¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El primer ejemplar de producción del Hennessey Venom F5 revela todos sus secretos

    15
    Hennessey Venom F5 #01Hennessey

    Hennessey ha desvelado todas las imágenes y datos del primer ejemplar fabricado del brutal Hennessey Venom F5. Un radical hiperdeportivo fabricado en carbono que cuenta con un brutal V8 a medida de casi 1.850 caballos con el que la compañía pretende batir el récord de velocidad para modelos de producción.

    Tras varios años de anuncios, teasers y algún que otro modelo a escala, al fin nos encontramos ante el primer ejemplar real del nuevo Hennessey Venom F5. El radical hiperdeportivo de motor central estadounidense que pretende ser el modelo de producción más rápido de la historia y el primero en homologar una velocidad máxima superior a los 500 km/h (311 mph).

    Con esta carta de presentación ya tenemos claro que no nos encontramos ante uno de los modelos habituales de la compañía de John Hennessey, uno de los tuners más reputados del mercado norteamericano. Este modelo sigue la estela del radical Hennessey Venom GT que la compañía tejana fabricó entre 2011 y 2017, aunque este no es el resultado de una radical transformación que emplea el bastidor de un pequeño Lotus Elise/Exige, sino un modelo totalmente nuevo creado a medida desde cero por Hennessey.

    Los cambios son mínimos con respecto al prototipo inicial.

    Este cuenta con un bastidor monocasco de fibra de carbono que según anuncios anteriores de la compañía es mucho más rígido que el empleado en el Bugatti Chiron. Tras el habitáculo encontramos un enorme V8 de 6.6 litros de doble turbo denominado Fury que también ha sido creado a medida, aunque se cree que está basado realmente en un bloque de hierro de la familia LS de General Motors. El resultado es un agresivo biplaza de carbono que pesa tan solo 1.360 kg y que cuenta con nada menos que 1.842 CV (1.817 hp) y 1.617 Nm de par máximo. Lo que nos deja una salvaje relación peso-potencia de 0.738 kg/CV, lo que supera con creces los 1.31 kg/CV del Bugatti Chiron más ligero.

    Semejante potencial se traduce en una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y de seguir acelerando es capaz de llegar a los 200 km/h en menos de 5 segundos. En cuanto a su velocidad máxima, Hennessey anuncia que es capaz de superar las 311 mph o 500 km/h. Cifras que precisamente han servido para bautizar al modelo, pues F5 es la denominación de la categoría de tornados que cuentan con velocidades de hasta 318 mph (512 km/h).

    Récord

    En principio, la compañía no ha dado una fecha concreta, pero ya han confirmado que en 2021 van a intentar batir el récord de velocidad máxima para vehículos de producción en la pista de aterrizaje que empleaban los transbordadores de la NASA, en el Kennedy Space Center. La misma pista que empleó Hennessey para las pruebas de velocidad del Venom GT en 2014.

    Su vano motor es uno de los detalles más atractivos del modelo.

    Para evitar los innumerables quebraderos de cabeza que sufrieron los chicos de SSC North America recientemente con las pruebas del SSC Tuatara, Hennessey va a contar con ingenieros de Racelogic/VBOX para instalar, testar y calibrar los distintos aparatos de medición, además de testigos independientes y la propia prensa para confirmar los resultados de dicha prueba.

    Primer ejemplar fabricado

    La unidad de color azul oscuro que protagoniza esta serie de imágenes no es un simple prototipo, sino el primer ejemplar de producción real, dotado incluso de una placa identificativa en la que podemos leer claramente que es el número «1 de 24». Desconocemos si este ejemplar está destinado algún cliente o si por el contrario va a ser propiedad de Hennessey Performance, el caso es que este ha servido para mostrarnos un sinfín de detalles que desconocíamos del modelo.

    Además de ver con todo detalle su interior de fibra de carbono y piel por primera vez, este ejemplar nos permite asomarnos a su increíblemente atractivo vano motor, cubierto por una enorme cúpula de plexiglas transparente a través de la cual asoma el enorme bloque V8 Fury con algunos toques de amarillo. También podemos ver por primera vez los escapes funcionales del modelo y conocer detalles como sus llantas de 19 y 20 pulgadas calzadas con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2. Curiosamente, aunque John Hennessey anunció que el modelo final iba a contar con cambios con respecto al primer modelo a escala presentado, lo cierto es que las novedades (que las hay) son prácticamente inapreciables. Estas son un labio frontal ligeramente modificado, las rejillas nuevas de la zaga o las propias ópticas, cuyo aspecto cambia debido a que ya son elementos reales. El único cambio visible a simple vista es la ausencia del enorme alerón fijo que montaba el primer ejemplar presentado.

    El habitáculo es todo fibra de carbono y piel.

    Si nos fijamos con atención en las numerosas imágenes del habitáculo descubrimos numerosos elementos de diseño. Además de las dos pantallas digitales de tipo flotante, encontramos varios huecos portaobjetos repartidos por el habitáculo, cuyas superficies están plagadas de fibra de carbono vista. Un detalle de diseño muy atractivo es el volante en forma de U, inspirado en los mandos de un avión.

    Del nuevo Hennessey Venom F5 van a ser fabricadas 24 unidades (contando con esta) a un precio de 2.1 millones de dólares cada una, además de impuestos y gastos de transporte. Por lo que podemos suponer que las pocas que lleguen al viejo continente tendrán un costo superior a los 3 millones de euros. Las primeras entregas tendrán lugar en 2021.

    Vídeo de presentación del nuevo Hennessey Venom F5.

    El primer ejemplar de producción del Hennessey Venom F5 revela todos sus secretos