¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los chinos de GAC presentan un nuevo motor de combustión de hidrógeno

    Los chinos de GAC presentan un nuevo motor de combustión de hidrógeno
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Los fabricantes miran al hidrógeno como la salvación para mantener los motores de combustión. Los japoneses de Toyota ya están realizando pruebas con este elemento químico en competición, con el objetivo claro de derivarlo a la producción en serie. Los chinos de GAC Motor también, presentando un nuevo bloque de tres cilindros alimentado con hidrógeno.

    La pila de combustible y el hidrógeno es una solución para los eléctricos de gran autonomía, pero el elevado coste a día de hoy del sistema impide su entrada en producción inmediata. Al mismo tiempo, los fabricantes de deportivos pretenden mantener la combustión en sus modelos nuevos, por lo que ven en los combustibles sintéticos la solución, aunque la producción a gran escala es todavía una misión imposible.

    Sin embargo, el hidrógeno es el que ahora se está llevando la palma, pues Toyota anunció recientemente un nuevo motor de combustión alimentado con este elemento químico. Por lo pronto, se está probando en un Corolla de competición, y con resultados positivos. Uno de los que también apuesta por esta tecnología es GAC Motor. El gigante chino acaba de presentar un primer motor de hidrógeno, entrando en una nueva era de cero emisiones y de la movilidad más sostenible.

    Foto Toyota motor hidrógeno - tecnología
    Detalle del nuevo motor de combustión de hidrógeno de Toyota

    El motor de hidrógeno de GAC admite aplicaciones hasta en eléctricos

    Los de GAC han desarrollado un bloque de tres cilindros, repleto de avanzada tecnología, con una cámara de combustión de nueva generación que mejora el proceso de mezcla de hidrógeno y aire, además de novedades en el sistema de suministro de hidrógeno de las que solamente han señalado que mejora la densidad de potencia y reduce el riesgo de fugas de hidrógeno, ya que este químico es tan ligero como volátil por lo que las fugas suelen ser normales.

    Los de GAC han señalado que aún le queda un largo recorrido de desarrollo técnico por delantero, pues sus ingenieros tienen que perfeccionar la eficiencia térmica -de un 44%, según el fabricante chino- a pesar de que se ha conseguido un alto nivel de disipación de calor en la culata y en el bloque de los cilindros. El bloque también cuenta con conductos especiales, al igual que los pistones, bielas, anillos y válvulas han recibido un refuerzo.

    Los esfuerzos también se centrarán en el almacenamiento del hidrógeno a bordo de los vehículos, una parafernalia técnica que obliga a mejorar la seguridad de todo el sistema y evitar incendios. El fabricante chino ha señalado que las aplicaciones de este motor de combustión de hidrógeno abre la puerta a múltiples aplicaciones, bien como un sistema de propulsión convencional o como un generador para un extensor de autonomía.