¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Hennessey Venom F5 supera las 200 mph en sus primeros tests y con solo 900 CV

    15
    Hennessey Venom F5Hennessey Performance

    El salvaje Hennessey Venom F5 ha logrado superar los 324 km/h (200 mph) durante unos tests aerodinámicos en una pista de aterrizaje, aunque curiosamente el modelo solo disponía de aproximadamente la mitad de la potencia que estará disponible en su V8 Fury de 6.6 litros.

    Hennessey Performance ha desvelado los últimos avances del programa de desarrollo del Hennessey Venom F5 con la publicación de un vídeo en sus redes sociales y que tenéis al pie de este artículo. El modelo ya ha sido presentado en su formato definitivo de producción y la compañía se encuentra en estos momentos realizando los habituales tests y ajustes finales antes de comenzar su fabricación.

    Una de estas pruebas ha tenido lugar en la pista de aterrizaje de una antigua base de la fuerza aérea estadounidense en Arkansas. Unas instalaciones clausuradas donde el equipo de Hennessey Performance ha realizado varios tests aerodinámicos del deportivo de carbono. Por lo que no se trata de una prueba de rendimiento ni mucho menos de velocidad. Aún así, las cifras alcanzadas por el modelo son bastante destacables.

    Será producido en estricta edición limitada.

    Empleando esta pista recta de 3.35 kilómetros, el Hennessey Venom F5 ha sido capaz de superar los 324 km/h (200 millas por hora), lo que no sería tan destacable si no fuera porque en esta fase del desarrollo del modelo la compañía está empleando un motor capado que solo entrega aproximadamente la mitad de la potencia anunciada.

    Según el preparador tejano, el V8 Fury de 6.6 litros sobrealimentado del Venom F5 es capaz de entregar 1.842 CV (1.817 hp) y 1.617 Nm de par máximo, pero durante estas pruebas había sido configurado para no exceder de los 900 caballos. Por lo que el modelo cuenta con más de la mitad de potencia disponible para alcanzar su velocidad máxima objetivo.

    Uno de los principales propósitos de John hennessey con este proyecto es destrozar el récord de velocidad máxima para vehículos de producción que por el momento sigue estando hermanos del Koenigsegg Agera RS, que en 2017 alcanzó 447,24 km/h (277.90 mph) en una carretera de Nevada. Hace unos meses el SSC Tuatara logró alcanzar los 455.3 km/h (282.9 mph) en una prueba similar, sin embargo este modelo aún no ha sido homologado para producción y por tanto el reconocimiento oficial del récord está en suspenso.

    Fabricado en carbono por completo.

    Las intenciones de la compañía de John Hennessey pasan por superar estas cifras y ser los primeros en comercializar un vehículo capaz de sobrepasar las 300 mph, lo que suponen unos 482 km/h. Aunque pueda parecer que Hennessey ya ha conseguido dos tercios de su objetivo, lo cierto es que las primeras 200 mph son bastante sencillas. Modelos como el Ferrari F40 ya eran capaces de alcanzar esta velocidad a mediados de los años ochenta con la cuarta parte de la potencia disponible en el V8 sobrealimentado del Venom F5. Poder homologar un récord de más de 300 mph no ha estado al alcance siquiera del radical Bugatti Chiron Super Sport 300+, que consiguió alcanzar los 490.84 km/h (304.77 mph) pero con una sola pasada en un sentido al circuito donde fue cronometrado, lo que impidió homologar su récord.

    Hennessey Venom F5.

    El Hennessey Venom F5 supera las 200 mph en sus primeros tests y con solo 900 CV