¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Honda NSX Type-R: así debería ser la nueva versión NSX-R

Os presentamos un render del aspecto de una posible versión Type-R del Honda NSX actual. Una versión que ya gozó en dos ocasiones el deportivo japonés durante su primera generación, como su variante más radical y orientada a las prestaciones puras.

Recreación del Honda NSX Type-R.

Si hace unos días os mostrábamos una recreación de la variante abierta del Honda NSX, hoy os traemos una aún más atrevida, la versión más explosiva del deportivo híbrido, el NSX Type-R.

Históricamente, las versiones Type-R no se han limitado a la gama del compacto de Honda, el Civic, también las podemos encontrar en otros modelos de la marca, como el Accord sedán e incluso el deportivo NSX de primera generación. El NSX original fue un auténtico game-changer, ya que por mucho menos dinero fue capaz de mostrar el camino a fabricantes con mucha más experiencia en el segmento deportivo, marcando el camino a seguir a nivel tecnológico, como fue el caso de la carrocería de aluminio, años antes de que Audi presentara su concept ASF.

El NSX de primera generación también tuvo su variante Type-R, que pasa por ser la versión más radical del deportivo japonés. Esta trataba de eliminar todos los compromisos de los ingenieros relacionados con el confort y la capacidad para poder usar a diario el deportivo, una de sus mayores ventajas como modelo de calle. Por lo que el resultado era un aligeramiento bastante severo, con la eliminación incluso del sistema de audio y en el caso del NSX Type-R facelift de 2002, un aumento de potencia hasta los 299.12 CV.

Honda NSX-R de primera generación.

Estas versiones fueron bautizadas NSX Type-R o NSX-R, y trataban de exprimir al máximo el potencial del modelo en pista, por lo que la marca tan solo exprimía las posibilidades del bastidor, sin cambios sustanciales ni aumentos exagerados de potencia.

Lo cierto es que por muy avanzado que pudiera parecer el NSX de primera generación, lo cierto es que es un monstruo analógico enfrentándose a uno digital. El nuevo NSX dispone de 4 motores, 3 de ellos eléctricos, 10 radiadores, casi el doble de potencia que el NSX-R más potente y un estudio aerodinámico tan avanzado que sería como comparar dos modelos de dos segmentos diferentes.

En el caso de imaginarnos una hipotética versión NSX-R del actual modelo, algo sobre lo que la marca japonesa por el momento no ha expresado ni tan siquiera interés, nos encontraríamos con 3 aspectos fundamentales a desarrollar: aerodinámica, bastidor y mecánica.

Radiografía del Honda NSX-R 1º generación.

En los casos de la aerodinámica y el bastidor las mejoras serían las esperadas, con retoques en los apartados de suspensión y frenos para mejorar su rendimiento en detrimento del confort de marcha, así como elementos aerodinámicos para elevar su downforce. Sin embargo, el plano mecánico sería más complicado.

El nuevo Honda NSX dispone de un complejo sistema híbrido formado por 3 motores eléctricos sumados a un motor de combustión de 6 cilindros en V y 3.5 litros, con una potencia total de 573 caballos. Actuando sobre los motores eléctricos se podría ampliar esta cifra, lo que no parece ser muy complicado, pero aumentaría la necesidad de energía y por tanto también el peso, gracias a unas baterías más grandes. Aunque la ganancia sería doble, más caballos eléctricos para correr y para poder jugar con el reparto de par entre las ruedas. Por el momento, es solo una atractiva suposición, ya que soñar es grátis.

Fotos: Automedia

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto