¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La Fórmula E roza la rentabilidad en el ejercicio 2020 pese al COVID-19

    La Fórmula E roza la rentabilidad en el ejercicio 2020 pese al COVID-19
    La Fórmula E ha convertido la difícil y compleja temporada 2019-20 en su ejercicio fiscal más exitoso.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    La Fórmula E ha reducido sus pérdidas hasta los 62.000 euros en un ejercicio 2020 con una gran caída de los ingresos.

    La categoría eléctrica ha sobrevivido a los efectos de la pandemia de COVID-19 y roza por primera vez la rentabilidad.

    La Fórmula E es el único campeonato de primer nivel que mantiene un formato de calendario 'bianual', con una temporada casi futbolística que va desde finales de año hasta mediados del año siguiente. Aunque este concepto se ha difuminado en las dos últimas temporadas, sobre todo en la 'Season Seven' por el retraso de su inicio para lidiar con la pandemia de COVID-19, la serie eléctrica mantiene esta peculiaridad. Sea como fuere, los ejercicios fiscales son anuales y la categoría ha presentado los resultados de 2020. Y los datos son muy positivos, ya que la Fórmula E ha rozado el 'break even' pese a facturar un 11% menos por la crisis sanitaria.

    Aunque la Fórmula E ha demostrado ser un éxito deportivo, económicamente todavía no había encontrado el retorno necesario. La categoría eléctrica había acumulado pérdidas por valor de 10,5 millones de euros, cifra que ahora ha sido reducida a apenas 62.000 euros. Con un importante ajuste de gasto del 7%, la Fórmula E consiguió paliar la caída en los ingresos desde los 161,5 hasta los 142,8 millones. Además, también se ha pactado una reducción del 50% del recargo pactado con la matriz del grupo promotor, que pasó de 100,5 millones a 67,1 millones de euros en el último año.

    Aunque la Fórmula E ha realizado un cambio en sus ejercicios contables para fijar el cierre en el mes de septiembre con el fin de reflejar mejor el calendario de carreras, los ingresos del campeonato cayeron un 11% durante 2020 por culpa del COVID-19, hasta los 142,8 millones de euros. Una cifra que se sustenta en la facturación a los organizadores de las carreras que se realizan en las ciudades -88 millones de euros-, pero también en los acuerdos con distintos patrocinadores como ABB -title sponsor-, Allianz, Bosch, DHL, Heineken, Hugo Boss, Julius Baer, Michelin, Moët & Chandon o Tag Heuer, entre otros.

    Fuente: 2Playbook / Fotos: FIA Fórmula E