Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

General Motors trabaja en un sistema de carga rápida para coches eléctricos

General Motors y Delta Americas están trabajando en el desarrollo de un nuevo sistema de carga rápida para coches eléctricos que permita obtener una autonomía importante en un reducido tiempo. Este tipo de cargadores serán clave para la masificación del coche eléctrico de batería.

Chevrolet Bolt cargando sus baterías

General Motors y Delta Americas están desarrollando un nuevo sistema de carga rápida para coches eléctricos.

Los coches eléctricos son cada vez más populares. Es una tendencia imparable y aunque pueda ser que su masificación no esté tan próxima como pudiéramos creer en un primer momento, lo cierto es que la movilidad eléctrica jugará un papel protagonista para el futuro de la industria automotriz. Si bien, fabricantes y marcas de coches son conscientes de varios escollos que deben ser superados para que la clase media apueste en su gran mayoría por este tipo de automóviles.

En la actualidad, la mayor parte de los coches eléctricos que están llegando a los concesionarios ofrecen una autonomía que cumple a la perfección con las necesidades que tiene a diario una gran parte de la población. Viajes imprevistos y urgencias aparte. Pero, el hecho de disponer de un automóvil eléctrico con unos 300 kilómetros de autonomía todavía no es motivo suficiente para optar por su compra.

La forma en la que los vehículos eléctricos son recargados y, sobre todo, la experiencia de uso de los cargadores, también es otro factor determinante. El poder echarse a la carretera y saber que tenemos la capacidad de realizar un largo trayecto con nuestro automóvil de cero emisiones sin mayores problemas que parar unos minutos para recargar la batería cada varias horas de viaje es algo a lo que los conductores no quieren renunciar.

Chevrolet Bolt, uno de los coches eléctricos de GM

Se busca un sistema de carga que permita obtener unos 290 kilómetros de autonomía en 10 minutos.

Los propietarios de un Tesla lo tienen relativamente fácil. Tienen a su disposición de una red de supercargadores y sus vehículos cuentan con autonomías muy importantes. Pero, lamentablemente, son coches de lujo, así que no pueden ser tomados como referencia. Los tiempos de recarga de coches eléctricos más llanos son incompatibles con el tiempo necesario para tomar un café e ir al baño en una estación de servicio.

El objetivo es que cualquier propietario de un coche eléctrico tenga la posibilidad de parar durante unos 10 o 15 minutos para recargar las baterías del vehículo y obtener la autonomía necesaria para continuar con su camino. Lógicamente, deben ser cargadores rápidos y estar disponibles. General Motors y Delta Americas están trabajando en esta cuestión. Así lo ha desvelado Bloomberg tras tener acceso a una interesante información.

Ambas compañías están trabajando en el desarrollo de un nuevo sistema de carga rápida para vehículos eléctricos que permita obtener una autonomía aproximada de 300 kilómetros en menos de 10 minutos. Todavía no se conocen muchos detalles sobre este proyecto, pero está claro que factores como el precio de uso serán determinantes para el éxito o fracaso de este nuevo sistema de GM.

Fuente: Bloomberg

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto