigen el aire de una manera óptima.

    El empleo masivo de la fibra de carbono permiten reducir el peso del coche en 59 kilos frente al GT350

    Sin embargo, aunque la reducción de peso es importante y el trabajo aerodinámico también, la verdadera joya se esconde debajo del capó. Tomando como partida un V8 de 5,2 litros, los ingenieros americanos han modificado gran cantidad de componentes para que sean capaces de ofrecer la potencia de la manera más bestia posible. Estamos ante el motor de aspiración natural más potente que jamás haya creado Ford.

    El trabajo ha sido delicado y preciso, se han incorporado partes mecánicas derivadas de la competición, como el cigüeñal plano, los pistones forjados, el doble árbol de levas y el sistema de refrigeración mejorado. Muchos componentes que permiten que el motor alcance una potencia de 500 CV con 542 Nm de par motor. Una barbaridad que fuerza que está soportada por la transmisión manual de seis velocidades.

    Para enfatizar toda esta deportividad y que entre por los ojos, los diseñadores han creado un estilo claramente inconfundible. Siguen estando presentes las dos grandes franjas que atraviesan todo el coche, que van acompañadas de pequeños detalles en rojo. Detalles que también están presentes en el interior, donde se ha cuidado que la deportividad sea transferida a los ocupantes en forma de asientos deportivos y equipamiento exclusivo.

    El Ford Shelby GT350R estará producido bajo un número limitado de unidades. Pocas de esas unidades aterrizarán en Europa. Los americanos y canadienses serán los que más se beneficien, aunque deberán esperar a finales de año para que esta joya del automovilismo americano esté disponible. No sabemos qué precio tendrá, pero seguro que las pocas unidades que haya volarán rápidamente de los concesionarios.

    Ford Shelby Mustang GT350R, un pura raza de carretera (con vídeo)